Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

Entrenar y ceder (mateo)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Lun Mar 31, 2014 8:17 am

Ingresó a la sala cuando faltaban pocos minutos para las 10 de la mañana. Detestaba el motivo, pero debía hacerlo. No podía darse el lujo de perder la confianza por parte de Angelus y tampoco era apropiado el tener un ambiente desagradable con el novato Mateo en aquellos momentos.

Había llegado muy temprano a la cita, se sentó en unas de las banquetas y estiró sus piernas a lo largo, longar un poco no estaría de más, intuía que el neófito entregaría todo de su poder y se lo jugaría al 1000%.
Esta vez su atuendo era completamente ad-hoc a la situación, leggins de lycra color negro y remera Dryfit color gris con dibujos en aguamarina.

Dejó la pequeña toalla que llevaba tras su cuello sobre la banqueta y comenzó a saltar la cuerda de forma ágil, moviéndose de forma veloz sin perder el tiempo, una sesión de crossfit abdominal y flexiones, todo lo hizo durante 45 minutos, sin descanso.

Agotada enjugó su rostro y cuerpo con su toalla y se sentó en el piso apoyando su espalda en la muralla. Miró hacía el techo cubierto de placas luminosas led. Deseando que sus pensamientos de la noche anterior se esfumaran, permitiéndose entrar en concentración.
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Mar Abr 01, 2014 9:38 pm

Le habían concertado cita con la rubia para entrenar con ella, a Mateo no le hacía mucha gracia pero lo usaría como aprendizaje si es que tenía algo que enseñarle, no la creía muy capacitada y lo que pensaba es que iba de sobrada por la vida, se lo demostró con creces en la reunión que habían tenido.

Ataviado con ropa deportiva de color negro, como su calzado: vestido con una camiseta de tirantes, unos pantalones largos, ligeramente anchos, muy cómodos y unas zapatillas deportivas.

De este modo entró en el gimnasio.

—Buenos días rubita —le saludó con una sonrisa de oreja a oreja—. ¿Te he hecho esperar? —preguntaba por preguntar porque sabía que había llegado puntual, si la rubia ya estaba ahí es porque le habría apetecido ir antes.

Ni siquiera se molestó en calentar sus músculos, para qué, era un vampiro, no tenía que calentar nada como cuando era un humano y hacía ejercicio en la guarida de los cazadores.

—¿Te vas a quedar ahí mirando las musarañas o vamos a entrenar? —la había pillado mirando el techo como si este fuese trascendental y le diese las respuestas a las interrogantes más inquietantes del mundo.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Miér Abr 02, 2014 12:00 am

la voz ronca y pícara de Mateo se hizo presente, ladeó su cabeza mirándolo de reojo, vestía adecuadamente para la cita y llegaba a la hora, se estaba tomando en serio el ser discípulo de Angel. 

Se levantó rápida y liviana y dirigiéndose hacia él, caminando femenina como siempre. soltó su cabello y se hizo una trenza hacia el lado. Trató de que su voz sonara con tono serio y no apática ante el saludo del Neófito.

-hola Mateo... la verdad es que estoy sorprendida de que hayas llegado a tiempo...

Se colocó sus muñequeras con peso extra y el cinturón compresor en su cintura, dejándolo muy ajustado. Poco a poco encausaba su mente hacia el foco del momento, debía entrenar duro, pronto se enfrentarían a esos cazadores y hacía mucho que no tenía batallas, la vida social la consumía casi por completo.

-espero que podamos ponernos a tono, no me molestaré si te lo tomas en serio, por el contrario, me encantará... puedo verme algo frágil pero mi fin es no serlo y tal vez tú puedas ayudarme a perfeccionar mis movimientos.

La sola presencia de Mateo en el salón hacía que sus nervios hirvieran, pero debía controlarse. Resultaba insólito que él disfrutara tanto molestándola, no comprendía sus motivos y ella no perdería tiempo averiguándolos; Primero debía tantear hasta que punto él estaba dispuesto a atacarla y con que fuerza.

Se acercó y le golpeó el torso con una mano abierta.

