Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Lisbeth Rivers el Vie Jul 18, 2014 7:45 am

Los acontecimiento fluyeron de forma veloz y casi predecible. Thor poseía estructura física adecuada, edad y mente de estratega y no me resultaba laborioso el imaginar que sería capaz de actuar con pericia.

Camino a paso cómodo, sin esforzarme demasiado, no hay razón para hacerlo, no tengo nada a qué temer ni que me cause preocupación, el área de licans está muy lejos de donde nos encontramos y los cazadores, seres altaneros y orgullosos, son la mayoría del tiempo, más que una amenaza real una mera diversión.

Me solicita paciencia y solo atino a burlarme de manera conforme, paciencia?, quien necesita paciencia cuando la caza es obvia y los manjares se exponen deliciosos frente a nuestra nariz?... no, yo no necesitaba paciencia en aquel momento, la presa era real, su sangre era cálida y la carne de una ternura propia del neo-natal; Hincar mis dientes sobre ella sólo provocaba que mi boca salivara en abundancia.

-Practicar la paciencia... no oses obligar a mi cuerpo a retorcerse de hambre y ansiedad, cuando podría ya estar mi sed saciada hace minutos.

Le sonrío en respuesta a su guiño y me detengo a observarlo proceder, seducir a la humana yendo al cayo, sin regatear prudencia. El lugar escogido estaba relativamente distante de donde nos encontrábamos, pero lo bastante oculto del abuso de posibles fisgones.

Bebo lo suficiente hiriendo delicadamente al humano, justo en su cuello, perforando sin dificultad la vena yugular interna, aprovechando a que me tenía entre sus brazos; la vitae fresca salta contra mi paladar con velocidad y en un flujo constante, casi no tengo que succionar, la vitae viaja casi con vida propia hasta mi boca, llenando mi cuerpo, no tenía comparación, podrías calentar vitae almacenada en bolsas hospitalarias para sentirla más real, pero la adrenalina pura recorriendo los caminos venosos entregaba una energía y vigor tal, que podía durar por semanas enteras en nuestros cuerpos, energizándonos.

Una saciada mi sed, le cedo el cuerpo a Thor, quien bebe sin miramientos, mientras nuestras miradas se cruzan en un tono de complicidad absoluta y explícita; estamos sintonizados en lo que es necesario posterior a ello: debemos deshacernos de los cuerpos y sé que el suizo ya ha considerado aquello, estamos en el lugar correcto; un depósito de corrosivos, que cooperarán a que Mañana por la mañana los cuerpos habrán desaparecido y eso me tranquiliza un bastante.

-La comida rápida, consideras? la verdad es que yo lo consideraría sólo como una previa a la verdadera cena...

Sonrío con coquetería, incentivando a que el mensaje entre líneas sea comprendido por el Suizo y me giro para desviarme hacia la salida de aquel lugar, esperando a que siga mis pasos ágiles.

- Mi auto está a un par de cuadras de aquí... estás alojándote en el centro, no?- comento sin darle mucha  importancia a lo que sigue, pero que en realidad es el verdadero propósito del porqué salimos de la Nuit.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15794
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Thor Hadarson el Dom Ago 03, 2014 4:18 am

Al sueco no le cabía la menor duda de que en dichos momentos a la fémina que le acompañaba le era imposible tener paciencia, era algo que saltaba a la vista y no solo por su respuesta. Y eso que tenía unos cuantos siglos encima como para haber aprendido ya a mantener conducta paciente. - Una lástima - Pensó el vampiro, aunque este tenía ahora la mente más fija en su objetivo que en su acompañante. Tenía sed y el deseo de saciar esta, algo que no iba a esperar mucho para solucionar.

