Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Ir abajo

Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Jue Ago 14, 2014 3:49 am

Qué diferencia hay entre un Louboutin, un Blanhik ó un Jimmy Choo?... la base de madera siempre será la misma... noble y flexible; los cueros y telas naturales, la hechura y cierres corre por mano de los mismos personajes: hombres que trabajan a distintos turnos y cobran salarios muchas veces estratosféricos. No hay diferencia a simple vista, sin embargo es el calce y el ángulo de curvatura que toma el empeine lo que los hace distintos y  en cierto modo ocurre lo mismo con las personas, son esos detalles sutiles y que se expresan una vez conoces a esa persona, lo que nos diferencian y ubican dentro de ciertos roles sociales.

Todos somos de carne y hueso, tenemos alma e ideales, moral y principios... todos tenemos debilidades; nuestro talón de Aquiles, y aunque no siempre se conoce en vida cuál es éste, debo considerarme afortunada por haberlo encontrado o al menos de estar muy cerca de considerarlo detectado. Quizás eso era lo que me estaba molestando en este momento, mi imagen externa estaba derrumbándose por el despertar de un ámbito en mi personalidad que creía inexistente y me llevaba a conocer límites nuevos y capacidades insospechadas.

El aroma a metal intenso seguía molestando de forma majadera a mi olfato, aún después del baño exhaustivo que había tomado, al cambio de ropa y al uso de cremas y perfumes; todavía me parecía poder sentir el plasma sobre la piel de mis manos y mi cabello, aún húmedo, más perfectamente ordenado en una coleta . El tic-tac del reloj de pulsera se entremezclaba con el nerviosismo de mi palpitar; Tragué saliva y volví a beber de aquel whisky fuerte que Castiglione solía beber ciertas noches a luz apagada y música que rememoraba de seguro tiempos pasados.

" No estuvo tan mal después de todo...qué opinarías tú, Lorenzo?"

Sonreí y solté una risa extraña, ajena y cruda; no era difícil convencerme de que lo que había ocurrido hacía un par de horas era solo el comienzo de una larga e intrincada historia. No quedaba mucho que rescatar de todas maneras... el tiempo se había vuelto un tormento constante y los meses habían pasado sin demora, arrastrando toda la calma que existían en el pasado... una vida cómoda y bastante común. Bajé mi mirada hacia el sweeter de cachemira negro y mis jeans ajustados de similar color que contrastaban con la alfombra de tonalidades claras, con manchas irregulares en tono rojo oscuro repartidas por una de las esquinas. El piso de parquet estaba impecable luego de tres pasadas de agua clorada, más la alfombra había sido imposible de limpiar. Quedaba mucho camino por recorrer para resultar prolija y realizar todo con perfección... después de todo era una novata, una que había comenzado con algo bastante ambicioso y  quizás demasiado grande para sostener de manera solitaria.

" me reprenderías por ser tan impulsiva?...por estar aún enérgica y temblorosa con la adrenalina corriendo a mil por hora?"

La puerta se abre y puedo identificar el sonido de sus zapatos avanzar con aquel ritmo tan propio; mi pecho se contrae y retengo la respiración a la vez que bebo de un sorbo largo el resto del whisky sin expresar queja alguna. Nunca encontré más acogedor el respaldo de cuero del sillón modular, me hundí  en él a modo de encontrar resguardo, como cuando eres niña y cometes una travesura, sólo que lo que había hecho no era en ningún aspecto comparable a una.

- Llegas temprano...
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Mar Ago 19, 2014 7:33 am

-Está hecho- contesta y apoya la espalda en la puerta que acababa de cerrarse tras él; y no dijo nada… arrastro las plantas de los pies hacia adelante en la medida simultanea que su espalda se deslizo a través de la madera de la puerta como si fuera una gota de lluvia en la ventana hasta quedar sentado en el piso; el ambiente seguía estando tenso  y el lombardo prefirió no decir nada… de entre la docena de posibles cosas que podría haber dicho todo se le ocurría inapropiado o beligerante, no contaba con las energías o el ánimo para volver a discutir con Anne y muy probablemente el sentimiento era mutuo.

Y es que Lorenzo no era un cortador de gargantas a sueldo cuya lealtad podía ser adquirida por el mejor postor, deshacerse del cadáver nunca había formado parte de su modus operandi… eso era para mafiosos o agentes de campo en películas de espías, muy por el contrario, los suyos habían sido actos de retribución y revanchismo, los cadáveres debían ser encontrados y el mensaje entregado con claridad; como correspondía a la obra de un auténtico heraldo oscuro enviado por la misma muerte.

