Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

Prueba 0 {Allyson C. Hardwicke }

Ir abajo

Prueba 0 {Allyson C. Hardwicke }

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 5:56 pm

La música se mesclaba perfectamente entre las cuatro paredes de la sala de estar, llegando incluso hasta los oídos de los que se encontraban más allá en la cocina,  llenando con un suave sabor dulzón la tranquilidad de la tarde, inclusive aun a través del repiqueo de la lluvia que chocaba contra el techo y las paredes de cristal del invernadero. Había acompañado a mi madre ahí para ayudarle, aunque creo que es debido mencionar que yo solía quedarme casi siempre sentada en una esquina escuchándola hablar, disfrutando de un suave jazz, o quizá escuchar reunir su voz con la de alguna de sus cantantes favoritas. Pero esta vez, el ambiente estaba extraño; La canción de mi madre no era de las que solía poner cuando veníamos aquí, tampoco se puso a examinar sus plantas una vez llegamos. Me pidió, prácticamente ordeno, que me sentara en la misma silla de siempre y obedecí. “Cariño… tenemos un problema y no hay mucho tiempo para hablar” Esas palabras desataron en mi un extraño sentimiento que me hizo sentir extrañamente incómoda en el invernadero, mi piel se erizo y un escalofrío recorrió repentinamente mi columna vertebral en cuanto un disparo proveniente de la casa retumbo en un eco que pude jurar ametralló mis oídos. Mi vista se fijó en la de mi madre sus ojos denotaban tristeza, resentimiento y preocupación. La mano de mamá se extendió a lo largo de la mesa entre nosotras y puso un arma de fuego frente a mí “¿Qué…?” fui interrumpida antes de formular la terminación de mi pregunta seguramente mi cara era de póker pues no entendía de qué hablábamos. Finalmente ella saco una daga de plata “¿Mamá?” Ella chito para que me callara y se giró observando a su alrededor. La música suave seguía avanzando y todo en mi mente se hacía más confuso. Escuche un grito a lo lejos, distinguí la voz de uno de los ayudantes de papá. Mi cuerpo descendió hasta chocar con el suelo, mamá me había empujado justo cuando algo la ataco. Ella luchaba contra su atacante mientras gritaba “¡Lárgate de aquí!”. Me costó al menos unos segundos en reaccionar que no le gritaba a quien fuese que tuviera sobre de ella, más bien me gritaba a mí. Mis pies me hicieron moverme, más aprisa de lo que podía recordar alguna vez moverme, incluso podía sentir la lluvia golpear violentamente contra mi rostro. Entré a la casa para cruzar el umbral hacía la puerta, no veía absolutamente nada. Tropecé quejándome por el golpe, pero para entonces mi vista ya estaba puesta sobre un gran animal que jamás había contemplado. No era un lobo común y corriente, este tenía algo diferente, su mirada se encontró con la mía haciendo que pudiera reconocer el cuerpo yaciente bajo del hocico del animal “Papá…” salió de mis labios cayendo en la cuenta de que el grito no había sido del ayudante. Mi padre había sido quién grito y no lo reconocí, en un instinto de supervivencia di la vuelta para regresar, inclusive en ese instinto estaba el ayudar a mi mamá pero en mi mente se repitió su grito diciéndome que saliera de aquí. Tarde, demasiado tarde los ojos del animal estaban sobre mí haciéndome desear tantas cosas en ese momento: Tiempo, aire, luz y coherencia.

Abrí la boca al darme cuenta de lo que había hecho…. Jamás había hecho una cosa así. Sabía que ocurría, tarde o temprano pasaría y sin embargo ahí estaba yo, como siempre, comportandome como una cobarde, huyendo de los problemas que me rodeaban y que desgraciadamente estaban, por decirlo de alguna manera, en mi código genético. Volví a correr dejando atrás absolutamente todo, mis planes, mis metas, mis sueños y la falsedad en la que había vivido durante años. Mis pies se movían frenéticos contra el pavimento húmedo al mismo tiempo que las lágrimas saladas se mezclaban con el agua chorreante de mis mejillas. No quería creer lo que había pasado, seguramente abriría los ojos y me encontraría bajo unas suaves mantas calientes, olor a mantequilla proveniente de la cocina y la comodidad de estar bajo el techo blanco de mi habitación. Pero no, eso no ocurriría, ya no más.

Abrí los ojos y volví a la realidad “No puedo creer lo que escuche” dije incrédula deshaciendo mis pensamientos anteriores “Sé que sabes dónde está y no voy a descansar hasta matarlo” el hombre se acercó a mí con una mirada lobuna y movimientos gráciles que incluso me permití pensar en un gran leopardo acechando a su presa “¿Y por qué razón te lo diría?” reí irónicamente, este tipo me estaba tomando el pelo y al mismo tiempo me estaba cabreando más de lo que él necesitaba. Mi apariencia podría ser frágil, pero mi conocimiento sobre ellos estaba más allá de lo que cualquiera quisiera admitir, si necesitaba adentrarme entre ellos para obtener las respuestas que tanto anhelaba lo haría sin dudarlo “Porque si no… me encargaré de que tu patética vida termine aquí, ahora” me sonrío dándome ganas de patearle el culo por burlón “Niña, sólo te diré que es probable que no lo encuentres” me acerque hasta estar a centímetros de su rostro “¿Por qué?” Espere por respuesta hasta que se atrevió a hablar “¿De qué te serviría encontrarlo de todas formas?” Curve la comisura derecha de mis labios creando una sonrisa ladina “Es verdad… ya no me sirve su ubicación” mentí “Y tú tampoco sirves en este mundo ni para ti mismo” Pensé en darle la espalda, pero antes me detuve “Por cierto… tengo algo que te pertenece” frunció el ceño hacia mí y deje deslizarse la daga en su pecho, justo en su corazón “Tu vida” Pronuncie después de arrancarle el corazón y limpiar un poco de sudor de mi frente.

USER: Uy.... o.ó creo que me pase un poquito escribiendo, pero juro que lo edite para que quedara mas cortito sin quitar cosas importantes DDDDD: asi que ñaaamm.. bueno terminé (?) si hay algo mal editaré, es la 1am y me disculpo si algo sono irracional XD. Ah sí, también perdón por la tardanza y por el cambio repentino de nombre

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Prueba 0 {Allyson C. Hardwicke }

Mensaje por Invitado el Miér Jul 17, 2013 11:00 pm


   
Prueba aceptada.


Bienvenida, puedes pasar a hacer la ficha y el resto de los registros

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.