Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

«Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Ir abajo

«Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Dom Jun 16, 2013 3:16 am

Se podía escuchar el eco de la práctica de tiro de los Cazadores, era bueno saber que todas las paredes habían sido insonorizadas no queríamos personas indeseables, claro estaba que la mayoría de habitantes en Nueva York preferían Clubs como los de los Vampiros o los de Lobos era raro que vinieran a un bar mala muerte. Todo estaba perfectamente vigilado, no podíamos permitirnos una invasión sin saberlo y aunque era un espacio bastante amplio debido a que parte de nuestra guarida estaba bajo tierra era perfecto para entrenar a los novatos; aunque la mayoría de los que se encontraban allí éramos profesionales y aunque nos conociéramos muy poco nos unía una causa mucho más fuerte que cualquier otra cosa, la Venganza y el simple deseo de ver caer a los vampiros eso era todo, claro estaba que antes de unirnos a los cazadores se hacia una especie de juramento y no como en las fraternidades aquí éramos hermanos aunque no compartiéramos un nexo de sangre.

Luego de una ronda de entrenamiento, de un par de golpeas al saco y de práctica de tiro el sofá de la sala donde nos reuníamos los cazadores y tenía entre las manos uno de los diarios de mi familia, eran muchos más de los que podía contar ya que cada generación de nosotros había escrito su propio diario describiendo cada situación, cada arma o cada vampiro con los que se habían topado. Había incluso descrito sobre otros seres sobrenaturales, pero principalmente los vampiros y los Lobos habían sido el objetivo de nuestra familia.

Tenía claro que no tenía sentido alguno matar a vampiros de bajo rango, si queríamos sacudir el mundo vampírico y sus cimientos debíamos ir por la cabeza de los más viejos, no sería algo sencillo pero con una buena estrategia incluso los dioses caerían. Con la vista algo cansada dejo el diario sobre una pequeña mesilla junto a el mientras subía los pies en una de madera, debía pensar en algo para poder llegar a la realeza vampírica, entonces ellos de verdad tendrían temor de los cazadores.
Tenía unas cuantas flechas preparadas para ellos, y hablando de flechas recordó que había un par que debía revisar, buscando su equipo dio una mirada a las nuevas flechas, los Cazadores especializados en todo eso de la preparación de veneno con Matalobos o con veneno de Lobos para los vampiros habían hecho un buen trabajo. Sin embargo, lo difícil era adaptarlo a una flecha y que tuviera el mejor efecto pero lo habíamos logrado.

No pude evitar medir la tensión del arco antes de disparar una flecha simple de prueba a la pared – Un poco menos de tensión y estarás perfecto – dije hablando con el arco, ahora que lo notaba los disparos se habían detenido, así que seguro quien practicaba cambio a otra modalidad, saque la flecha de la pared y decidí reparar el arco.

avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Mar Jun 18, 2013 12:10 am

Había decidido venir hasta la guarida para practicar y eso que normalmente podía hacer prácticas de tiro en la comisaría, pero esto era diferente. Aquí todo estaba preparado, había objetivos móviles, maniquís, y un gimnasio con elementos diferentes que servían para ganar fuerza, resistencia y habilidades que nos ayudaban con el trabajo cuando salíamos a por los vampiros. Ganar agilidad y fuerza era algo que necesitabamos para ser capaces de sobrevivir al salir de caza. Cuanto mejor eras con estas habilidades y destrezas mejor cazador serías, si luego le añadíamos puntería y saber manejar diferentes armas, mucho mejor. Cada uno solíamos ser diestros en una disciplina, lo mío era el cuerpo a cuerpo y las armas de fuego, debido a mi entrenamiento en la academia de policía y mi trabajo diario como agente de la ley. Casi se podía decir que era el mejor en ese ámbito y por eso había llegado tan lejos en mi carrera como cazador.

Una vez que terminé con el último cargador de los que había cogido para las prácticas de tiro, decidí recoger toda la sala después de limpiarme el sudor con una toalla. Después de una ducha me tocaría un poco de meditación e ir a comer, pero primero me apetecía una cerveza por lo que fui a la parte delantera del local a pedirla para luego bajar hasta la zona de sofás, había escuchado ruidos de otro cazador practicando tiro y además aún me quedaba recoger mis armas para llevarlas a casa.

Al llegar a aquel lugar me di cuenta de que en efecto había alguien más, pero alguien que no había visto antes. Sin embargo sabía que hacía poco había llegado un inglés de quien se hablaban maravillas, lo consideraban un cazador excepcional y se hablaba mucho de sus hazañas, sobretodo a raíz de su llegada a la ciudad -
Buenos días - Comencé la conversación como saludo, educación siempre había que tener y mostrar. - Tu debes de ser el nuevo. Jo...Ju... - Me quedé unos segundos en silencio mientras pensaba la respuesta intentando recordar como me habían dicho que se llamaba, hasta que lo logré - Julian...¿cierto? - No estaba seguro pero creía recordar que ese era el nombre además conocía a pocos cazadores que fueran diestros con el arco y las flechas por estas zonas, por lo que debía tratarse de él. Había escuchado que era muy bueno con el arco, capaz de acertar en el blanco disparando varias flechas a la vez, lo cual sin duda era toda una proeza - Disculpa pero aún no nos han presentado, yo soy James - Estiré mi mano acercándome a él en señal de saludo
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Mar Jun 18, 2013 4:07 am

Hacia poco que había llegado a Nueva York, para la mayoría de las personas había venido a este país simplemente con la intención de hacer negocios pero a decir verdad había venido con otros planes, los cazadores teníamos prohibido revelar nuestra identidad a otras personas a excepción de los otros cazadores y claro estaba que algunos se tomaban dicha regla realmente en serio porque de los años que llevaba siendo cazador había conocido a muy pocos por no decir a ninguno tenía claro que nosotros jugábamos por separado y lo preferíamos de esa forma pero si deseábamos matar a los vampiros había que encontrar una manera de trabajar juntos por muy patético que fuera. Había estado leyendo los viejos diarios de mi familia, allí había datos de los vampiros más viejos y de otras criaturas; aunque las más importantes ahora mismo eran los vampiros y los Licántropos claro estaba que estos últimos estaban escaseando ya que los vampiros y ellos tenían una guerra mortal.

Me encontraba con los ojos cerrados pensando en lo que había aprendido para llegar a ser cazador, no solo dominaba el arco y la flecha, aunque era bueno en el combate cuerpo a cuerpo y con las armas los ataques a distancia eran lo mío, un cazador debía ser una especie de navaja multiuso ya que los vampiros no jugaban limpio. Una voz me despertó de mis pensamientos, al abrir los ojos me di cuenta que era otro cazador – Buenos días – respondí mientras me acomodaba en el sofá y de pronto el sujeto me reconoció y me di cuenta que al principio no me ubicaba.

-Exactamente – dije mirándolo, al parecer me conocía y no podía saber de donde no le había visto pero si era un cazador no había problema, solo podíamos confiar en nosotros mismos únicamente – Un gusto James, como ya sabes soy Julián – dije mirándole mientras estrechaba su mano la verdad es que el sujeto se veía confiable y a decir verdad si era él quien había estado disparando su arma se escuchaba realmente potente, debíamos modificar las armas normales para acabar con los vampiros.

-¿Hace cuanto que eres un cazador? – pregunte, la verdad es que era raro conocer a otro cazador y mas que fuera sincero, la mayoría de nosotros solo seguíamos nuestro objetivo y el mío era venganza, acabar con todo ser sobrenatural pero sin sacar partido de los inocentes, los humanos u otros no tenían nada que ver con nosotros.
-Por cierto buen lugar este que tienen, la verdad siempre hemos necesitado uno los Vampiros tienen sus guaridas y los lobos sus clubes, había que equilibrar la balanza.- Comente, los vampiros tenían el descaro de ocultarse a simple vista y detestaba su arrogancia, los lobos aunque eran más tranquilos seguían siendo bestias rabiosas.

avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Miér Jun 19, 2013 5:44 am

No me había equivocado con mis ideas, aquel hombre parecía ser quien yo había pensado, Julian, el cazador británico del que tan bien me habían hablado. Tenía ganas de ver con mis propios ojos que tan bueno era. Mientras estrechaba mi mano sonreí, y asentí escuchando sus palabras. Parecía agradable, al menos conmigo lo cual me gustaba pues hacía las cosas más fáciles. No todos los cazadores eran así pues muchos otros eran reacios a socializar por esa cosa que tenían de ir solos de caza. Aunque lo que tenía claro es que al menos había cordialidad entre nosotros, puede que no pretendieran hacer amigos ni nada similar pero había buen ambiente y más o menos nos conocíamos todos y hablábamos entre nosotros. Siempre había dicho que debíamos ser un equipo, era entonces cuando funcionábamos mejor pero no todos compartían mis ideas. Pero como consejero era mi labor decir ese tipo de cosas para asesorar al grupo con las mejores técnicas para lograr una mayor eficiencia.