Tras la cena, el comentario sagaz de la mujer propicia una sonrisa divertida en Thor quien la mira aguantando una carcajada. ¿Quién diría que aquella mujer acababa de terminar con la vida de un ser humano y seguía con ganas de más? Claro que el hombre entendía a su vez que ahora lo que quería saciar era su sed por otros menesteres, al igual que él. La sangre humana despertaba aquel vigor que hacía levantar otras pasiones y necesidades en los vampiros y Thor no era precisamente de los más recatados, disfrutaba y quería disfrutar siempre en todo momento de su vida y los privilegios de esta. - Así que tienes ganas de más... no me negaré a seguir picando otro poco - Respondió el hombre mientras no le quitaba la mirada de encima a la aparentemente insaciable Lisbeth. Luego llevó los cuerpos hasta uno de los bidones de deshecho y allí dejó los cuerpos tapados, para regresar junto a la vampiresa que hacía por largarse de aquel callejón.

Con la pregunta que siguió, el hombre asintió - Así es, me alojo en un piso del centro, está cerca así que podemos ir tanto en coche como a pie, como prefieras. Tu eres la que llevas los tacones - Dijo poniéndose al lado de la dama. Aquel hombre, siempre había pensado que aquel invento de los tacones era una máquina de tortura que las mujeres se habían impuesto para parecer más fuertes que los hombres, las estilizaban, cierto, pero resultaban completamente inútiles más allá de la estética. - Y podemos parar primero a comprar una botella de champán, para... mientras charlamos - Comentó con cierto deje de inocencia fingida. ¿Acaso alguien se creía que con la tensión surgida entre ellos y la explosión de vitalidad tras la cena, realmente solo iban a hablar? Pero era una buena forma de encarar las cosas fingiendo buenas intenciones, algo que todo caballero como él sabía, y tenía guardado en su repertorio. - Hay una tienda especializada en licores selectos en la misma calle en que se encuentra el edificio en que resido - Apuntó el hombre para más señas, en tanto esperaba que se decidiera por ir de una u otra manera hasta su apartamento.
avatar
Thor Hadarson
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 45
Puntos : 15773
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/09/2013

datos de personaje
Poderes:
Armas: Espada | Daga
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Lisbeth Rivers el Mar Ago 05, 2014 2:27 am

El centro de la ciudad se encontraba realmente a poca distancia de donde nos encontrábamos, habrían sido unas tres o cuatro cuadras aproximadamente y si bien no me molestaba caminar con estiletos, pretendía ir en automóvil... coger un taxi no era mi intención para volver a casa.

-vamos en mi auto, es más práctico para ir a la boutique que mencionas y luego para mi regreso a casa...el estacionamiento no está muy lejos de aquí.

Sin rodeos era el estilo en que me gustaba comunicarme y también era obvio que la comodidad es prioridad para mi en esos momentos, había salido a divertirme pero el andar por las mías me daba bastante libertad de irme cuando gustara, sin tener que que depender de que Thor sacara a relucir sus dotes galantes ni a esperar que molestas indirectas indicaran que era la hora de marcharme. No era ingenua ni novata, pensar que aquello sería una noche de promesas y compromiso infinito sólo hacía relucir lo ridículo, ambos eramos antiguos y estaba consciente de ello y al menos yo, conocía el terreno que estaba pisando, había ocurrido casi de igual manera con Adler.

"los extranjeros siempre serán eso; extranjeros...hombres de paso."

Pero me llamaba la atención en verdad, como si hubiera descubierto en aquel lugar ruidoso de antes una labrada piedra de ónix, donde comúnmente abundaba el carbón. Suspiré ante aquello mientras mi vista seguía fija en el camino y sacaba la alarma del Audi TT.

Una vez dentro del auto el ambiente se tornó apacible, muy por lo contrario a cuando estábamos en plena caza. La música sonaba a nivel medio envolviendo el ambiente e incentivando a una conversación que intentaba ser casual, pero que en su núcleo disfrazaba lo inevitable, lo que queríamos extender con conversaciones y bebidas finas.

- No sabía que gustabas también de la Champagne, me cuesta imaginar a simple vista, que un guerrero como tú se decante por las cosas demasiado delicadas y finas; en vez de eso podría hacer un cambio por algún Bourbon Chivas Reagal con hielos de la zona austral.