“En cada rincón del mundo un emisario ira a verte
 En todos los idiomas hay muerte”

No se dejen engañar, que la desaparición de las evidencias no fuese su negocio no significaba que no estuviera calificado para ello; Los centavos americanos  son monedas de cobre, opacas, pequeñas y de escaso valor, por eso nadie las quiere… irónicamente un puñado de esas monedas en combinación con dos cucharadas de bicarbonato de sodio y abundante amoniaco bastaban para convertir la mezcla en ácido clorhídrico, un compuesto químico corrosivo suficientemente poderoso como para disolver las casi 290  libras de carne y huesos del cadáver de la primera víctima de Meissner.

“Un tipo con 25 centavos en los bolsillos es capaz de desaparecer a 3 personas”                                                                                                                                     
Disolver el cadáver fue penas una de las muchas contrariedades con las que tuvo que lidiar, aquella criatura era demasiado grande, no cabía en la cajuela del automóvil por lo tanto el desmembramiento fue menester obligatorio; pero sin duda lo más difícil fue encontrar un lugar apropiado en los límites del estado donde evadir las miradas curiosas y el toxico olor de los químicos no alertaran a los vecinos.

-Solo espero que haya valido la pena- dijo y dirigió una mirada severa hacia la muchacha que acababa de tener su bautismo de sangre. Abordarle de esa manera podía no ser la más inteligente de las ideas, pero dada la gravedad del caso no podía ser de otra manera; el Italiano podía comprender las ansias de retribución y la rabia de Anne… pero ella había ignorado su petición de que fuese paciente y discreta.

Lorenzo prefería proyectar una imagen de enojo, sin embargo sus verdaderos sentimientos eran de una profunda decepción; a sus ojos Meissner había dejado de ser una persona confiable… “a partir de aquí, nada bueno puede ocurrir” por primera vez el italiano deseaba estar equivocado pero sus predicciones estaban cumpliéndose con precisión de profecía auto cumplida.
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Mar Ago 19, 2014 8:58 am

La voz del italiano se expresa de una manera que me resulta poco usual en él,teniéndo en cuenta lo que hemos pasado a esas alturas del partido, puedo observarlo a través del espejo de cuerpo entero como se deja caer hasta quedar sentado en el piso, de una manera resuelta y con claros signos de agotamiento; no espera para contarme que se ha hecho cargo de lo que era necesario y aunque no me sorprende la eficiencia con la que se desplaza en aquel mundo, me llama la atención que no haga más comentarios ni me reprenda acerca de mi indulgencia. Me quedo en la misma pose, sopesando todo a mi alrededor, el efecto del alcohol en mi sangre suaviza las reacciones emotivas de mi cuerpo y las traduce en un efecto stand by que puede resultar perturbador; entrecierro los ojos y hago una mueca con mi boca.

-la viste entonces, pudiste ser testigo de que aquello era real... que no mentía.

Respondo con una voz tranquila y suave, mientras vuelvo a llenar el vaso con whisky, sólo para no tener que retornar a aquella sensación de nervios y terror que tuve al enfrentarme a quien aparentaba ser mi madrastra. No era complejo enredarse en analogías simplistas, sólo que en aquel momento de silencio no lo deseaba, porque aunque ya estaba bastante mareada y relajada gracias al alcohol, sabía que si no controlaba mis pensamientos, mi mente volvería a la imagen de la esposa de mi padre convirtiéndose en aquella especie de monstruo demoníaco.

Sacudo mi cabeza de forma instintiva y ladeo mi rostro para observar a Lorenzo a través del espejo nuevamente, su ceño fruncido y las facciones lineales de su boca, me revelan cuan enojado se encuentra; suspiro ante ello con resignación y encaro su mirada.

-Sabes bien que era ella o yo...de un momento a otro todo estuvo en juego...estoy viva y con ganas de continuar hasta acabar con todo...

Intento olvidar aquella imagen de mi cabeza y comprender el cómo pude enfrentarme de manera tan avezada a cuál ser de cuentos de terror. La imagen femenina y delicada de la mujer que se hacía llamar mi madrastra no tardó en mutar a la de una monstruo deforme y agresivo, tan solo con observar que nos encontrábamos solas en aquella habitación. Iba a matarme de eso estoy completamente segura.