- Podría decirse que unos 6 años, pero solo llevo 4 con el grupo. - O con esta "orden" de cazadores, si es que podía llamarse así, no era mucho pero tampoco era un novato que se acabara de iniciar ni mucho menos. Sabía que algunos habían sido entrenados desde edades tempranas y habían empezado en la adolescencia, pero no era ese mi caso. Entonces me entró el gusanillo de la curiosidad por saber cuanto llevaba él, que era más o menos de mi edad, al menos por su aspecto así lo creía - ¿Y tú? - Inquirí con curiosidad antes de asentir por sus palabras.

- Cierto es, ellos tienen sus clubes donde se camuflan a plena vista, frente a los humanos sin que sean conscientes de ellos y nosotros necesitabamos un sitio. Por eso nuestro líder mandó modificar este local para poder ser usado como lugar de entreno. - Un lugar donde también nosotros nos podíamos ocultar y a la vez preparar para la batalla, para esa infinita lucha contra los seres de la noche. El lugar no solo estaba bien acondicionado con máquinas para el entrenamiento, sino que estaba también bien oculto e insonorizado de puertas afuera, nadie en el local de mala muerte que nos servía como tapadera lograba escuchar los ruidos de disparos, lo cual era una fortuna para nuestras tareas aquí - También lo usamos para reuniones cuando vamos ha hacer alguna misión o sucede algo, además de traer aquí a los heridos en combate para curarles. - Añadí para informarle de los usos que le dábamos a este lugar- Es un buen lugar e incluso aquellos que acaban de llegar a la ciudad y no tienen donde alojarse, pueden encontrar aquí refugio. Hay pequeños cuartos con literas. A veces los aprovechamos para descansar - Supuse que le vendría bien saber todo lo que podía ofrecer este lugar, al fin y al cabo, él también lo iba a usar como el resto. 
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Jue Jun 20, 2013 2:22 am

En Londres se hacían las cosas diferentes, todos tenían metidos entre ceja y ceja el ejemplo de Van Hellsing o algo por el estilo ya que todos actuaban por separado y por eso es que nosotros estábamos decayendo, según los diarios de mi abuelo durante el tiempo en que “The Cross” estuvo activo los vampiros y los licántropos retrocedieron dramáticamente pero ahora habían tomado mucho más terreno del que incluso nosotros queríamos reconocer por esa razón había llegado exacta y directamente a Nueva York ya que se había convertido en la capital de las criaturas sobrenaturales y por ello toda la ayuda de los cazadores era necesaria. La amabilidad y la debilidad eran diferentes, por eso no tenía problema con ser amable con los cazadores o mejor dicho con mis compañeros, además siempre era necesitado un aliado cuando te enfrentabas ya sea a vampiros o a Licántropos.
Los cazadores estábamos chapados a la antigua y yo tenía claro que debíamos cambiar si queríamos sobrevivir. Escuche su respuesta a mi pregunta, así que llevaba un tiempo en todo esto no tanto como los que nacíamos en familias de cazadores y no quería pisar terreno peligroso preguntando que lo impulso a entrar en este juego de cacerías.

- Pues casi desde que nací, vengo de una familia de cazadores y sin importar el sexo entrenamos desde niños y de adolescentes nos hacen cazar nuestro primer ser sobrenatural – respondí y era la verdad, esa era una especie de ritual de paso y era posible que resultara herido o muerto pero había que probar que eras digno y toda la cosa, orgullo de cazadores y sus antecesores. – Pues se ve bastante bien, quien diría que tendríamos un sitio como este frente a las narices de los Vampiros y además dudo que su orgullo les permita ver mas allá – dije y era un buen lugar, tenía el espacio suficiente para permitir la entrada a muchos cazadores más y era genial.

Debía admitir que cuando estaba hablando con los vampiros me comportaba como alguien realmente arrogante y algunas veces mucho más oscuro que ahora, pero vamos él era un aliado y lo que menos quería era un enemigo entre los cazadores, los únicos enemigos eran aquellos que se consideraban dueños y señores de la noche –Entiendo – respondí ante su explicación, la verdad no había tenido oportunidad de recorrerlo todo pero a decir verdad teníamos como enfrentarnos a cualquiera.

Escuche sus palabras sobre un lugar para quedarse, la verdad es que no me vendría nada mal no quería tener que pasar por todo eso de buscar un lugar en la ciudad era tedioso, además no pretendía quedarme para siempre en este lugar solo el tiempo necesario para adaptarme – Pues suena bien, aun estoy buscando un departamento en la ciudad así que esto servirá por ahora.

- Por cierto, ¿Sobre cual vampiro o cual ser sobrenatural tienen la mira en estos momentos? –
pregunte, posiblemente pudiera ayudar.

avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Vie Jun 21, 2013 2:51 am

Asentí escuchando sus palabras, aquello que me contaba sobre como había entrado en este mundo, no me resultaba extraño pues conocía más casos como el suyo. Algunos provenían de familias que también se habían dedicado a la caza, pero también sabía que había más, que como yo, habían entrado en esto después de perder a algún familiar o amigo, incluso aquellos que se vieron envueltos en la última de sus batallas. 

- Se que algunos os convertís en cazadores por tradición familiar. Mis motivos para acabar siendo cazador son otros, pero me imagino que entonces llevas más tiempo que yo en esto - Tampoco quise dar más detalles de que me había impulsado a ello y agradecía que hubiera tenido la amabilidad de no preguntar por ello. Aunque en caso de que lo hiciera tampoco tendría porqué ocultarlo, todos teníamos un motivo para convertirnos en cazadores de seres sobrenaturales. 

Seguido de aquellas palabras aquel hombre comentó acerca de lo bueno que era tener un local como este, para nosotros y asentí dándole la razón pues estaba de acuerdo con él en eso. - No nos descubrirán, nos hemos preparado para eso porque ninguno nos queremos ver expuestos por lo que hay que prevenir - Le miré sonriendo, seguro de aquellas palabras que le decía pues había sido uno de los que había insistido en que necesitabamos que el refugio estuviera bien protegido.

Por lo visto, había acertado al decirle lo de las habitaciones pues parecía necesitar un sitio donde quedarse. - Por supuesto, con toda libertad puedes quedarte en uno de los cuartos el tiempo que necesites. Si quieres te puedo enseñar donde están. - Dije amable mirando a Julian. -Por el momento no hay nadie más quedándose así que puede que lo notes solitario. Por lo demás no hay problema. - No había muchos nuevos en la ciudad por aquí ni tampoco novatos a los que entrenar y que por tanto se quedaran por aquí, a excepción de él que como comentaba necesitaba un lugar donde quedarse hasta encontrar apartamento en la ciudad, donde residir.