-Cuando quieras...
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Miér Abr 02, 2014 10:06 pm

No dice nada a sus impresiones, porque no comprende por qué le sorprende que haya llegado a la hora, no conoce nada de él como para aventurarse a creer si es puntual o impuntual. Lo deja correr, cada vez entiende menos a esta vampiresa.

La ve colocarse peso extra en las muñecas y un cinturón, algo absurdo, ese peso extra iba a restarle velocidad y no iba a darle mucha potencia si es lo que pretendía, pero allá ella con lo que hacía.

—Yo siempre me tomo en serio mis entrenamientos, rubita —contestó con una sonrisa torcida mirándola con altivez.

Podía notar lo mucho que la alteraba su presencia, el olor que despedía era diferente al que notó la primera vez que la vio, empezaba a tornarse igual que cuando pretendió dejarle en ridículo en la reunión y terminó siendo ella quien quedó en completo ridículo ante los miembros del consejo, había visto su verdadera cara, esa de niña malcriada que está acostumbrada a tener todo cuanto desea al precio que sea y si para ello tiene que rebajar a sus semejantes que así fuese.

Le parecía completamente irrisorio ese comportamiento.

El instinto obró por sí solo cuando le golpea el torso, había sido entrenado desde que fue un zagal, agarró su brazo por la muñeca, moviéndose veloz se situó a su espalda retorciéndoselo para después darle una patada en su trasero que la impulsó hacia delante al soltarla, provocando que cayera de morros contra el suelo.

Adoptó una postura defensiva y ofensiva, no se andaba por las ramas y no iba a tener compasión por el hecho de que fuese una mujer.

—Venga rubita, las he visto más rápidas —le provocó con una sonrisa taimada.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Jue Abr 03, 2014 3:12 am

Su rostro chocó con el piso termolaminado.

-mmm... buen golpe..

Se levantó de prisa, saltando por sobre la cabeza de Mateo, quedando a espaldas de él. con su brazo lo afirmó del cuello, ejerciendo fuerza agregada por el peso de sus pesas en las muñecas y con el otro propinaba dos golpes certeros en la columna, específicamente en la zona lumbar.

Esquivó un golpe que iba directo a su cara por parte de mateo con su codo y bajando su torso le dio un codazo en sus costillas. Sin embargo fue imposible evitar que la atrapara por los brazos. Era rápido y astuto.

Se soltó rápidamente mirándolo de forma normal, a esas alturas no tenía ganas de irse con sarcasmos, cosa que a él se le daba de maravilla.

-aunque no sea tan rápida como esperas... trabajo en ello, me gusta forzar mi cuerpo para incrementar mi energía cuando no tengo éstas puestas...

Indicó sus muñequeras y su cinturón. Se detuvo a pensar un momento si el siguiente paso que daría sería recibido de forma adecuada. Utilizar su poder implicaba que debía exponerse frente a él de una forma demasiado tácita y le incomodaba, en especial si recordaba cuán pesado podía tornarse. Decidida Camino de forma femenina hacia él.

-También puedo probar otras cosas... que tal vez puedan ser igual de útiles que los golpes, al menos me han servido mucho en otras ocasiones..

sonrió mientras se soltaba el cabello, agitándolo con sus dedos y comenzaba a activar su poder de encandilamiento, dudaba que él estuviera al tanto de aquel ´embrujo´ que tan bien le resultaba. Sin embargo si lo estaba entonces debía olvidar el hecho de que el fuera un neófito básico y tal vez debía considerarlo un buen apoyo.
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Jue Abr 03, 2014 10:33 pm

—Te restas velocidad con esos pesos extras y no vas a ganar potencia por mucho que te entrenes, tu masa muscular ni tu energía va a verse modificada, eres lo que eres una vez fuiste convertida y vas a seguir siéndolo el resto de la eternidad —explica mirándola con atención.

Es consciente de que está a punto de usar su poder con él y no piensa permitírselo bajo ningún concepto, antes preferiría beber de una ciénaga.