Me levanto descalza y a paso lento avanzo hasta la cocina para coger otro vaso y llenarlo con whisky más hielo; me acerco a Lorenzo, quien me observa de manera distante y una vez me encuentro frente a él, bajo hasta quedar a su altura; acuclillándome y apoyando el vaso con whisky frío sobre su frente, sin perder el contacto visual.

Su ropa de marca estaba manchada con sangre y tierra, al igual que sus cabellos tenían un pregnante olor a químicos, al parecer todo había ocurrido de manera intensa y me resulta inevitable el querer acercarme más y escuchar más de sus argumentos. Él había limpiando el completo desastre de mis actos irreverentes y creo comprender su enfado; debo parecerle un estorbo dentro de sus metódicos planes, alguien quizás en exceso impulsiva y si.. puedo admitir que muchas veces lo soy, pero no resuelvo comprender su silencio al respecto...

- Se que estás furioso por lo que sucedió y aunque pude haberlo hecho mejor, no estoy arrepentida...dime qué estás pensado; dime que estás enfadado, que lo arruiné todo, pero no te quedes como si no mereciera nada más de tu parte que la indiferencia...

Dejé el vaso sobre el parquet para poder tocar su rostro y retener su quijada marcada con una barba incipiente. La sensación de no poder leerlo con claridad era espantosa, desde cuándo la opinión de aquel extranjero había pasado a convertirse en un indispensable para mi tranquilidad?.
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Jue Ago 21, 2014 3:52 pm

-la viste entonces, pudiste ser testigo de que aquello era real... que no mentía.- dijo ella mientras se servía otro trago, cualquier tentativa de llamarle la atención sería inútil…Meissner es una mujer sensata, pero tiene un lado temperamental y el alcohol lo potencia.

-No estás loca, esas cosas existen…como también existen quienes se dedican a darles caza- su voz sonó en un registro barítono desganado, evidentemente el tema no le causaba gracia y estaban en una instancia donde ya no se podía seguir evadiendo las explicaciones. En efecto, Lorenzo estaba molesto, pero los actos de Anne habían sido solo el gatillo detonante y no exactamente la principal causa de su mal estar; no se suponía que ella debiera enterarse de la existencia de ese tipo de criaturas en primer lugar y mucho menos pretender enfrentarse a ellas con un revolver de marco portátil, era un milagro que fuese  mama monstruo y no ella quien acabo siendo comida de gusanos.

Aunque considerando la disolución química, los gusanos eran una retórica inapropiada puesto que nada había quedado para ellos.

El italiano no podía estar seguro de como había ocurrido puesto que había llegado demasiado tarde para tener participación alguna y esa era una de las agravantes que más le molestaba; irrelevante se había vuelto si Anne había descubierto su vocación  esgrimiendo atizadores de chimenea y atravesándoles  la cabeza desde  los ojos hasta la nuca a la primera aberración que se cruce en su camino, se necesitaba frialdad e instinto para ello; ninguna intención de restarle merito a la hazaña de la chica, pero también había que hacerle honor a la verdad…estaba también involucrada la suerte y muy probablemente un momento de extrema negligencia por parte del monstruo.

Lorenzo se maldijo así mismo por no haber estado allí… y como a todo el mundo le ha pasado alguna vez quisiera poder viajar en el tiempo unas 12 horas al pasado.

09:45 AM 20 de agosto del 2014

Lorenzo abre los ojos y experimenta 3 grandes cambios en su vida, tenía el cabello corto y aunque sabía que llegaría a echar de menos su antigua imagen, no tener que despertar con una crin rebelde cayendo sobre su rostro era un cambio muy positivo, había también pasado 2 días desde su última rasurada… ya que era época de cambios se la dejaría un par de días más.

Más significativo que su cambio de imagen era la sensación de haber pasado la noche recostado sobre sabanas de seda, una colcha kluft Royal Standard, espaciosa  y suave tan distinto a las literas y sacos de campaña que eran los mejores estándares con los que podía y valía la pena comparar, más haya sus experiencias se limitaban al suelo, a las zanjas desérticas Sirias, a los arcanos y mal olientes adoquines de las catacumbas romanas o a la nieve del inclemente invierno Finlandés.