Su pregunta logró sacarme de mi breve ensoñación, esa en la que estuve unos instantes mientras pensaba en aquello de los cuartos y la gente que éramos, entre otras cosas. Le miré prestando atención para terminar encogiéndome de hombros - Lo cierto es que no estamos sobre nadie ahora. La última vez que fuimos a por ellos, la cosa se torció y el vampiro en cuestión desapareció - Recordaba cuando yo mismo con algunos de los mejores hombres les tendimos la trampa a los vampiros al secuestrar a una de ellos, de la realeza vampírica creía, pero tras la pelea las cosas se complicaron pero por suerte también logramos algunos objetivos al deshacernos de algunos de los que habían aparecido. Suspiré al recordarlo, terminando por sacudir la cabeza y regresando a lo que estábamos que era lo importante ahora. - Pero se que algo grande se cuece, llevan un tiempo bastante tranquilos, es extraño tal como la calma que precede a la tormenta y las malas lenguas hablan acerca de una posible batalla entre dos bandos de vampiros. - Lo cual sería bueno para nosotros, vamos que si se querían matar entre ellos no iba a ser yo quien se lo fuera a impedir. - Estamos intentando enterarnos de que es lo que ocurre realmente para saber a que atenernos antes de hacer nada. No queremos ir a una trampa, como es lógico - Terminé de informar a Julian. - Pero si quieres podrías venir conmigo a una de las misiones de seguridad, que es como llamamos a las patrullas nocturnas que solemos hacer varias veces por semana. Siempre acabamos topando con alguno de esos seres y quizás podamos sacar información torturándolos. - Lo que tampoco parecía mala idea.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Sáb Jun 22, 2013 7:18 am

La gran parte de los cazadores en el mundo provenían de familias que se habían dedicado a ello por generaciones y la otra parte de los cazadores eran personas comunes y corrientes que habían sufrido de alguna forma gracias a los seres sobrenaturales sean lobos o vampiros y no es que a los cazadores de familias no les ocurriera algo realmente terrible detrás de cada Casa que daba origen a los Cazadores había alguna terrible historia y conocía perfectamente la que había estado detrás de mi familia, varios de los primeros Keppler en llegar a Londres fueron asesinados por vampiros y eso hace más de 300 años, nuestra familia se había movido en las sombras cazado vampiros desde hacía mucho tiempo y antes que eso ocurriera formaban parte de un grupo llamado The Cross, se desintegro dicho grupo pero en sus tiempos llego a ser temido por los vampiros sin importar lo viejo que fueran, pero vamos nosotros éramos humanos y ellos chupasangres inmortales, tenían ventaja pero eso no significaba que nos rindiéramos.
-Pues así es, también he tenido algo de ayuda ya que herede los diarios escritos por cada cazador de mi familia, el conocimiento es poder – le dije en aquel tono calmado, a decir verdad los vampiros siempre creyeron que no conocíamos sus debilidades y que únicamente éramos un grupo de hombres y mujeres que jugaban a la cacería pero con el paso del tiempo les demostramos que no es fácil deshacerse de nosotros.

-Es bueno tomar previsiones, los vampiros no son criaturas que tengan el orgullo para pelear de frente – dije tras escuchar su respuesta acerca de la seguridad del lugar, bueno estábamos nosotros aquí y que mas seguridad que tener una gran cantidad de cazadores alrededor –Genial, soy nuevo en todo este lugar pero me adaptare rápido así que adelante, enséñame el lugar.
- Y por la soledad no te preocupes, solo vendría a este lugar a descansar la mayor parte estaría trabajando o cazando – le dije, era la forma en la que tenia para no culparme o no recordar que mi familia había sido completamente masacrada, aunque había ocurrido hacia algunos años las imágenes persistían en mi mente como si hubiese ocurrido ayer.
Comencé a prestar atención a lo que estaba relatando sobre quien habían tenido en la mira y capto mi atención la información acerca de las batallas entre vampiros – Es raro ver a dos clanes vampíricos luchar a menos que busquen poder…. Suena interesante – confesé mientras continuaba escuchando su explicación.

-Pues no tengo problema, solo debes decirme en qué lugar debo estar y a qué hora, en ese momento no faltare los vampiros y los lobos no pueden seguir campando a sus anchas y convirtiendo a personas a placer – le dije, lo peor de un vampiro era que si un humano rogaba lo suficiente en lugar de drenarlo le arrebataba la humanidad volviéndolo uno de ellos.


avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Dom Jun 23, 2013 9:54 am

Aquello que comentaba Julian sobre los diarios desde luego que le habría sido de ayuda, seguro que habría aprendido mucho de ellos desde muy joven. Como bien decía el saber era poder, estaba de acuerdo con él en eso. Yo por contra había tenido que iniciar la búsqueda por mi cuenta, sin saber por donde empezar y aprendiendo a diferenciar entre la buena y mala información acerca de esos seres. Me imaginaba que muchas de las leyendas sobre ellos, las habían creado aquellos seres para protegerse y que parecieran simples cuentos de terror. Drácula u otros otros personajes de ficción no eran más que parte de esas leyendas. Él al menos tenía información fiable por la que empezar. 

-En mi caso yo tuve que empezar por buscar información en libros e internet y la mitad es falsa. Así que imagínate mi labor de investigación... - Le informé siendo amable pero terminando con un sonoro suspiro con el que mostraba la frustración que había supuesto aquello en su día - La mayoría lo fui descubriendo por observación. - Añadí - Pero como dices, el saber es poder y ahora por suerte se bastante de ellos - Como también sabía
 lo de sus anillos, lo que les producía el sol o como acabar con ellos, entre otras muchas cosas que me habían servido para saber mejor a que me enfrentaba. E incluso ahora gracias a mi amiga Alexa estaba acercándome a una pista sólida sobre quienes podrían ser los originales, pero ese dato me lo guardaría muy bien hasta estar completamente seguro. 

Asentí cuando dijo que no eran criaturas que pelearan de frente, era cierto, les daba igual el modo con tal de lograr su objetivo. Luego sonreí al escucharle decir que solo vendría a descansar, pero más aún cuando me aseguró que mi información le resultaba interesante - Por mi se pueden matar entre ellos, nos harían un favor a todos. Pero sea cual sea su motivo, no me agrada que los inocentes se puedan ver afectados por lo que sea que planeén esos seres - Fui de o más sincero con él en mi respuesta. Por mi podrían acabar con su estirpe siempre y cuando con ello no sesgaran más vidas humanas e inocentes, por efecto colateral. Ya bastante daño habían hecho durante siglos, tenía entendido que algunos tenían incluso más de 700 años. Algo totalmente anti natura. 

Mientras caminábamos hacia la zona de las habitaciones, le seguía escuchando. Me alegró su buena predisposición a convertirse en mi compañero de caza, era agradable darse cuenta de que no todos eran tan individualistas. - Te avisaré para confirmártelo, pero en principio tengo pensado salir esta noche. Podríamos quedar aquí sobre las nueve y después ir a alguno de los lugares donde se suelen presentar. Conozco los locales donde seguro alguno se dejará caer en busca de turistas o jóvenes despistados. Podremos esperarles y tender una emboscada. Más o menos se como se mueven - Quise informarle pues hacía tiempo que llevaba en esto, era neoyorkino y policía, sabía donde había mayor indice de altercados y muertes en extrañas circunstancias, tenía hecho mi propio seguimiento de aquellos seres y bien aprendida la lección.

En cuanto llegamos a la puerta que daba a las habitaciones me paré - Veamos, tras aquella puerta - Le señalé la que había a la izquierda - Hay unos vestuarios con ducha y casilleros. A la derecha - Señalé ahora la otra puerta - Está una sala de estar con televisión y me parece que alguien se trajo una Xbox para cuando queremos relajarnos, también tenemos algunos libros en unas estanterías con información sobre los seres de la noche y algunos con acotaciones hechas por los cazadores que han pasado por aquí o que los cedieron. - Continué informando - Y esta de enfrente es la de entrada a las habitaciones. - Según abrí entré viendo aquel pequeño pasillo con tres puertas, que eran las habitaciones que teníamos. Al no ser muchos los que se quedaban aquí no necesitábamos más - En la del fondo hay un botiquín, pero todas son iguales salvo por eso. Tienen armario dos literas y una cama normal, además de unos casilleros con llave para los más precavidos o posesivos con sus cosas - Abrí la primera de las habitaciones para mostrársela y así que viera como eran. Lo cierto es que no era como un hotel, pero estaban cuidadas y limpias a pesar de ser unos cuartos humildes y normales. - Podrás ponerte cómodo - Comenté con buen humor, no había nadie más así que... no tendría problemas para elegir donde dormir ni nada por el estilo. 
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Lun Jun 24, 2013 1:49 am

Los diarios heredados de la familia siempre te daban información verdadera, claro estaba que en el tiempo en que fueron escritos no habían solo vampiros y licántropos, también habían ménades, brujos, demonios, cambia formas y toda cantidad de ser sobrenatural pero al final fueron alejados de nuestra dimensión; aunque todo esto pareciera sacado de un libro de ciencia ficción seria arrogante pensar que solo este mundo existía solo que a nosotros no nos preocupaban los otros mundos y era cierto que las dimensiones coexistían solo que no podían tocarse ni mirarse y muchos menos salir de una e introducirse en otra lo que ocurrió en el pasado con la guerra y que fueran expulsados a otra dimensión era algo que yo no podía explicar ya que no era un brujo sino un hombre de armas y prefería que siguiera siendo de esa forma hasta el día en que muriera.