En cuestión de segundos, los que la rubia tarda en acercarse a él contoneándose como un pato empieza a metamorfosearse convirtiéndose en una fina neblina que se desplaza hacia un lado, después hacia la espalda de la vampiresa.

En ese estado el poder de la rubia quedaba completamente anulado, no tenía ningún efecto.

Al recomponerse volviendo a materializarse a su espalda, de nuevo le arreó una patada en el trasero que como la anterior vez la impulsó hacia delante derribándola contra el suelo.

—No tienes poder sobre mí rubita —dijo cansado, dándose media vuelta para llamar al servicio del casillo por el interfono, pidiendo que le trajeran un suministro de sangre, el usar su poder le restaba grandes dosis de energía.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Jue Abr 03, 2014 11:56 pm

levantó su torso del suelo, apoyándose sobre sus palmas tras la patada poco glamorosa que Mateo le dio. Lo escuchaba a la vez que hacía muecas con su cara. 

Terminó por levantarse y sacudir su ropa, tal vez él tenía razón, pero qué iba a hacer... su única arma era la seducción y obviamente sabía defenderse, pero él parecía ser más experto y eso era obvio.

-No fui transformada para ser una guerrera y a pesar de que tienes razón con lo de las pesas, no debes subestimar mi poder...fuiste muy listo!, aunque de verdad nunca fue mi intención el usarlo de esa forma contigo, solo fue una prueba.

Lo que menos le interesaba a Lis era provocar a Mateo, no estaba en su lista de posibles como tampoco había mucho feeling y eso era notorio. Avanzó con decisión y algo picada ante la actitud displicente del neófito Aprovechando que estaba solicitando algo de beber presionó el botón del aparato apretándole el dedo mientras lo empujaba un poco.

-Margaery, si soy yo...que sean cuatro bolsas y dos vasos; si, somos Mateo y yo entrenando... gracias.

Le devolvió el control del botón, no sin antes hacerle muecas por el hecho de ser un maleducado al ordenar solo para él. Se giró y fue a un estante metálico donde se encontraban las armas de combate. Sus dedos conocían el código y de forma segura presionó los botones adecuados para que las puertas metálicas se abrieran como persianas.

-Donde aprendiste ese truco?...la metamorfosis en compleja, requiere de gran esfuerzo físico y control del medio.

observó las espadas, hachas, lanzas, arcos, guantes dentados y brazos extensores por un lado y armas de fuego por el otro. acarició su mentón, se le daban bien las armas de fuego, pero eso no era muy útil para entrenar contra otro vampiro... contra el tablero tal vez.

-Cuando eras humano... Qué arma se te daba?. prefieres luchar de cerca o a distancia.

Cogió una espada antigua, adornada de forma elegante, en sus manos resultaba de extrema liviandad. La agitó contra el viento produciendo un sonido agudo, cortante.
Era cierto, era buena con la espada, pero ella no había sido transformada para la lucha, al menos no para la pelea cuerpo a cuerpo, por ello su poder le ayudaba a desenvolverse mejor sin tener que ejercer demasiada fuerza ni ser tan veloz como los guerreros de verdad.
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Dom Abr 06, 2014 12:44 am

—No subestimo tu poder, no tiene efecto conmigo y no vuelvas a hacer nada semejante —le dice a modo de advertencia con una expresión que no deja lugar a las dudas.

Se hace a un lado cuando se adueña del interfono, apretando su dedo con los suyos contra el botón, con una sonrisa picaresca escucha lo que pide.

—¿Ves? Si ya sabía yo que tenías boquita para hablar y decidir por ti misma —apostilla con sorna riéndose por las caras que ponía—. No es ningún truco, ese es mi poder y aún estoy aprendiendo.

Lo más fácil había sido convertirse en bruma, lo que más le costaba era metamorfosearse en animales o personas, ese proceso era más complicado que descomponer todas sus células para que modificaran a un estado gaseoso.

No era un vampiro debilucho, siendo humano era un buen cazador que no se amedrentaba ante nada ni nadie, ahora, era una letal máquina de matar todo cuanto se le pusiera por delante con el añadido que entrenaba todos los días más un sinfín de horas que se pasaba adquiriendo conocimientos de todo tipo y que su maestro o la propia biblioteca privada le proporcionaban.