Pero la mejor parte era sin dudas el contacto cálido de la piel de su amante que descansaba sobre su regazo, que la primera imagen del día fueran sus ojos celestes que parecían brillar con luz propia

habrían pasado de largo hasta el mediodía quizás, si no fuera por el insistente sonido del celular, Lorenzo tenia también uno de reciente adquisición, mismo modelo y mismo timbre…al Lombardo no le gustaba del todo, sin embargo Anne insistió que ante cualquier emergencia tenía que estar disponible y además era mucho más fácil coordinar direcciones, tiempos… nada escapaba a la modernidad ni siquiera los operadores clandestinos como él; tener aquel aparato y que la única persona que tiene tu numero sea la misma persona con quien duermes a diario se le ocurría como un chiste bastante cruel y teniéndolo muy presente era obvio que el teléfono que sonaba era el de ella y no el suyo.

-no tienes idea de cómo odio ese aparato- Se sinceró el joven Lombardo, en un tono moderado sentarse a mirar una película o cenar con Anne era un ejercicio imposible por culpa de su teléfono portátil, entre  eventos, desfiles, entrevistas y otras ofertas de trabajo el condenado dispositivo nunca dejaba de sonar; de por si los estímulos sonoros eran molestos para Lorenzo y su problema de inhibición latente, la melodía del teléfono era reiterativo y estresante.

Ante el obligado “Debo contestar” Lorenzo respondió -Hooo no… no vas a ningún lado- y la mantuvo cautiva entre sus brazos, haciéndola demorar con la esperanza de que quien sea que estuviera del otro lado de la línea llamara en otro momento, no obstante el teléfono siguió sonando y eventualmente el italiano la liberaría y dejaría ir. La vio envolverse en las sabanas y correr a buscar su teléfono, el por su parte se levantó y  se metió en el baño; el teléfono siguió sonando mientras él se cepillaba los dientes, pudo escuchar a Meissner correr de un lugar a otro buscando  aquel ruidoso utensilio y es que la noche anterior la ropa había quedado caóticamente esparcida por todo el departamento cortesía de una botella de champagne y un juego de Truth or Dare que les instigo a sacarse la ropa y terminar en el dormitorio.

Cepillo sus dientes por 5 minutos y hizo gárgaras con enjuague bucal por al menos otro minuto más…y el teléfono por fin había dejado de sonar -Ya era hora!- dijo Lorenzo, posterior a escupir el líquido en su boca, proyectando su voz para hacerse oír sin necesidad de gritar.
Irónico era que un día con un comienzo tan prometedor se hubiera ido directo a la mierda y algo le decía que si su fantasia del viaje en el tiempo fuese posible, todo lo que tenia que hacer es evitar que Anne recibiera esa llamada.

-Dime qué estás pensado; que estás enfadado, que lo arruiné todo, pero no te quedes como si nada, mirándome con desdén...- Dijo ella, al mismo tiempo que le sostenía el mentón como obligándolo a mirarle a los ojos.

-Esos monstruos son llamados Aswang, a diferencia de otros monstruos ellas pueden caminar entre nosotros  lanzando conjuros y maleficios… si estoy sonando como un autentico demente ¿Verdad?... tu padre no se enamoró de tu madrastra por accidente y tampoco creo que tu madre biológica haya muerto por una enfermedad- Lorenzo lanzo toda esa información sin ningún tipo de filtro o tino, hablaba a través de su enojo -Ahora que has matado a la matriarca no podremos saber si alguna de tus hermanas es como ella o si  ha lanzado algún maleficio sobre nosotros… tendremos que vivir con el-
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Sáb Ago 23, 2014 2:45 am

Me habría encantado poder entrar en la mente de Lorenzo; sin modificar su forma de mirarme, se había dignado a hablarme y todo lo que estaba contándome se juntaba como una gran masa de información, que resultaba difícil de tragar de una sola vez; sin embargo no era eso lo relevante, sino que de hecho toda esa información espeluznante y reveladora nunca me había parecido tan real y cruenta. El espectro se habría vuelto tan turbio como las manchas de sangre en la alfombra y la única forma de aclarar el asunto era terminando lo que había empezado esa mañana con una simple llamada telefónica. 

Pude sentir la tensión de su quijada en el tacto de mis dedos sobre su rostro, estaba serio e intuyo que el enfado que mantiene no disminuirá con un par de caricias de mi parte.

-Lorenzo...tú eres uno de ellos, eres un cazador, no es cierto?..