-Así es, la mayor parte de la información fue dispersada por los mismo seres sobrenaturales con tal de alejar la verdad y ocultar sus debilidades – le explique – Sin embargo, aun quedan fuentes viables y algunos datos que son verdaderamente reales, claro está que no son fáciles de encontrar ya que con los años la información ha sido cada vez mas distorsionada.

-Pues es un buen talento ese – Le dije cuando me hablo que la mayoría de las cosas las aprendió gracias a la observación – Es bueno que ahora tengas mas conocimiento y al menos no hay tantas criaturas como en el pasado pero siguen habiendo suficientes como para cabrear a cualquiera – le dije y era cierto, ya no había tanta variedad pero los vampiros y los lobos lo aprovecharon para dispersarse aun mas y en especifico los vampiros quienes ahora ocupaban un gran espacio de nuestro planeta y eso no era como esos programas que va, todo esto era más complicado.

Asentí ante las palabras de James, el tenia razón y nos harían un favor a todos asesinándose entre ellos pero lo más molesto de todo era que implicaran a inocentes – Para eso estamos nosotros, será difícil salvarlos a todos pero matar vampiros es lo que mejor hacemos y ten por seguro que no serán ellos quienes sobrevivan al final – Respondí con igual sinceridad, el deseo que tenia por aplastar a los vampiros era lo que movía mi existencia eso y proteger a los que no tenían que ver con nuestro mundo.
Un compañero de cacería no estaba mal, mi abuelo solía decir que dos cabezas piensan más que una, así que mientras le seguía a la zona de las habitaciones prestaba atención a lo que me decía – Me gusta la idea, además puedo servir como carnada no es lo mío pero literalmente soy turista así que no sabrán que los golpeo – le dije, no conocía Nueva York en Cambio Londres era otra historia lo conocía como la palma de mi mano, era bueno que aprendiera rápido debía recordar los lugares donde se movían “Los amos de la noche”.

Cuando se detuvo escuche su explicación memorizando todo, Vestuarios, Sala de estar y habitaciones, cualquiera que escuchara mis pensamientos creería que era una especie de robot o algo por el estilo – Claro que sí, es mejor que dormir en un motel de un barrio de Londres- Me toco hacerlo una vez ya que fingía ser un simple sujeto de clase media para dar caceria a un viejo vampiro.

-¿No hay una armería? – pregunte, claro que había para practicar tiro pero vamos la mayoría de mis flechas eran hechas por mi y una armería siempre era necesaria.

avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Jue Jun 27, 2013 5:13 am

Asiento de acuerdo con sus palabras, ya que era consciente de aquello. Nadie tendría más interés que los propios seres sobrenaturales de alterar la realidad para conseguir ventajas o en este caso, modificar los datos y las leyendas e incluso dejar pistas falsas para ocultar su rastro. Habían sobrevivido por mucho tiempo así que tenía más que claro que no eran para nada gente estúpida, aunque había de todo incluso entre ellos. - Es lógico, ellos son los más interesados en que la verdad quede distorsionada hasta el punto de no poder creer en nada de lo que se escucha - Añadí mostrando una mueca leve. Sabía que es lo que había y punto, ellos hacían su trabajo con eso y el nuestro era justo el contrario, buscar la mayor información viable posible, diferenciando la falsa de la real. 

De nuevo asentí cuando dijo que al menos ya no había tantas criaturas como antes. Eso era cierto, yo había escuchado acerca de otros seres que habían habitado la tierra como los demonios, que más allá de los mitos religiosos habían sido tan ciertos como los vampiros. Incluso había estado presente durante la llamada "Gran Batalla" tan solo hace unos años, los daños producidos por aquella batalla eran difíciles de recuperar. Sí, los edificios dañados habían sido reparados, pero no así las vidas inocentes que habían caído por culpa de todos esos seres sobrenaturales que no deberían existir. Habían sido cientos las bajas civiles, puede que incluso miles, ahora no recordaba la cifra con exactitud solo que no habían tenido miramientos en poner cebos para atrapar al otro bando. Por eso había que pararles los pies. - Son demasiados... - Para mi gusto y el de los que pensaban como yo. 

Asentí cuando dijo que no podríamos salvarlos a todos, pero que matar vampiros era lo que mejor se nos daba, estaba en total acuerdo con él. - Si matamos vampiros, de algún modo estamos salvando vidas, puede que no a todos, cierto, pero procuraremos un futuro mejor a las generaciones futuras - Eso lo tenía bien claro. Yo quería verlos caer, para que no pudieran volver a hacer daño a inocentes. 

Pero al escucharle decir que él podría servir como carnada, me hizo mirarle extraño. Parecía muy valiente si estaba seguro de exponerse a un peligro como ese, pero lo mismo de valiente parecía tenerlo de locura. No era seguro y no creía estar dispuesto a arriesgar tanto - Puede que seas un turista, pero no es seguro que seas el señuelo. Tengo mucha puntería con mi rifle, y estaría aguardando en un lugar alto desde el que apuntar sin que me viera, pero no estoy dispuesto a arriesgar a buenos cazadores pidiendo que hagas algo así. - Respondí intentando ser sincero, no dudaba de su buena forma o de sus capacidades. Sabía donde solían aparecer - Hay un local, un pub donde se suelen reunir haciéndose pasar por jóvenes de fiesta y luego, llevan a sus víctimas a callejones cercanos. Cuando están muertos se deshacen de los cadáveres. Ahí es donde atacaremos. - Ahí no era a donde iban los novatos, pues estos preferían cazar en la periferia, en sitios como el Bronx donde podían aprovecharse de las víctimas de alguna pelea callejera. 

Finalmente sonreí cuando dijo que era mejor que dormir en un motel de barrio en Londres, y asentí cuando preguntó por la armería - Si claro, al lado del pabellón de entrenamiento, donde está la sala de tiro hay un mueble a la izquierda según entras. Allí hay armas de fuego, cuchillos y filos arrojadizos para practicar. Creo que incluso tenemos ballestas y arcos con flechas. - Aunque yo era más de pistola y fusil de asalto, que eran al fin y al cabo mis armas y las que usaba para salir de caza. - Puedes echar un vistazo cuando quieras y usarlas para practicar tiro, sin problema. Tenemos la pista fija y la de objetivos móviles. - Era fácil porque eran dos salas separadas por un muro de metacrilato y fibras, preparado para evitar que se rompiera, con una puerta del mismo material, que a su vez te permitía observar al otro lado para saber si una pista estaba o no ocupada.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Dom Jun 30, 2013 4:06 am

Todo esto de modificar datos y cambiar las leyendas había nacido con el primer vampiro y el primer Licántropo, teniendo claro que luego de asesinar personas la gente se lanzaría contra ellos y averiguarían sus debilidades por lo que comenzaron a correr rumores y leyendas acerca de sus habilidades y todo lo demás enterrando la verdad dentro de aquella montaña de inexistente realidad. Incluso el vampiro original se había visto envuelto en todo esto comenzando por los crucifijos y que las estacas le mataban, todo estaba completamente errado pero no del todo ya que el Ajo solo los exponía, los crucifijos no hacían absolutamente nada y las estacas solo los ponían en una especie de estasis que nos permitía arrancarles el corazón sin ningún problema o quizás cortar sus cabezas y mi preferida era incinerarlos por completo, podría sonar totalmente macabro o sanguinario pero jamás podíamos igualar a esas criaturas la noche.