Sonrío y ladeo mi rostro un poco, para captar su mirada. Thor era sin duda un guerrero de elite, más bastante peculiar en el sentido de manifestarse con cuidadosos modales y vocabulario abundante; de seguro cultivado por sus tantos viajes y el roce social del círculo en el que nos movíamos;  e incluso podría aseverar que si no nos hubiéramos topado antes en las tantas fiestas europeas de finales de siglo, hubiera confundido la calidez de sus palabras y tacto con el de un humano heredero de clase y protocolo, no con el de un vampiro poderoso y sanguinario.

-Como bien habrás escuchado sobre mi, la mayor parte del tiempo me gusta ser justa; por lo que si vamos a tu departamento entonces será mi elección la casa de origen de la champagne que bebamos...te parece?

Detengo el auto frente a la Boutique y espero a que Thor regrese con la Champagne escogida; una Laurent-Perrier, que de seguro con sus notas frescas y cítricas harán que disfrutemos de nuestra charla. A un costado se encuentra el lugar donde Hadarson se está hospedando. El edificio es nuevo y su estructura debe constar del año 2002, al menos eso me indica el nombre de su arquitecto y el estilo contemporáneo Escandinavo que tiene su decoración, bastante ad-hoc al estilo que presume el vampiro. Las maderas crudas y de vetas limpias relucen con el blanco de las paredes y las impresiones de texturas naturales de los cuadros. Un muy buen gusto en espacios relativamente amplios.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15794
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Thor Hadarson el Miér Ago 20, 2014 10:41 am

Estaba claro, al menos por lo visto hasta aquel momento, que ambos eran personas con las ideas claras y marcado aspecto dominante en su forma de ser. Lisbeth lo había dejado claro de nuevo al mencionar el ir en su coche hasta el apartamento de Thor, quien por su parte prefería conducir, pero le daría ese capricho y finalmente aceptaría la proposición de ir en el coche de la mujer.

- De acuerdo, entonces guías tú. No se donde has aparcado el auto, así que... te sigo - Dijo el hombre en respuesta. Hadarson entendía perfectamente que luego para ella sería más práctico a la hora de regresar a su casa, más contando que ni siquiera residía en esta ciudad, si no otra cercana, por eso no hizo demasiados miramientos al respecto.

El hombre debía reconocer que aquella mujer tenía buen gusto para los coches, un audi TT siempre era un buen coche, con buen diseño y de un buen fabricante. Eso la hacía todavía más interesante. La escuchó por encima del sonido envolvente de la música y sonrió - Me gustan muchos tipos de bebida, y aunque prefiera el whisky, nunca rechazo un buen champán. - Replicó el hombre con una sonrisa - Pero si te pones así, no diré que no al Chivas tampoco - Rió sin poder evitarlo, mirándola y sintiéndose extrañamente cómodo junto a aquella mujer. No solía ocurrir aquella situación, dado que para Thor las mujeres eran un mero pasatiempo, un medio de diversión o para conseguir alimento, incluso en ocasiones para ambas cosas, pero con Lisbeth, se podía decir que todo era más distendido y natural, quizás debido a su naturaleza y al hecho de que ya la conocía de otras ocasiones. - Pero que las apariencias no te engañen, además de guerrero sigo siendo un noble - Un conde para ser exactos, por derecho natural, y por herencia de su lord y maestro. Era por ello que sus gustos eran refinados y variopintos, si bien lo que nunca dejaría nunca de ser era un fiero guerrero.

Ante la última propuesta que hizo la rubia, Thor se quedó unos segundos pensativo antes de asentir. - Me parece justo, vamos a mi casa y tu eliges la bebida. - Concluyó aceptando. Además confiaba en el buen gusto de la mujer que se sentaba a su lado conduciendo el vehículo. Apenas pasaron por la calle, cerca ya de la tienda, y viendo ya el rótulo de esta, el hombre le hizo una seña para que detuviera el coche - Es aquí - Le dijo haciendo una seña, para después indicarle con el dedo. - Tu eliges la bebida, pero yo pago - Comentó a continuación guiñándole un ojo como gesto cómplice. - Ve aparcando - Le dice indicando un hueco libre en la calle, justo antes de bajarse del coche para ir a comprar la botella de champán que ella le había indicado.