Suspiro, cierro los ojos y me levanto sobre mis talones, aguantando el dolor de cabeza que surgió de manera preponderante, martillando mi sien a la vez que repito en mi mente las palabras claves que Castiglione mencionó dentro de su última oración acerca de mi madre. Su muerte siempre me había resultado bastante imprevista y extraña. No le había dado importancia por la inmadurez de aquellos años, pero ese era un tema bastante protegido de las manos ajenas. Todo sucedió rápido y silencioso y sin sospecha alguna, mi padre se hizo presente apoyándome y llevándome a casa con él y con Marie, con  quien había contraído matrimonio hacía unas pocas semanas.

Marie... aquella mujer conocía a mi padre desde hacía unos años, habían estado juntos previo a casarse y gracias a ello contaba con dos adorables hermanastros. Ella era una mujer elegante, joven y con carácter, muy diferente a como era mi madre y debió de ser por ese motivo que nunca tuvimos más relación que lo profesional, ella era de hecho una persona muy misteriosa y distante que sólo consideraba a mis hermanastros como lo más importante; era eso lo que me mantenía en la incógnita, no sabía hasta que punto George y Francis podrían estar involucrados en esta trágica historia, pero pretendía averiguarlo muy pronto con o sin la ayuda de Lorenzo.

Toco mi frente al sentir nuevamente un par de pinchazos, mi cabeza parece a punto de explotar y decido beber un poco más de aquel licor, deseando que arrastrara el malestar, algo que resultaba bastante ridículo en aquel momento porque mientras más bebo más confundida me siento.

"Acaso todos tenemos un plan de vida ya resuelto desde antes?...o quizás el destino quiso ser benevolente y juntar nuestros caminos para resolver este dilema. tal cuál un engranaje de motor, Lorenzo Castiglione había llegado a mi vida en el momento preciso"

Estiro mi mano y acaricio los cabellos cortos del italiano, llamándolo con mis dedos a que me siga. Estar sentado en el piso no es tan cómodo como estarlo sobre un mullido sofá y él se ve bastante cansado, decepcionado y más serio que de costumbre.

-Dices que aquel monstruo se llama Aswang?... creo haber escuchado ese nombre antes, si no me equivoco fue durante el estreno de una obra de teatro que vi en un viaje a Hong Kong...quizás las leyendas hablan mejor de la realidad que el noticiario nocturno.

Me siento de lado en el sofá, cruzando mis piernas y observo fijamente el objeto que descansa sobre la mesa de centro; aquel colgante de forma similar a un colmillo, que pertenecía a Castiglione. Los flashbacks no se hacen esperar... la noche anterior fue memorable, siempre lo es cuando estoy entre los brazos de aquel hombre, pero el contraste con lo que está sucediendo ahora es garrafal. Cojo el accesorio y lo mantengo entre mis dedos, tratando de resolver con mi instinto si es que aquella pieza resulta ser algún tipo de trofeo de guerra o es simplemente un recuerdo de alguien de su pasado.

"Ahora que has matado a la matriarca no podremos saber si alguna de tus hermanos es como ella o si ha lanzado algún maleficio sobre nosotros… tendremos que vivir con el"

Sus palabras me dan una señal de compañerismo que quisiera comprobar por mi misma de una forma directa y seria. Suspiro y lo miro a los ojos; Lorenzo...aquel extranjero que conocí por causas del destino era el único en quien podía confiar y a pesar de que nuestra relación no tenía un nombre en particular, sabía que era menester tenerlo mi lado, sin embargo él deseaba estarlo?.

- te quedarás conmigo?, digo... esto se ve bastante complejo y no quiero que te sientas presionado a continuar...


Le hablo con una frase tímida que a la vez revela parte de mi. Hace ya varias noches la comunicación entre ambos mutó del lenguaje hablado a uno más físico... como expresarse correctamente cuando las palabras parecen tan básicas y limitantes en significado? la actitud de apacible neutralidad parece no resultarme y sospecho que él sabe que su presencia me da seguridad, más detestaría ser una carga más, no va conmigo ni con la forma en que deseo abrirme paso en lo que resta.
 
-No puedo obligarte a permanecer, después de todo el inconveniente es mio... pero si lo haces, prometo ser más prudente y enfrentar todo de la forma que se considere correcta... quiero seguir aprendiendo de ti.
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Sáb Ago 30, 2014 4:30 pm

-¿Decepcionada?- Pregunto con forzada ironía, el Italiano estaba muy lejos de ser aquel chico malo que ella había idealizado; él sabía que la pendiente era larga y que solo vendría decepción tras decepción de aquí en adelante por mucho que había intentado plantearse desde un principio que lo que fuera que estaba pasando entre ambos no tenía ningún futuro, dar un quiebre definitivo le estaba costando sudores de agonía… ¿a quien quería engañar?…no quería que ese momento llegara ni ahora ni después.