Debía admitir que su estrategia era inteligente, ocultar sus debilidades y sus autenticas historias tras mitos y leyendas que ocultaban completamente la verdad eran inteligentes y eso debía admitirlo aunque me costara – Sin embargo, no importa lo inteligente o poderoso que seas siempre habrá alguien más inteligente y poderoso que tu – dije – De allí que nuestros antecesores se dedicaran a cazarlos y pudieran conocer sus debilidades.
-Además tu que no provienes de alguna familia de cazadores descubriste la verdad, eso quiere decir que ellos no pudieron ocultarlo todo y que tienes talento para ser uno de nosotros –
Comente sinceramente, los humanos Vivian mentiras que incluso ellos no eran capaces de creer pero que se podía hacer la cuestión ahora mismo era que pocos de ellos descubrían la verdad y se unían a nosotros.

-Ni siquiera yo lo hubiese dicho mejor, un futuro sin vampiros ni licántropos en el es algo realmente prometedor – dije de nuevo sincero, los seres sobrenaturales habían hecho mucho más daño del que pudiéramos ver o sentir, convertir a otras personas, asesinar por el simple placer era algo imperdonable. La verdad es que no pude evitar reír cuando dijo que no me arriesgara, vamos es lo que había estado haciendo cazando solo – Pues puede que lo del turista no funcione pero ten por seguro que seguirán furiosos a un cazador, además si eres bueno con el rifle no habrá problemas.

-Arriesgarnos es uno de los gajes del oficio, al menos te tengo como apoyo en Londres es diferente tuve que cazar por mi cuenta y eso si es verdaderamente arriesgado, ellos estarán esperando a un cazador solitario y arrogante no a dos –le explique para que luego el hablara de donde solían reunirse. No podía creer que aun no hubiesen cambiado sus costumbres, hacerse pasar por jóvenes y terminar devorando personas en la intima oscuridad de un callejón sin salida alguna.
Tenía que planear algo ya que como él dijo no podíamos arriesgarnos, éramos de los pocos activos que quedábamos entre los cazadores – Pues me va mejor el arco y la flecha, las armas son geniales pero mi puntería mejora con un arco – dije y era cierto, podía combatir cuerpo a cuerpo sin problemas, usar un arma sin ninguna complicación pero era difícil vencerme con un arco - Pues genial, lo tomare en cuenta.

-Por cierto, ¿Qué saben de los Originales? – pregunte curioso, los diarios de mi familia y de la Croce simplemente hablaban muy poco de ellos, no solo de los originales vampiros sino también de los originales Licántropos y si queríamos hacerlos temer pues debemos atacar a los cimientos, una vez un pilar estaba roto la estructura se tambaleaba y solo el soplo del viento la hacía caer.
Era todo un poeta no lo negaba pero era la verdad, no decía que sería sencillo matarles pero al menos intentarlo.

avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Jue Jul 11, 2013 11:33 pm

Las palabras de Julian resultaban de lo más sensatas y tenía razón, como solían decir, por mucho que haya un pez gordo siempre habrá uno mayor. Y aunque yo no era procedente de una familia de cazadores, tenía mis propias formas de averiguarlo. Agradecía aquellas palabras alabando mi buen hacer y capacidades para ser un cazador. - Soy policía, tengo instinto investigador. - Respondí para aclararle, no es que los vampiros lo dejaran fácil para adivinar todas las cosas que sabía ahora, recuerdo que una vez casi me matan, curiosamente la misma noche que entré a formar parte de este grupo de cazadores. Entonces no sabía tanto como sabía ahora y solo me guiaba por mi instinto y lo que había escuchado de las leyendas sobre vampiros. Había sido un error por mi parte el no estar seguro de si lo que sabía era cierto o no y salir así a cazarlos, pero tenía que intentarlo y tenía que verlo con mis propios ojos para saber lo que era real y lo que no. Después de eso vinieron los libros y la especialización, por suerte que pude contarlo. - Aunque debería decir que tuve suerte de encontrarme con los cazadores de este grupo y que vieran maneras en mi como para reclutarme y entrenarme - Gracias a ellos no había muerto en el intento. - Aprendí muchas cosas con ellos, e incluso amplié mis conocimientos que hasta entonces habían sido escasos. -

Cuando comentó que si era bueno con el rifle no habría problemas me percaté de que no iba a poder hacerle cambiar de opinión. Tenían metido entre ceja y ceja ser el cebo e ir a por ellos, por lo que se veía, y por lo que pude escuchar estaba acostumbrado al riesgo. Yo también, no lo iba a negar ahora, pero en ese caso lo que mejor podía hacer era protegerle. - Yo también a veces tiendo a arriesgarme demasiado - Más de lo que debiera así que podía entender que le pasaba por la cabeza para pensar en exponerse así en un lugar que no conoce. - Podríamos hacer una cosa, si llevas tu arco y flechas, lo podemos esconder en algún rincón del callejón de detrás del local. Los llevamos hasta ahí y cuando empiece "el juego" podrás tenerlos a mano. Yo mientras te cubriré desde el tejado, les dejaré el cuerpo lleno de astillas que les haga retorcerse. - Y la sola idea de ello, consiguió sacarme una sonrisa de plena satisfacción, el simple hecho de pensar en esos monstruos sin alma sufriendo, era gratificante, porque igual que ellos hacían sufrir a los demas, se merecía sentir ese sufrimiento o uno mucho mayor. Y no era venganza, era justicia, pura y dura.

Al preguntar por los originales mostré una mueca y fruncí el ceño - Creo que de eso sabrás más tú, seguramente. Tengo entendido que esos vampiros son europeos. - Por este otro lado del charco no se sabía mucho - Pero estamos haciendo investigaciones, para averiguar más cosas de los vampiros y si algo nos lleva hasta los originales mejor que mejor - Aunque por ahora lo que llevaba de investigación era más bien poco, ese escudo extraño con la letra F antigua, el anillo de aquella vampiresa que podía caminar bajo el sol, y que cuyo emblema era una C también antigua... Nada digno de comentar por el momento, aún seguía con ello. - No obstante quizás y con todo el revuelo que se escucha por las calles, es probable que estén aquí. - Cabía esa posibilidad a pesar de ser una mera expeculación.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Vie Jul 12, 2013 2:50 pm

Los vampiros no conocían responsabilidad alguna, se consideraban los más poderosos en la cadena alimenticia pero la verdad es que ninguno de ellos estaba en la cúspide del poder y nosotros los cazadores lo habíamos probado y quizás no habíamos asesinado a ningún original ya que sabían ocultar su rastro pero si habíamos reducido dramáticamente sus filas en todo este tiempo y esa es la razón por la que se vieron forzado a mezclarse con humanos y a convertirlos para adquirir más personas en sus filas, en el pasado según me habían contado solo convertían a aquellos que aportaran poder ya fuera político o de alguna forma ya que si querían mantenerse oculto debían mantener a las personas en el poder para esconder sus atrocidades y hacerlas parecer ataques animales, pero el mundo había cambiado mas incluso de lo que cualquiera pudo haber previsto.


Asentí tras escuchar su respuesta, un policía entre nosotros bueno no era la primera vez que escuchaba que había un policía dentro de los cazadores y no estaba nada mal, no hacía falta empezar el entrenamiento desde cero ya que tenían ciertas habilidades además nadie más que ellos habían visto cosas extrañas y yo no tenía ningún problema, mientras la persona pudiera empuñar un arma y blandirla contra lo sobrenatural estaba de su lado – Es bueno saberlo, pues si sigues vivo es que tienes talento además eres de los poco que ve el mundo como realmente es y no como quieren mostrarlo.


-Pues no lo llames suerte, mi padre solía decir también que todos estamos destinados a algo y el hecho que te toparas con los cazadores no es coincidencia, al igual que los vampiros solemos ocultarnos y sonara a comic pero solo nos mostramos o reclutamos a quienes tienen talento para ser uno de nosotros – le explique, no reclutábamos personas débiles no éramos como los vampiros que creían en la carne de cañón y enviaban a los más débiles a su muerte con tal de protegerse.