A su regreso, se dirigió directamente al portal donde ella ya le esperaba, y abrió tras darle la botella. El camino hasta el apartamento resultó corto en ascensor y pronto el sueco abrió las puertas de su apartamento, cerrando estas al pasar los dos, yendo después hasta el salón para tomar asiento en el sofá después de dejar dos copas de champán sobre la mesa. - Bienvenida a mi humilde morada - Dijo el hombre para darle la bienvenida a su apartamento que de humilde más bien tenía poco. El escandinavo era de gustos refinados, siempre lo había sido y el paso del tiempo solo lo había agudizado más. Le indicó que tomara asiento a su lado y luego sirvió una copa para cada uno. - Propongo un brindis por esta agradable noche en buena compañía - Anunció el hombre al alzar su copa, acortando levemente la ya de por si corta distancia entre ambos, esperando para chocar esta suavemente con la de ella y así poder dar un trago de aquella burbujeante y refrescante bebida de color dorado. Que nadie se llevara a error, porque dicha cita, ambos sabían como iba a terminar, desde que había empezado, solo viendo los primeros acordes de la melodía surgida en aquel local en que se encontraron. Posiblemente las distancias entre sus cuerpos pronto se vieran reducidas al mínimo.
avatar
Thor Hadarson
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 45
Puntos : 15773
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/09/2013

datos de personaje
Poderes:
Armas: Espada | Daga
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Lisbeth Rivers el Jue Ago 21, 2014 7:34 am

Las actitudes caballerosas y educadas no estaban hechas para ser rechazadas y a pesar de que me consideraba una mujer bastante independiente, la cortesía y galantería que mostraba Thor eran actitudes bastante preciadas para mi. Para muchas féminas aquel acto de dejar que un hombre pagara por las cosas podría ser considerado como algo sumamente machista, más por mi parte consideraba que era menester el aceptar, el juego de la seducción tenía la gracia de mostrar todo aquello que manifestara el interés que se tenía y era menester el dejar que ambos participantes jugaran a gusto;  si Thor deseaba lanzar sus cartas de cortesía, yo no pretendía despreciarlas en absoluto.

La respuesta ante mis comentarios no se hicieron esperar y fue el mismo Hadarson quien me recordó que después de todo era un noble y efecto sonrío ante la ironía de la vida, un vampiro antiguo y experto como él podría estar degustando la sangre más fresca e inocente que podía ofrecer la raza humana, pero en cambio estaba gastando su tiempo en conversaciones conmigo. Su perspicaz manera de responder a mis frases es lo que me está gustando cada vez más y a medida que caminamos por el corredor que lleva a su departamento, medito acerca de las posibilidades para los minutos que se aproximan.

Las puertas se abren y descubren un ambiente elegante y masculino, bastante alejado del concepto "humilde" que él considera apropiado para describirlo. Mis tacones resuenan por el piso de mármol y las luces tenues rebotan de forma suave sobre las telas orgánicas de los sillones y las cortinas a medio cerrar. Me acerco a la terraza donde La noche brilla a través de los ventanales altos y de cristal opaco; una vista predilecta de la ciudad es algo que podría envidiar, pero nada me resulta más hermoso que la visión de mi jardín desde el balcón de mi habitación, que me muestra la Luna y me protege del sol de la mañana.

- Puedo ver que te esmeraste en elegir tu "Humilde" morada, es moderna y curiosamente a la vez resulta de lo más acogedora.

Sonrío y recibo con delicadeza aquella copa de champagne que me ofrece, aprovechando sus indicaciones para acercarme más a él en el sofá. El rubio siempre fue muy atractivo, pero más que su físico, me atrae la forma en que se mueve. No pecaré de inocente ni novata, un vampiro con su estampa y bagaje sabe como reaccionar ante la mayoría de las cosas; sin embargo aunque el aura sensual puede percibirse en el ambiente y que el sino de esa noche ya fue pactado por ambos, Thor va avanzando a paso lento tomando la delicada precaución de disfrutar cada detalle. 