Inclino su cabeza hacia el costado uniendo las oscuras iris con el rabillo del ojo, estaban irritados como si llevara varios días sin dormir… por supuesto era cortesía de los químicos que había utilizado y no de la falta de sueño; dedicándole una mirada severa, que en compañía a la expresión de su rostro y una mancha de tierra en su mejilla hablaban por si solas “Are you fuckin’ kidding me?”-Que considerada señorita Meissner…Eres tan locuaz que casi consigues que me lo crea- Dijo con voz rasposa y apoyo el codo en la puerta utilizándolo de impulso inicial para ponerse de pie, fue un acto forzado y carente de elegancia fruto de un desgano infinito y muy alejado de la usual agilidad con la que el lombardo solía infundir a cada movimiento.

-De verdad tienes un don increíble -Cough- para ignorar detalles importantes, como por ejemplo que estoy involucrado hasta el cuello desde que docenas de personas me han visto contigo públicamente -cough, cough- haz gastado más de $4.000 en menos de un mes por ropa y perfume de hombre; he utilizado tu automóvil para salir del estado con un muerto en la cajuela…-Cough, cough, cough!!- Se pronunció entre pequeños ataques de tos, que no aparentaban de gran seriedad de echo aquella vos rasposa parecía aliviarse y recuperar su tono habitual después de toser.

-No tengo elección… si te dejo sola actuaras por tu cuenta -Cough- El punto sin regreso había sido pasado ya tiempo atrás, buenas oportunidades para arrepentirse habrían sido el primer día antes de siquiera saber su nombre o la noche de la fiesta cuando aún no había sangre en las manos de nadie.

-Sera mejor que tome una ducha…- el ácido clorhídrico era toxico además de corrosivo, Lorenzo estaba experimentando un leve síntoma de envenenamiento químico… su vida no corría peligro, pero se sentiría enfermo mientras el cuerpo se encargaba de eliminar los residuos que de forma inevitable había respirado; si hacemos un conteo final el enojo del italiano se sustentaba en:

1- No haber estado cuando el monstruo ataco.
2- Que información que se suponía secreta haya salido a la luz.
3- Encubrir el crimen fue costoso para su salud.
4- Había perdido la oportunidad de saber que es el “Vouche del Morte” y si tal maldad tenia cura.

Su enojo disminuyo considerablemente una vez pudo quitarse aquellas prendas nauseabundas y meterse bajo el bienhechor caudal de agua que ofrecía la ducha… relajante si dependiera de el, podría quedarse allí toda la noche y al diablo con la factura del agua, sabía que necesitaría mucho más que una llave corriendo para arruinar la economía de Meissner… el agua cayo gentil sobre su cabello hombros y espalda -Cough, cough- apoyo los nudillos de ambos puños y la frente en los azulejos mientras sentía como el agua se llevaba aquel halo repulsivo que se colaba por sus vías nasales y sus ojos dejando secuelas claras.

“Porque nunca me haces caso”

Una camiseta ajustada y sin mangas, boxers y pantuflas no era exactamente la forma en que el italiano se mostraría abiertamente al público, pero sin duda le hacía sentirse en el pic de la libertad que un hombre de su edad podía permitirse en la intimidad de un hogar… que no era exactamente el suyo... pero que sin dudas sentía como su trinchera predilecta.

-No me parece muy sensato que te aparezcas frente a las personas que te espían… pospone la reunión inventa alguna enfermedad o algo- le dijo previo a la preguntarle quien estaba al otro lado del teléfono, Anne había hablado por mas de 10 minutos por teléfono y ahora mismo se maquillaba frente al espejo manteniendo la puerta del baño abierta… la etapa del pudor había quedado atrás hacia varias noches.
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Lun Sep 01, 2014 4:09 pm

Callé ante su suposición, la desilusión no formaba parte de la escena en aquel momento y no existía duda alguna, Lorenzo estaba enfadado, además de fuertemente afectado por lo que fuera que había usado para deshacerse del cuerpo de aquel monstruo. Me siento incapaz de negarle nada ni retenerlo a que vaya por una ducha, con sus palabras irónicas y severas me bastaba para comprender que mis actos distaban mucho de lo que él podría considerar como apropiados.