Era difícil hacerme cambiar de opinión, la verdad es que si fuera una mujer podría desistir pero ahora no era el caso además si podíamos capturar alguno podríamos hacerle hablar sería difícil pero no imposible  - El riesgo es lo que hace divertido la cacería, el miedo que existe en convertirte de cazador a presa siempre lo hace interesante – dije, quizás pensaría que estaba loco pero vamos siendo cazador debía divertirme.


Escuche su idea y sonaba muy viable – Me gusta la idea, puede funcionar y es más viable que ocultar mi arco conmigo arriesgándome a que me descubran. – le dije escuchándolo acerca de los vampiros – Pues mi familia dejo escrito una buena cantidad de diarios, podéis darle una mirada si necesitáis información, alguno de ellos no pude traducirlos aun quizás tengan información
   
avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Vie Jul 19, 2013 5:37 am

Sonreí a razón de sus buenas palabras, era cierto que si seguía vivo era por mi talento y habilidad para esto. Había visto a mucha gente caer, como para no ser consciente de ello. - Cuando la realidad te sacude solo puedes aceptarla aunque nunca hubieras pensado que las cosas fueran a ser de ese modo - Respondí sin más a sus palabras. A mi la realidad me había azotado contra la cara y golpeado contra todo mi cuerpo dejando duras marcas que solo yo podía ver. Pero dejé el tema ahí y preferí que ahí se quedara para no recordar lo que me había llevado a ser lo que era, aunque nunca fuera a olvidar aquella noche.

Asentí de nuevo a sus palabras - Lo se, llevo años perteneciendo a esta organización y lo se. Supongo que mi destino era ser lo que soy ahora, aunque no soy persona de creer en eso del destino. El caso es que suerte o no, estoy aquí y he encontrado mi camino, así como mi propósito para la vida, aunque suene muy ñoño - Luchar por librar al mundo de aquellas bestias inmundas que nos azotaban cual virus, para preservar la seguridad de las personas inocentes que no merecían morir a manos de tales monstruos infernales. Ese era mi propósito, junto con el de preservar la paz y armonía, y que la gente se sintiera protegida en la ciudad, como buen agente de la ley que era. - Y se que no todos somos válidos, también he conocido algún caso de cazadores o gente que decían ser cazadores, pero cuya prepotencia les llevará directos a la morgue en poco tiempo - Como aquel tipo que había conocido en la calle que me había apuntado con la pistola, de haber sido un vampiro, el "señor musculitos" habría acabado convertido en un tentempié, ni siquiera empuñaba correctamente. Pero lo peor era su actitud, estaba claro que no servía para estar en la organización, y mira que había conocido cazadores prepotentes y sobervios.

Luego, al seguir escuchándole, de nuevo sonreí - Cierto es, la adrenalina de la cacería, hace que merezca la pena correr el riesgo. No te lo discuto, a mi también me ha pasado a veces - Confesé pues comprendía bien aquello que comentaba él, además de que con eso me confirmaba que no iba a desistir en su idea de hacer de cebo y no iba a insistir, así que procuraría cubrirle bien la espalda para que no se convirtiera en presa. Al menos, había aceptado mi idea de ocultar el arco, debía estar protegido con las armas que mejor manejara. Finalmente asentí una vez más, cuando escuché lo de los diarios. - Por poco que pueda ser, todo lo que nos lleve a ellos será de gran ayuda. Así que gracias, quizás te los pida para ampliar mis conocimientos - Comenté amable, cualquier cosa que pudiera servir contra ellos era algo bueno para nosotros, por pequeño que fuera, era una pieza más para completar el puzzle, como aquella pista que estaba siguiendo en base a la grafía del anillo que había encontrado y los diarios de Carter. - Lo poco que se de los Originales es que son vampiros viejos y poderosos, los más poderosos que hay. El resto de vampiros les tienen miedo. - Era poco, pero que yo supiera nunca me había topado con ninguno antes. - Aunque algo me dice que esta noche descubriremos algo más sobre ellos. - Comenté con sonrisa retorcida. Torturaría al vampiro que hiciera falta con tal de sacar algo más de información sobre los originales, quizás serían la clave para acabar con ellos de una vez, y parecía ser que Julian era de los que compartía mi opinión. Presentía que podríamos llevarnos bien. - Tal vez podríamos quedar otro día también para recopilar información y ver que más podemos averiguar, entre los diarios y libros que tenemos nosotros aquí y lo que tus diarios puedan aportar. Se que no es tan divertido como cazar, pero creo que es un trabajo interesante y necesario también -
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Sáb Jul 20, 2013 1:55 am

El talento era algo innato, nosotros los cazadores nacíamos con ello y éramos entrenados con el deseo de amplificar esas habilidades pero incluso yo sabía que había seres humanos normales como el que desarrollaban habilidades iguales a nosotros y que no estaban dispuestos a permitir que un grupo de desadaptados como los vampiros destruyeran lo que tomo años en construir y sin importar cuánto tiempo nos tomara nosotros sabíamos que seguiríamos luchando – Las cosas ocurren siempre por una razón, créeme no eres el único al que la realidad de la dado una bofetada que lo hizo retroceder pero es bueno tener mas personas entre nosotros, estamos escaseando en la actualidad mientras que los vampiros se multiplican como si de granos de arena se tratara – Era cierto, muchas personas en la actualidad en especial los más jóvenes temían a la muerte, el miedo a la muerte los hacía buscar una forma de evitarla y se topaban con los vampiros quienes no dudaban un solo segundo o posiblemente lo hacían.

-Pues suena algo ñoño – bromee – Pero es cierto, los cazadores somos llamados para cumplir nuestro propósito y tú has sido llamado así que lo que nos queda es proteger a las personas inocentes y solo hay una forma de lograr eso….matando vampiros – recalque la ultima parte, los vampiros siempre tomaban lo que querían sin pensar en las consecuencias de sus acciones o a quienes herían con estas por lo que nosotros estábamos allí para cobrar el precio, no era por gusto que a los cazadores nos llamaran Balanzas debido a que equilibrábamos el tablero.
-La arrogancia mella las bases de la victoria, esa clase de cazadores solo son movidos por sus propios deseos y estos siempre terminan llevándolos a la muerte por muy fantasioso que suene de mi parte.

-Consideran que por su linaje simplemente pueden hacer lo imposible….es lamentable – le dije y mira que había muchos cazadores como los que él había descrito, todos considerándose extremadamente fuertes y en el momento en debían demostrarlo pues simplemente terminaban muertos.

Asentí al escuchar que ambos sufríamos esos casos en los que la adrenalina de la cacería nos hacía sentir más fuerte que los vampiros pero aun manteníamos la lucidez de saber que eran vampiros y que no debíamos subestimarlos, ellos siempre sabían cómo jugar sucio.

Escuche su explicación de los originales y era básicamente lo que yo sabía, todos ellos fueron los primeros vampiros y en cierta forma su palabra era ley, además ambos teníamos el presentimiento que esta noche sería interesante, los vampiros no sabrían que los ataco. –Es una buena idea, además no te preocupes por que sea aburrido la cacería no lo es todo y como dices es un trabajo necesario que nos ha permitido sobrevivir todo este tiempo.
-Estoy seguro que descubriremos algo que los vampiros no quieren que sepamos, es hora que nosotros hagamos una buena jugada.


avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Mar Jul 23, 2013 5:43 am

No podía estar más de acuerdo con él, aquel trabajo de investigación que durante generaciones la gente dedicada a la caza de seres sobrenaturales había hecho, era lo que nos permitía a día de hoy saber lo que sabíamos sobre los vampiros. Me alegraba saber que a él también le pareciera como a mi, que necesitabamos eso, así como que hoy ibamos a descubrir más de esos seres. - Seguramente lo hagamos y no dejaremos pruebas de ello. Como tu mismo dices, es hora de dar un buen golpe. - Comenté con una sonrisa de medio lado reflejada en mi semblante y con mis ojos brillantes por la expectación. - Tengo ganas de dejar a esos seres en jaque - Atraparles y darles donde más les fuera a doler.