—Las estacas —sonrió con perfidia mirándola con diversión—. Mi especialidad eran los vampiros —su sonrisa se ensancha en sus labios acercándose para coger una robusta espada que portó sin ningún esfuerzo.

La volteó sobre su muñeca hacia delante haciéndola girar para acostumbrarse a su equilibrio, después se colocó en posición, tanto ofensiva como defensiva.

—Si te corto un brazo o una pierna no vas a poder reclamar daños y perjuicios —de nuevo vuelve a sonreír con malicia.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Dom Abr 06, 2014 1:11 am

Soltó una risita caprichosa. Mateo era sin duda un engreido y el hecho de su transformación a eterno no hacía nada más que aportar a esa actitud. Tenía, sin embargo mucho camino por recorrer, vivir experiencias de perdida y ganancia, vivir y vivir hasta llegar a ese punto en que lo que menos agradecías era ser eterno.

- puedo hacer muchas cosas... Y por supuesto soy buena anfitriona, algo que debes asimilar considerando que eres discipulo de Angel.

Observó como cogía y agitaba la espada de forma agraciada haciéndola cortar el viento, como ella había hecho minutos atrás.

-las estacas están bien... Aunque por ahora necesitaras algo mas maleable. Tienes buen giro de manos, que se siente tener la espada de Armand en las manos, él fue un excelente guerrero, si la dominas puedo cedertela.

Mateo estaba en posición de comenzar el entrenamiento. Sus ojos estaban fijos en ella como estudiando su anatomía para ver donde atacar con mayor exito. Todo junto a aquella sonrisa con un dejo de sorna.
- no olvido que este es un entrenamiento... Me cortas y te lo devuelvo, solo que no sea profundo. No quiero estr un tercio del dia en recuperación, tengo negocios que cerrar.

Se puso en posición de defensa, esperando su ataque, que sin duda sería bueno y premeditado.
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Vie Abr 11, 2014 5:26 am

—Yo no soy tu anfitrión, es lo que deberías asimilar rubita  —comenta con una mirada tallada desmintiéndose en su sonrisa torcida con rasgos que denotaban su diversión, pese a que su tono, con su característico acento latino, no dejaba lugar para dudar que no estuviese hablando en serio.

No era el ama de cría de nadie, era un guerrero real, algo bien distinto a hacer de niñera.

—Pues para ser de Armand es un poco birriosa —comenta cambiando su posición para dejarla en su lugar para coger otra espada aún más robusta en aspecto, se lo había pensado mejor al ver la nueva espada que cogió—. ¿Y esta era de alguien “famoso”? —pregunta con retintín volviendo a comprobar el equilibrio al empuñarla, tenía una hoja con doble filo de más de un metro de longitud.

Por su sonrisa cualquiera diría que con ese arma sí que estaba a gusto, no pertenecía a ningún imbécil que en su existencia se había creído más que nadie.

Había descubierto que no le gustaban las cosas muy usadas, algo que antes de su conversión le hubiera dado exactamente igual, en este ahora, se había vuelto sibarita tanto con su aspecto físico como con las cosas materiales, su agudo sentido de la vista tenía mucho que ver en este cambio, veía las cosas con otro cristal y apreciaba la belleza de las cosas con otro color.

—No creo que puedas devolvérmelo, te veo un poco lenta —se había movido tan rápido como para ser visto, situado a su espalda marcaba el costado del cuello de la vampiresa con el filo de la afilada y contundente espada—. De no ser un entrenamiento rubita, habrías perdido tu cabeza.

Una vez más le arreó una patada en su trasero que la desplazó hacia delante derribándola contra el suelo, justo en ese momento la sirvienta, Margaery, entraba en la sala de gimnasio con sus bebidas.