- Brindo por el destino, un reencuentro encantador y bastante inesperado...

Bebo solo un poco, lo suficiente para quedarme con la sensación de las suaves burbujas dentro de mi boca y me acerco a él con la clara intensión de robarle un beso sutil. Sus labios me saben a cobre, licor y a tabaco quemado. Me separo y lo observo de forma directa y en silencio por unos segundos...es tentador y me incita a humedecer sus labios con los míos y atraparlos nuevamente en un ósculo, deseando en secreto que la noche no acabe tan pronto.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15794
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Thor Hadarson el Mar Ago 26, 2014 10:44 am

Los halagos de Lisbeth hacia el apartamento de Thor tienen como resultado que este sonría satisfecho y en cierto modo se sienta pagado de si mismo. No en vano, es un hombre con un gran ego al que le gusta que le reconozcan su buen gusto  para todo. Siempre ha sido de alta alcurnia, y es algo que el hombre no puede evitar dado que está implícito en su forma de ser desde hace demasiado tiempo. - Gracias - Responde junto a una sonrisa de agradecimiento - He intentado hacer un apartamento a mi gusto, con personalidad y sobretodo equilibrado. - Añadió rápidamente. - Un lugar donde pasar las horas y sentirse cómodo - Prosiguió para finalizar con su agradecimiento, por que eso eran sus palabras, dichas para agradecer las de la mujer. Quizás posiblemente ese era uno de los motivos por los que ambos se llevaban tan bien, eran capaces de aceptar el juego de dar y recibir, de ser correctos, educados y apreciar las pequeñas cosas que tenían al rededor. En cierto modo, y al margen de su atracción, eran dos personas que congeniaban bien por su forma de ser, de ver y de vivir la vida.

Tras el brindis, ambos tomaron un poco de sus respectivas copas, siendo que Thor saboreó la suya con gusto intentando reconocer los matices ocultos en tan preciada bebida. Aunque en cuanto los labios de Lisbeth se posaron sobre los propios, por breve que fuera el lapso de este hecho, Thor centró en dicho beso su atención olvidando todo lo demás. Los suaves y dulces labios de la vampiresa, tan tiernos... centraron toda la atención del hombre.

Las miradas de ambos se cruzaron y Thor acabó tomando ambas copas para dejarlas a un lado y recuperar esa corta distancia entre ellos, cada vez más minúscula. - Me da que la conversación va a ser muy corta - Comenta el hombre antes de tomar el rostro de ella entre sus manos y besarla, adelantándose por una vez a los acontecimientos y precipitando el desenlace esperado, pero eso era algo que primero ella había iniciado. Ahora él solo seguía el guión, sin contemplaciones, tal y como él era, por no decir que el hombre también lo había deseado. Entre ellos había una atracción difícil de ocultar o de evitar, una tentación que les llevaba hasta el punto en que se encontraban ahora, con total predisposición para lo que seguiría. ¿Un beso tierno, suave y acaramelado? No, eso no iba con el rubio, quien por contra buscó un beso más profundo y apasionado, hablar con acciones y no solo con palabras, disfrutando de inspeccionar el interior de la boca ajena con su lengua en un juego con la de Lisbeth.