No había nada en el mundo que me fuera a hacer más feliz que el poder terminar con esos seres, por difícil o utópico que aquel simple hecho pareciera. Pero era mi meta y la de cualquier cazador que se precie. - Aunque no solo aspiro a descubrir de los vampiros y acabar con ellos, también con los licantropos. ¿Sabes algo de los hombres - lobo? - Tenía curiosidad porque yo sabía algo de ellos, pero casi lo que se sabía de ellos era mucho menos que lo de los vampiros, estos últimos eran más numerosos que los lobos. Algunos los creían incluso extintos, pero yo sabía que no era así, yo mismo había salido a cazar a alguna de esas bestias y había visto amigos caer bajo sus zarpas, e incluso había contemplado las marcas que habían dejado de por vida en los cuerpos de otros. Apreté el puño con fuerza, de modo inconsciente hasta darme cuenta de ello y liberar el puño con pesadez, al igual que el resuello que dejé escapar de entre mis labios.

- Ellos también son bestias a las que hay que eliminar - Al menos sabía que había cazadores especializados en ellos, a diferencia de la gran mayoría que iba a por los vampiros. Yo por mi parte iba en contra de todo lo que fuera anti natura y ambas especies lo eran. - Pero estoy contigo en que necesitamos más efectivos, lo difícil es encontrarlos. No todos valen para estar en este grupo, no todos sirven para cazadores - No era como los vampiros, que creaban a más y les daba igual, con tal de aumentar el número de miembros de su especie, a los que no servían como guerreros los usaban como carne de cañón, igual que a los neófitos, o los mataban. - Tenemos demasiada ardua tarea para el número de efectivos con los que contamos. Aunque eso tampoco me va a parar. - No era de los que se detenía cuando tenía un motivo mayor para hacer lo que hacía y este lo era, sin lugar a dudas. - Presiento que tu y yo nos llevaremos bien, parece que nos comprendemos y tenemos una idea de la caza parecida - Comenté de manera apreciativa en base a las percepciones que había recibido durante nuestra charla hasta el momento. - ¿Te apetece ir a tomar una cerveza? - Pregunté señalando a la otra parte de la pared, donde estaba situada la taberna que nos servía de tapadera.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Mar Jul 30, 2013 2:49 am

–Así será- dije en respuesta a sus palabras, la verdad el sujeto parecía una buena persona y además un buen cazador eso no podía negarse en lo absoluto, además entre los cazadores habia pocos hombres como el que no dejaban que el orgullo interfiriera con un deseo aun mayor que era acabar con los Vampiros y los Licántropos, estos últimos sin embargo eran una especie mucho más cerrada y difícil de encontrar pero los vampiros eran mucho más predecibles aunque jugaban a traición siempre podías deducir cual sería su siguiente movimiento y atacarlos entonces, incluso tenía un club donde todos se reunían y consideraban que nadie podía atacarlos allí pero si todo se daba como teníamos planeado entonces les demostraríamos que no podrían hacer nada contra nosotros – Sera un movimiento que no verán venir, me gustara ver sus caras cuando sepan que fueron atacados en su propio terreno, tengo el presentimiento que no les gustara pero da igual. – Le dije mientras escuchaba como hablaba de los Licántropos.

La verdad parte de mi deseo era matar a los lobos también, ellos habían formado parte de aquella trampa para acabar con mi familia, la cuestión era que habia reunido buena información sobre ellos – Pues si, tengo entendido que no se convierten por mordedura como en las películas sino por el contrario el  Gen licántropo debe heredarse, no son más grandes que un lobo ordinario, su fuera es formidable parecida a la de los vampiros – Comencé a explicar, la verdad parte de esa información estaba en los diarios – Son débiles a la plata y al Matalobos, una planta que es un veneno para ellos, su mordedura es mortal para los vampiros y no controlan su transformación con la luna – Termine explicándole, claro estaba que habia mas que decir de ellos, los Alfas eran los más poderosos de toda una manada pero no quería decir que no se pudieran matar.

Pude notar cierta tensión en el aire al hablar de los lobos pero preferí mantener el silencio, muchas veces un hombre necesita de la presión para recordar sus objetivos – Eso lo tengo claro, los vampiros no son lo único que me gusta cazar a decir verdad mataría a cualquier ser sobrenatural que se cruzara en mi camino. – Le dije, distinguir entre Licántropos y vampiros no era útil cuando ambos era una autentica amenaza.
Escuche atentamente y tenía razón, no cualquiera tenia madera para ser un cazador, la verdad es que nosotros buscábamos siempre calidad a cantidad, para nosotros no tenia sentido algo el poseer un ejército de personas si ninguno de ellos era capaz de hacerles frente a los vampiros o a los Licántropos –Esa es la actitud – Dije convencido – La verdad es que tienes razón pero debemos seguir moviéndonos, los sobrenaturales saben de nosotros pero nos subestiman y ese será su mayor problema.

-También tengo el mismo sentimiento, la mayoría de los cazadores creen que llevándose bien con otros serán débiles pero eso no tiene sentido y si acepto la cerveza – Dije mirándolo, un grupo de cazadores juntos le llevarían la ventaja a los vampiros sería difícil hacerlos trabajar juntos pero vamos en este momento prefería pensar en la cerveza que en el nido que cada cazador tenía en su mente.
avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Dom Ago 04, 2013 6:31 am

Sonreí por las palabras de Julian, lo cierto es que yo también tenía la impresión de que no les iba a caer nada bien a los vampiros el ataque que íbamos a hacer contra ellos. Seguro era algo que los iba a cabrear y mucho, pero realmente me daba igual eso, lo importante es que les enseñaríamos que eramos fuertes y que no nos dejaríamos amedrentar por el número de ellos que había en la ciudad. Íbamos a demostrar que éramos fuertes y lucharíamos hasta el último aliento por defender la causa.

En todo momento le presté atención pero especialmente cuando comenzó a comentar de los licántropos, esos lobos con malas pulgas con los que había peleado alguna vez en el pasado. - Es más o menos lo que yo sabía, aunque eso del Matalobos resulta muy interesante. Desconocía ese dato, pero creo que tendré que buscar dicha planta. - Nunca estaba de más defenderse y si esa planta les hacía tanto daño como Julian aseguraba, era bueno hacerse con ella y buscar alguna forma de incorporarla en las armas. Después sonreí de medio lado mirando a mi acompañante - De hecho se me está ocurriendo que si el veneno de los lobos es mortal para los vampiros, deberíamos salir a cazar a unos pocos y extraer una muestra de ese veneno para usarlo contra los vampiros - Sería una jugada maestra, si se pudiera crear una pandemia contra ellos ya sería la repera, pero me daba que no tendríamos tanta suerte como para acabar con la plaga de ese modo. Aunque quizás si pudiéramos mermar sus filas lo suficiente para plantarles cara y hacerles saber que estábamos aquí y no íbamos a parar.

De nuevo coincidíamos en la forma de pensar, eso fue lo que me confirmó cuando dijo aquellas palabras, acerca de que no solo le gustaba cazar vampiros. Mi sonrisa ahora se volvió algo socarrona y asentí - Ya somos dos, opino igual que tu, siguen siendo monstruos igual - Seres inhumanos a los que había que exterminar.  Y al igual que con eso estaba de acuerdo con él en que el primer error de aquellos seres era subestimarnos, como si no fuéramos rival para ellos, pero cuan equivocados estaban. Esa era nuestra ventaja, yo siempre había oído que hacer creer al enemigo que eras débil solía llevarle a tener una sobre confianza que a la hora de la verdad le llevaba a la fosa. Así había pasado con todos los vampiros o licántropos con los que había acabado, a lo largo de mi vida.

Caminando hacia la parte delantera del local, donde ir a tomar una cerveza le seguí escuchando - Yo creo que juntos somos más fuertes, porque tener el apoyo de un compañero, ser un grupo, te da una seguridad en combate de la que no dispones del mismo modo yendo solo. De hecho, son las operaciones que mejor salen, las coordinadas y en equipo. - Eso era algo que había aprendido siendo policía, pero también como cazador, siempre había alguien que perecía en el intento, era inevitable y doloroso ver caer a un amigo en combate, pero recordaba que al final el objetivo se lograba. Era mejor trabajar de ese modo pero no todos lo veían del mismo modo. - Además cada uno tiene un punto fuerte y domina una disciplina distinta, por lo que unidos íbamos a sumar, e incluso llevo un tiempo buscando gente como tú y como yo, para formar el grupo de élite de los cazadores. En operaciones conjuntas y ordenadas - Algo más allá de las individualidades que todos solían querer tener.