Mateo volvió a moverse como una exhalación personándose de frente a la sirvienta, que pese a estar acostumbrada a los de su condición no pudo evitar dar un respingo ante el vampiro, la estaba rodeando mientras directamente bebía del pitorro de una de las bolsas de sangre que había traído en una bandeja, la olisqueó el cabello sin pudor alguno, era una delicia a la cual no podía hincar el diente y tenía que conformarse con la bolsa que se bebió en un visto y no visto, volviendo a coger otra le sonrió a la sirvienta mostrando sus dientes ensangrentados.

—Deliciosa… —murmuro mirándola con verdadero apetito.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Sáb Abr 12, 2014 2:52 am

Lisbeth estaba apestada, el neófito era cada vez más desagradable, no comprendía su animo de hacer todo inadecuado. Ignoró las palabras del trigueño continuando con el entrenamiento.

Se levantó del piso, tras la nueva patada que él le había dado y se acercó a él mientras le coqueteaba descaradamente a una de las sirvientas jóvenes. Todo era una mezcla bastante fuera de lugar, si bien era un entrenamiento, aquél vampiro estaba tomando una actitud bastante extraña con ella y eso le comenzaba a molestar.

Se acercó a él y sin vacilar lo empujó por el pecho, alejándolo de la doncella frente a él.

-ya puedes irte Margaery... deja todo ahí y cierra la puerta cuando salgas.

Le miró de soslayo algo enfadada, frunciendo el ceño.

- Qué te pasa?... ya corta con esa actitud de criticó y pendenciero. Yo no soy tu enemiga, estamos entrenando...guarda tu energía pesada para la batalla

Abrió de forma rápida una de las botellas, bebiendo de forma rápida, pero silenciosa, de modo de descargar la ira que sentía.

- Ya te dije, mi fuerte no es ataque a la fuerza, si quieres de verdad aportar puedes comentar, pero todo tiene su forma de expresión, si no quieres continuar solo dilo y ya!

Colgó la toalla en su cuello, estaba fastidiada y dudaba que Mateo cambiara su actitud, tenían poco feeling y el tratar de entrenar juntos no cambiaría mucho esos modales. Estaba haciendo todo su esfuerzo por tratar de llevarse, pero él insistía en burlarse de todo, subyugando todo comentario o información acerca de los antiguos fundadores de aquel lugar.

-No quiero que molestes a Margaery ni a las otras doncellas... si quiere ligar o beber sangre fresca, hay muchos bares en calles anexas... este no es el lugar.
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Mar Abr 15, 2014 9:21 pm

Miró a la vampiresa sin inmutarse mientras le empuja golpeándole en el pecho para apartarle de tan deliciosa fragancia, de no estar bajo la compulsión de su maestro ahí mismo habría cometido una terrible carnicería, como quien dice se habría zampado de un bocado a la sirvienta.

—Lo que eres me lo reservo porque si te lo digo seguro que me clavas las uñas de gata arisca —comenta aguantándose la risa que la vampiresa le causa con su actitud, no estaba haciendo nada malo, le incitaba todavía más que fuese tan susceptible—. No he dejado de entrenar rubita, también estamos entrenando tu endeble cerebro —comenta señalándose su propia sien dándose varios toques para luego terminarse de beber la segunda bolsa que había recogido de la bandeja, mirándola con una expresión de lo más chistosa.

Para qué iba a engañarse le encantaba tocarle la moral, había comprobado en la reunión del pie que cojeaba, había caído como una débil mosca en la red que había tejido la araña y solo le faltaba zampársela de otro bocado, que por suerte para la vampiresa no podía llevar a cabo, sino su maestro se habría encontrado dos cadáveres en la sala de entrenamiento y él habría puesto cara de inocente como diciendo: “No fui yo, se escapó por la ventana”.

—¿Podrás soportar la verdad? —pregunta retórico con una endiablada sonrisa dibujándose en sus labios—. Eres torpe, débil y no eres capaz ni de cerrarme la boca a mí, un neófito contra una vampiresa supuestamente entrada en años, por suerte no en carnes —se mofa aguantándose las ganas de carcajearse—, te falta mucho para llegar a donde yo estoy rubita a pesar de la diferencia de edad, se te comerán viva en el campo de batalla, lo que no sé cómo es que mi maestro te va a dejar que aparezcas por ahí, quizá es que te quiere como carne de cañón que es una posibilidad dadas tus aptitudes.