El se voltea sin siquiera mirarme y se dirige al baño, dejándome en aquel espacio junto a mis recuerdos que se remontan a unas cuantas horas atrás....

::::::::::::::::::::::::::::::Flashback:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

09:45 AM 20 de agosto 2014

Sus brazos me retienen y pretendo dejarle hacer, sin embargo considero que una llamada de tanta insistencia merece atención y me separo con desgano de él, quien finalmente cede con un suspiro de resignación. Ya es de día y la luz del sol trata de colarse por las cortinas de seda cruda, enfocándome como protagonista. Me cubro con la sabana jalándola con ambas manos para soltarla del colchón y avanzo en la búsqueda de mi teléfono a través del desorden que provocamos gracias a un exceso de unas copas la noche anterior, todo era un completo caos. 
Tras unos minutos de búsqueda cojo el celular y observo petrificada el nombre que el visor led expone, es ella.... y  quiere contactarse conmigo con tanta urgencia a esa hora de la mañana.

-que sucede....- contesto casi en en susurro.

- querida...leíste ya el periódico?, supongo que no... tenemos que conversar. Es sobre el desastre ocurrido y en especial...sobre tu padre, tienes tiempo para un café?

La duda me domina, junto a la obvia sensación de miedo;  más sé que no debo esquivar tal oportunidad de verla cara a cara, un si determinado, pero silencioso termina la conversación y me posiciona en el tablero de juego. Me encierro en el baño y me preparo para salir con rapidez tomando la precaución de no alardear mucho sobre aquello, pero Lorenzo no es un primerizo y trata de insistir en que desista de aquella junta.

-te preocupas demasiado...estaré bien.

Abro los ojos tras maquillarlos y puedo observar al italiano a través del espejo con su facha relajada y atractiva aún vestido con su particular pijama. El rouge se desliza por mis labios y sonrío en una mueca para esparcir el color hasta las comisuras de mi boca. Un beso sobre sus labios y su mentón resultan efectivos para gatillar el ascenso renovado del deseo de nuestros cuerpos, más me detengo y le miro con franqueza.- lo prometo... evitaré riesgos innecesarios, además... Me alejo y cojo su celular y lo exhibo con gracia. - eres el primero y único a quien recurriría en caso de peligro, Dear....- vuelvo a girarme y salgo del departamento.

11:45 AM, 20 de agosto 2014

La oficina está en penumbra, tras unos minutos en aquel ambiente mis pupilas logran acostumbrarse al bajo nivel lumínico y es entonces que distingo el extraño brillo de aquellos ojos color ámbar que me observan desde un rincón. Ella está de pie, ella... mi madrastra.

- Si no es por tu ridícula cara podrías pasar desapercibida para mi, pero no... tienes la misma cara que la maldita de tu madre, tan patética...

Mi corazón se detuvo unos segundos a la vez que intentaba comprender las palabras que mi madrastra me dirigía, su odio era tangible y sincero. La imagen de mujer comprensiva, amable y preocupada era nada más que una farsa; el telón cayó de pronto junto con su apariencia humana, revelando a un monstruo, una alucinación quizás?... no, ello era real..

::::::::::::::::::::::::::::::::Fin del Flashback::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La puerta del baño principal se encuentra entreabierta, como si me invitara a ingresar donde Lorenzo se encontraba. Las mamparas de cristal mate dibujan la silueta de un hombre que descansa su frente sobre los azulejos, como si deseara que la lluvia cálida barriera con todo. Ya no huele a químicos, pero supongo que eso es algo superficial. Sin pensarlo dos veces me desnudo e ingreso con precaución a aquel espacio brumoso de vapor, necesito estar con él, saber que todo está bien, que podemos volver a estar juntos como estuvimos aquella mañana.

El gel de ducha se torna espumoso en la esponja, dejando un camino suave cuando froto con delicadeza la espalda del italiano. Su columna, sus omóplatos, el borde externo de sus brazos. Mis heridas vuelven a arder bajo el agua caliente aún con las compresas y vendas puestas.