Sus manos por un instante dejaron de ser tan cordiales, y mientras una fue tras su nuca al tiempo que con el pulgar acariciaba uno de los bordes del cuello de ella, la diestra la llevó a la pierna correspondiente al mismo lado para acariciarla sin rozar aun la tela del vestido. Los juegos había que iniciarlos poco a poco y no de golpe pues generalmente eso solía molestar a las mujeres actualmente. Pocos instantes después se separó del beso, percatándose de su nueva posición, casi sobre ella, con una distancia entre ambos que era nula y se movió retomando compostura y posición, acomodando su ropa de forma adecuada, en especial su camisa; para finalmente dar un nuevo trago de la copa de champán. - Si te gusta mi salón, debo mostrarte después mi cuarto, desde luego la cama siempre resulta más confortable que el sofá - Comentó dejándola caer, porque si bien podía parecer que ambos se sentían cohibidos en cierto modo, esto podía ser porque no eran unos estúpidos desconocidos que luego no se fueran a volver a ver. Había algo entre ellos, cierta confianza, se conocían y quizás incluso empezaban a entablar cierta amistad, y aunque estaba claro cual era el fin último de su "cita"... dar un paso en falso podía ser mayor catástrofe de lo que les gustaría. ¿o no?. En privado, a Thor le agradaba la presencia de la rubia y no le gustaría que esto acabase como otro: "si te he visto ni me acuerdo" más.
avatar
Thor Hadarson
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 45
Puntos : 15773
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/09/2013

datos de personaje
Poderes:
Armas: Espada | Daga
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Lisbeth Rivers el Miér Ago 27, 2014 7:07 am

El ascenso de temperatura no mermaba en absoluto lo frío de nuestra piel, sin embargo me instaba a dejar que Thor llevara el control. La mente humana tendería a idealizar aquel encuentro, transformándolo sin dudas en algo bastante mágico y casi perfecto, pero bien sabía yo que aquello podría derrumbarse tan fácil como cuando el viento empuja una hoja seca en Otoño. Esto no debía tomarse como un encuentro furtivo entre dos extraños, tal cuál se teje el mundo elitista humano; los vampiros debíamos saber con quién nos liábamos, de eso constaba nuestra historia, un vástago o neófito era difícilmente bien visto como un acompañante digno y si bien ambos pertenecíamos a los "antiguos", mi idea era mantener una buena imagen a ojos del rubio. 

Si aquel beso era la introducción a lo que desarrollaríamos esa noche podría considerarlo como la instancia perfecta para atizar el fuego dormido y dejarse llevar por las ansias, ya que a pesar de que el Nórdico mantenía aquella imagen impecable y misteriosa públicamente, en lo privado me estaba demostrando cuan ferviente podía llegar a ser. Sus labios me hablaban con pasión quemándome con hielo liquido y no podía sino responderle de igual forma, sin embargo aquel preludio resultó ser breve y aunque me encontraba algo ofuscada por ello, quizás debía agradecerlo...

Si bien nos habíamos encontrado ya varias veces en fiestas y eventos sociales, nunca había considerado la opción de enredarme con él; Thor no era un  vampiro común y corriente, su nombre podía oírse y nombrarse en pasillos y salones donde se discutían asuntos relevantes y podía constatar de ello, ya que yo misma participaba de esas actividades como miembro del consejo.

Un atisbo de satisfacción recorrió mi cuerpo, al percatarme del avance de sus manos por mis piernas, sin perder cuidado ni atención a mi rostro y cuello. Leí entonces en sus movimientos que deseaba cruzar pronto el umbral de la prudencia. Pero más allá de aquellas señales el hecho de que el rubio mencionara su dormitorio era más que suficiente para interpretar lo que el deseaba, que aunque ya había quedado plasmado con anterioridad entre los dos, me permitía dejar correr la imaginación.

- Interesante invitación, aunque podría apostar, por tu humilde manera de descriptiva de tu hogar, a que hasta la alfombra debe de ser muy confortable...


Suelto una risita y acomodo mi cabello, mientras termino mi champagne; él por su parte arregla su camisa y vuelve a su postura de tranquilidad y cierta rectitud de trato, lo cuál me provoca algo de impaciencia.

"acaso este hombre siempre suele tener todo premeditado y perfecto?"

 Lamo mis labios, como si me preparara para atacar  y con ello me atrevo a tocar la tela almidonada del cuello de su camisa. Si mantuviera aún mi corazón latente podría suponer que él sería capaz de escuchar su palpitar, estoy entusiasmada y a la vez confundida acerca de mis movimientos. Me levanto e intento seguir el ritmo de sus actos, comunicándole mis intensiones de no seguir alargando el preludio; con cuidado apoyo mis dedos sobre el cristal opaco y perfectamente transparente de los ventanales, que permiten observar las luces de la ciudad.