Antes de salir de la zona para cazadores, dejé mi arma en mi casillero ofreciendole que dejara allí sus armas si quería, para no entrar en el local con ellas. Después, abrí la puerta de salida, atravesamos el estrecho pasillo y abrí la puerta trasera del bar. - Hey Joe, pon aquí dos cervezas bien frías - Dije al tiempo que caminaba a una de las mesas con total confianza, como si fuera de la casa y es que se podría decir que en parte lo era.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Julian S. Keppler el Lun Ago 05, 2013 4:05 am

Los vampiros siempre estaban resintiéndose por nuestros ataques, nuestro numero era diminuto pero nos movíamos con más fuerza, este ataque les probaría que aun éramos una fuerza notable y al diablo si se molestaban si querían atacarnos le sería difícil rastrearnos pero aun mejor que todo eso nada deseábamos mas que se aventuraran en nuestro territorio seria sencillo matarlos a todos ya que me di cuenta que este lugar tenía más seguridad que ningún otro y era perfecto, quizás estaba exagerando un poco pero seguro que eran capaces de ver a una mosca volando y era perfecto ya que los vampiros tenían sus trucos y en este lugar digamos que para vencernos era imposible, así como era imposible que nos encontraran, una sociedad aun mas sellada que los mismos licántropos ya que habia una ley que debíamos respetar como nada en el mundo y era no revelar absolutamente nada de nuestra identidad a nadie a menos que este fuera otro cazador, esta era una causa que defenderíamos incluso si la piel era arrancada de nosotros

-No es muy difícil encontrarla, tampoco crecen en todas partes ya que los lobos se han dedicado a intentar erradicar dicha planta del mundo pero la naturaleza es sabia hermano mío y aun crecen y escuche que en Nueva York hay un pequeño lugar donde crecen y no es difícil obtenerlas – le dije, los lobos eran inteligentes pero la plata no los mataría únicamente aquella planta era muy útil, pero me sorprendió su iniciativa eso era un autentico cazador alguien que no temía arriesgarse y de quien surgían nuevas ideas, detestaba que mis hermanos en la causa se quedaran encajonados en las mismas ideas del pasado, debían arriesgarse y tomar la primera oportunidad que se tenía para acabar con cualquier ser sobrenatural, mientras más murieran mucho mejor.

-Esa es una idea excelente, y yo que creí que era el único que pensaba de esa forma – confesé – Me agrada tu idea, en lugar de cazar vampiros podríamos ir primero por los lobos son fuertes pero su transformación está atada a la luna así que son humanos durante el resto del mes, subestimarlos seria de idiotas pero aparte de su fuerza y velocidad siguen siendo capaces de morir.
-Nuestra ventaja es que ellos consideran nuestra humanidad una debilidad, sabes  gracias a  tu idea del veneno se me acaba de ocurrir algo, los lobos son débiles a la plata pero si la sacan de su sistema pueden regenerarse, pero ¿qué pasaría si la plata es liquida?, unas balas de nitrato de plata serian suficientes para neutralizar un licántropo –
le dije, ok estaba pensando como un maniaco pero con los lobos y los vampiros no podía pensarse como una persona normal, incluso existen rumores que los vampiros caminan en el día.

Seguí a James a la parte delantera del local mientras escuchaba su respuesta, dejando mis armas en el casillero ya que no quería parecer un mercenario ni nada por el estilo– Así es, a decir verdad si cada uno de nosotros marcha por su lado terminaremos destruidos y a decir verdad extintos y no está entre mis planes morir ahora.
-Como dices una operación conjunta da mucho mas resultados que avanzar solo en terreno peligroso –
concluí mientras escuchaba como pedía las cervezas y me sentaba frente a el en la mesa
avatar
Julian S. Keppler
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 25
Puntos : 18236
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 12/06/2013
Localización : Desconocida

datos de personaje
Poderes: -
Armas: Arco y flechas. Daga, estaca y puñales de plata.
Experiencia en combate:
20/200  (20/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por James Wilson el Sáb Ago 10, 2013 9:49 am

Escuchar las palabras de Julian hicieron aparecer una sonrisa en mis labios, saber que podía haber esa planta cerca era cosa buena. Podríamos dar caza a esos seres y matar dos pájaros de un tiro al usarlos para crear armas venenosas contra los vampiros. Un gran plan a decir verdad - En ese caso, creo que habrá que ir de ruta a "recolectar" - Comenté al ver su buena acogida a mi idea y como analizaba lo que la misma nos podía proporcionar. Si lo pensábamos detenidamente, era usar la naturaleza contra ellos para nuestro beneficio, con el fin de equilibrar las cosas y hacer de este un lugar mejor. La idea era mermar las filas de los sobrenaturales, porque eran seres anti natura que nunca debieron existir y que solo traían tragedias, dolor y sufrimiento a los seres humanos y la humanidad. Cierto es que los humanos no éramos todo amor, bondad e inocencia, pero para eso había justicia, para eso estaban las cárceles y las leyes, pero estas no servían con esos seres infernales. - Un ataque medido en días lejanos a la luna llena, nos podría permitir raptar a alguno de esos seres en su forma humana. Si logramos encerrarlo en una celda podríamos analizar ese veneno y como obtenerlo. - Sería un gran avance para nosotros tener acceso a aquellos conocimientos. - Para luego sintetizarlo y usarlo como proyectil contra los vampiros para que les entre directamente en el torrente sanguíneo - Solo de imaginarme a esos asesinos retorciéndose de dolor, merecía la pena intentarlo. Y al igual que yo había dicho lo de su veneno para con los vampiros, a él se le había ocurrido una idea para neutralizar licántropos - ¿Plata líquida? Eso si que no podrían eliminarlo fácil de su cuerpo. - Comenté apreciativamente por su idea que era brillante en mi opinión, una forma de que no pudieran regenerarse ni acabar facilmente con el problema, en líquido no podrían sacarlo, era casi un golpe maestro. - Y creo que tampoco sería algo que se imaginaran. Como también podría diseñarse un proyectil que explotara en su cuerpo y contuviera virutas de plata. De cualquier modo, serviría para neutralizar lobos y luego matarlos -

Continuamos la conversación una vez sentados en la mesa del local, y yo terminé sonriendo por sus palabras - ¿Entonces te unes? espero que más gente sea capaz de hacerlo, sería mejor para todos. Por el momento me conformo con saber que no son el único con estas ideas, camarada - Apenas un instante después Joe nos dejó las cervezas sobre la mesa y me dispuse a coger la mía. - Me gusta como piensas, me alegro de que te hayas decidido a venir aquí, necesitamos más gente como tú, como yo. Con ganas de hacer algo de verdad, con seriedad y cabeza, no a lo loco, no como héroes si no como cazadores. - Mi tono ahora era evidentemente más bajo, solo para nosotros dos, una conversación propia para que nadie más escuchara.- Quizás puedas ayudarme a captar a nuevos cazadores, y tal vez lleguemos a poder forma ese equipo de élite letal - Comenté esperanzado, pocas veces era que yo me sentía así, pero es que pocas veces daba con un cazador que fuera como yo en ese sentido, la mayoría eran más tradicionales o independientes, pero al fin parecía haber encontrado la horma de mi zapato.
avatar
James Wilson
Cazador
Cazador

Masculino Cantidad de envíos : 280
Puntos : 18661
Reputación : 3
Fecha de inscripción : 14/09/2008

datos de personaje
Poderes: ninguno
Armas: Rifle de asalto y balas de madera / arma reglamentaria de policía / Anillo de protección contra la muerte sobrenatural.
Experiencia en combate:
40/200  (40/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: «Los hombres que Odian a los Vampiros» (James W.)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.