Podía ser un neófito pero antes de nada había sido un verdadero cazador, tenía alma de guerrero que no se acobarda ante nada ni nadie, era letal y ahora, ahora era un vampiro. Era un auténtico depredador y no tenía compasión alguna.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Lisbeth Rivers el Miér Abr 16, 2014 12:40 am

Se quedó mirándolo sin más, se daba cuenta que el neófito en verdad era un caso perdido. La falta de empatía era notoria y ya estaba cansándose de su actitud infantil, ofendiéndola sin reparo y claro, no le interesaba conocerla realmente.

volvió hasta el mesón donde estaban las armas y cogió dobles espadas, se le daba bien ese arte, aunque hace siglos que no luchaba con ellas. se acercó hasta un pilar con relieve octogonal y comenzó a golpear sin descanso. en el piso un marcador digital mostraba la potencia de los golpes y el posible daño efectuado.

- De donde eres Mateo?...

Sabía que no lograría mucho con él si seguía de la forma en que estaba, él no la conocía, ella tampoco, sólo le quedaba esa impresión burlona y de labia agresiva que tenía en específico con ella. No perdía nada preguntándole más sobre él.

Se giró nuevamente dando nuevos golpes, cada vez más fuertes, no sería una guerrera, pero el ímpetu no se lo quitaba nadie. Sonrió ante el comentario de Mateo acerca de su edad y su apariencia.

Hermosa y esbelta sería siempre, esa era su herencia y la sabía aprovechar muy bien, agradeciendo que él fuera incapaz de caer en sus redes, ya que lo que menos le encontraba era atractivo en ese aspecto.
Volvió a girarse para quedar de frente de el neófito, observando el filo perfecto de las espadas, adornadas con detalles en acero.

-Por qué empezaste a luchar?, cuál es tu motivo... todos tenemos un motivo para hacer las cosas.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15514
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Invitado el Lun Abr 21, 2014 1:26 am

Arqueó una ceja mirándola con cara de “o eres tonta o te lo haces muy bien”.

—Debes de ser la única que no reconoce mis orígenes en mi acento latinoamericano —responde dando otro trago a la bolsa de sangre, aún no podía hincar los colmillos en la carne, no obstante, cuando llegase el momento lo iba a gozar, tanto como si tuviese un colosal orgasmo.

Es un latino de pura cepa, tiene acento y sus rasgos son más que esclarecedores, tal vez debiera ponerse un cartel con luces de neón en la frente para que viera lo que era más que evidente a simple vista.

Cada vez entendía menos a la vampiresa, había intentado seducirlo con su don y ahora se las daba de estrecha, empezaba a pensar seriamente que era como poco estúpida, de estas féminas que se lo tienen tan creído que se creen que todo hombre caerá rendido a sus pies, aquello era de chiste, debía de estar muy despechada al haberse visto rechazada de plano, muy dolida en su ego.

Guardó la espada dejándola en su lugar de origen, en vista de que iba a entrenar sola era tiempo de que se recogiera a su dormitorio, el cual era más grande que su anterior vivienda.

—No mereces saber cuáles eran mis motivaciones rubita, no te lo has ganado —responde mirándola con desdén, aparte de que le daba la risa la actitud de la vampiresa no le caía bien, no le gustaban las niñas de papá acostumbradas a tener todo lo que quieren con chasquear los dedos y de no ser así, montan el berrinche o por el contrario, pretenden rebajar a sus semejantes como bien ha demostrado la vampiresa en diversas ocasiones, estaba a años luz de Mateo, para alcanzarlo tendría que exudar buenas dosis de humildad, de no estar bajo la compulsión de su sire estaría encantado de bajarle los humos, tenía que conformarse con mandarla a la mierda de manera cortés—. Hasta más ver rubita —sí esa era su forma cortés.

Acto seguido echó a andar hacia la puerta del gimnasio, con evidentes intenciones de abandonar la sala dejándola ahí con sus estupideces a cuestas.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Entrenar y ceder (mateo)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.