-La vista... alcanzaremos a disfrutarla antes del amanecer...


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15794
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Thor Hadarson el Dom Ago 31, 2014 3:44 am

Nervios, pasión, deseo, orgullo... eran los efluvios que recorrian de un lado a otro aquel salón, y que provenían de ambos amantes tan correctos y comedidos que hasta dejaban entrever ciertos matices de nerviosismo ¿miedo? No, eso era bastante improbable. Tras el beso, llego el reponer la compostura y mirarse observando en el otro para averiguar detalles nuevos, desconocidos, detalles de interés acerca de si gustaba o no lo que estaba sucediendo, y por ahora parecía que si, que gustaba.

Thor mostró una sonrisa ante las ocurrencias de la mujer, a pesar de terminar por encogerse de hombros - No voy a negar que posiblemente lo sea, es mullida, de origen Persa... - Dejó caer el sueco entre risas cómplices, terminando después con su copa de champán, viendo como Lisbeth hacía lo mismo con la propia. - Puedes estar segura que al menos su calidad es indiscutible, y cumple bien su función - Añadió aún divertido. Lo cierto es que poco le importaba donde fuera, no es que aquel hombre fuera de lo más escogido para esos menesteres, le gustaba probar en sitios distintos, huir de la rutina, no siempre hacer lo típico, porque si, él era un tanto fogoso entre las sábanas y odiaba parecer un soso o un parado. No era del tipo amante vegetal, pero es que él era demasiado activo para todo.

La siguió con la mirada, casi entreviendo que aquellos gestos y palabras eran una especie de mensaje cifrado, un mensaje que pedía por más de aquel anticipo, por lo que Hadarson se levantó del sofá para acercarse a ella y con un brazo rodear su cintura. - Depende... pero no creo que lleguemos a fijarnos en ella, pretendo ser suficiente distracción para un buen rato - Respondió el hombre haciendo alarde de su confianza en si mismo, al tiempo que mostraba sus intenciones. Pero a su vez venía a declarar de forma velada su deseo de que no fuera solo un polvo y ya, había algo más de interés por su parte en la rubia. ¿Porque no entonces enredarse en las sábanas sin mirar el tiempo o contemplar nada más?. Solo le quedaba iniciar aquello que tanto deseaba y anhelaba, esperando convencer con sus actos a su acompañante, de distraerse en algo más que las vistas de la ciudad. Por eso la besó firme y rudo, tal y como él era, con esa seguridad y al mismo tiempo esa delicadeza como si estuviera tocando una muñeca de porcelana que con el exceso de presión se rompía en mil pedazos.

Seguramente de no ser porque Thor se había alojado en un ático, posiblemente podrían dar trazas de un buen espectáculo para la gente de la calle a través de sus siluetas en el cristal. El beso se vuelve más profundo, las manos del hombre ya no navegan al rededor de la cintura o  espalda femeninas, ahora la toman contra él, haciendo que la espalda de la rubia toque y se apoye en el cristal mientras él pone cadera contra cadera, en una posición que seguro escandalizaría a más de un puritano. Y eso que todavía no habían empezado con lo mejor.
avatar
Thor Hadarson
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 45
Puntos : 15773
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 30/09/2013

datos de personaje
Poderes:
Armas: Espada | Daga
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Lisbeth Rivers el Mar Sep 02, 2014 8:23 am

Entrecierro mis ojos al sentirlo tras de mi, puedo percibir su halo de energía y el tono rasposo de su voz, como si fuera petroleo sobre terciopelo.

-Creo que ya eres suficiente distracción...

Me gira dentro de su abrazo, llamando mi atención al transformar en obvias sus intensiones, aquella mirada deseosa me guía hacia él y puedo notar como sus pestañas rozan mis mejillas y su hálito gélido alcanza mis labios; lo deseo con necesidad. Cierro mis ojos y me dejo caer en aquel abismo sensorial de besos apasionados, que llegan con delicadeza y se quedan para trastornar mis ansias. Me retiene y atrapa contra el ventanal, desatando toda su pasión contra mi cuerpo. No ejerzo resistencia, no hay deseo de hacerlo y además sé que si lo hago aunque sea con un poco de peso, con nuestra fuerza heredada por la sangre, destrozaremos el ventanal en unos segundos.

Entreabro mis ojos debido a ello, mirando a Thor directo a sus ojos cerrados; es acaso cierto que mantenerlos en ese estado significa entrega sin medida?, no deseo idealizar lo específicamente tácito, nuestro encuentro no es más que físico y debo mantener aquella idea firme en mi mente; las duras experiencias sirven de aprendizaje y me prometí hacía unas semanas olvidarme de todo aquello que confiera un compromiso mayor con un hombre. La frialdad y egoísmo te hacen fuerte, te protegen y resultan la excusa perfecta para no caer derrotada por las emociones. Su abrazo se hace más intenso y siento su pelvis sobre mi cadera, entonces sin separarme de él, elevo mis brazos hasta sus hombros y profundizo el beso, explorando en mayor profundidad aquella boca suya, tan tentadora y experta.

Mi cuerpo está muerto, insensible, por lo que me alarmo en cierto sentido cuando una extraña sensación de hormigueo en mi vientre y en mis piernas. "cómo es eso posible?"

Gimo en un intento de expresar lo que siento, de hacerle ver cuando me afecta todo eso y  de pedir de alguna forma que continúe con aquel trato especial. A momentos los pensamientos dejan de llenar mi cabeza, quedando liberada solamente para prestarle atención a sus caricias. Su cabello rubio se mezcla a la perfección con el mío, que a esa altura ya se nota bastante desordenado. Acaricio aquellas hebras suaves y finas.

-Vas a mantenerme en ascuas por mucho tiempo más?, estoy impacientándome.

Desabrocho su camisa y comienzo a deshacerme de su chaqueta. Todo es de material noble y cuidado; me resulta de lo mejor el hecho de que se preocupe de su apariencia, me agrada lo impecable, lo sutilmente perfecto y aunque él roza lo calculado, de verdad me gusta.

"si... tal como él era"

Aprieto mis ojos ante un recuerdo que parece lejano, muerdo mis labios y borro aquel nombre del vampiro que hacía unos meses llenaba mi interés, es una extraña coincidencia que otro europeo intente llevarme al mismo límite que casi crucé con aquel empresario sueco. Adler era todo lo que cualquier mujer querría en un hombre, lástima que el huir fuera su especialidad y aunque no concluímos nuestro encuentro bajo las sábanas de alguna cama, su presencia en mi subconsciente me hace dudar de todo compromiso real.

Así es...soy fría y me gusta dominar; y aunque Thor esté jugando bien sus naipes, pretendo protegerme disfrazando mis emociones con una timidez políticamente correcta. Aquello no significa que evitaré entregarme por completo físicamente, disfrutaré todo detalle para guardarlo en mi memoria.

Sonrío y me deslizo por la alfombra, descalzando mis tacones y llevándome de la mano al vampiro hacia el interior de su departamento.

-Es por aquí?...

Si, volver a caer en aquella vil trampa de la idealización sería un craso error y a pesar de que mi cuerpo pertenece al de una veinteañera, mi mente es vetusta y experta, conoce los vértices de la vida. Suspiro y me enfrento a eso, manteniendo en algún recóndito espacio de mi mente, una luz de esperanza que me lleva a esperar que Hadarson sea diferente a los demás.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Lisbeth Rivers
Vampiro
Vampiro

Cantidad de envíos : 177
Puntos : 15794
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 28/02/2014
Edad : 33

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Volvemos a encontrarnos {Lisbeth R.}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 2 de 2. Precedente  1, 2

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.