-no estoy desilusionada. Mis cabellos castaños se pegan a mis hombros, espalda y pechos, mientras me pego a su espalda en un abrazo. -no puedo aunque quisiera...y duele, duele que pienses eso de mi...me duele porque te quiero mis manos se cierran contra su torso, aferrándome a él, llena de nervios y vergüenza...
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Jue Sep 11, 2014 3:05 pm

Lorenzo estaba tan sumergido en sus propios pensamientos que no se percató de la presencia de Anne sino hasta sentir su contacto físico, la esponja recorriéndole la espalda… no habia sido del todo honesto con ella esta noche y sin embargo creía haber dicho demasiado. Y escucharla… sus palabras conciliadoras y prudentes… lo hacia todo mucho más complicado.
¿Cómo le explicaba lo que seguía a continuación? ¿Qué podía decir el ahora?
 
12: 16  20 de agosto 2014

Si bien el intento de persuadir a Anne de no asistir a dicha junta había fracasado estrepitosamente Lorenzo no podía quedarse de brazos cruzados y viajo hasta Queens a la residencia de Edward Meissner, infiltrarse en la propiedad no fue ningún desafío, los caserones con grandes jardines ofrecen muchos escondites y  revisar las multiples habitaciones solo bastaba con chequear los ventanales los cuales eran también ridículamente fáciles de vulnerar.
Ingreso al ala este donde se encontraba la persona a quien habia venido a visitar en primera instancia.

-Tengo el privilegio de recibir visita del último de los templarios… ¿has venido a matarme?-
-Si…- Respondió el Italiano al mismo tiempo que miraba las múltiples curiosidades en el estudio de aquel hombre, muchas parecían reliquias de apreciable valor histórico,  habían desde fetiches ocultistas de diversas culturas, armas de distintos periodos históricos hasta emblemas y escudos heráldicos de importantes familias Europeas; todo puesto en vitrinas, estantes y muebles cuidadosamente diseñados para la exhibición.

- que gran decepción… esperaba algo mucho más dramático de parte de un hombre que ha jurado: “tener el temple, la sangre y la fe como única riqueza... Y solo vivir para ser silencioso como la noche y letal como el alba”-

-El bautismo de fuego y sangre… alguien ha hecho sus deberes- Musita gratamente sorprendido, le faltaban varias estrofas al juramento, pero había que reconocer el mérito… esa no era información fácil de conseguir para cualquier persona.

-y alguien ha roto sus votos… ¿que dirían tus maestros si te vieran viviendo en el obsceno bienestar neoyorquino mientras fornicas con mi hija de forma regular?- se podía distinguir cierta gravedad en su manera de pronunciar, su oratoria era más propia de un reproche que el de una ironía en esta oportunidad.

-Ellos no dirán nada… están muertos… y no tengo motivos para seguir honrando un juramento que fui obligado a  pronunciar mientras me torturaban- Entona correspondiendo al mismo espíritu en que la pregunta había sido hecha. El joven cazador avanzo un par de metros adicionales quedando frente al escritorio de aquel hombre, de unos aproximados 56 años de edad, su cabello estaba poblado por canas blancas y grises, vestía con distinción y era de echo más alto que el propio Lorenzo, sino hubieran 30 años de diferencia en edad el italiano se habría encontrado con un oponente más que digno.

-¿No les debes lealtad? ¿Y entonces porque sigues cazando muchacho? ...Yo se… no se puede domesticar a un lobo que ya ha probado sangre- llena un vaso con whiskey mientras sus manos tiemblan, ciertamente estaba convencido de que ese encuentro no tendría consecuencias positivas para él. -Haz lo que debas Sans Coeur… pero mantente alejado de mi hija-

-Así que papi no aprueba…- Agrega el lombardo sin mucha sorpresa, era de esperarse.

-No te sientas ofendido, mi hija tiene un historial de pésimos pretendientes… un rockero frustrado, un modelo con adicciones que es incapaz de pagar, el único de ellos que parecía decente resulto ser un canalla con doble vida… y finalmente tú la cereza sobre el pastel un asesino serial- Bebe su vaso de Whiskey como si fuera agua, la botella del etiqueta negra tenía ya menos de la mitad.

-Te mantienes muy bien informado sobre la intimidad de tu hija… por lo que puedo deducir que los micrófonos son cosa tuya- Sentencia mirándolo de forma apremiante cual depredador asechando a una presa.

-Asi es… ahora tienes tu excusa acabemos con esto de una vez!!- El italiano puso el cañon de su arma H&K en la frente de Edward, justo entre medio de los ojos  y simultáneamente el dedo en el gatillo… todo terminaría tan pronto el mecanismo de disparo fuese accionado, pero no hubo tal; Lorenzo baja el arma y camina en dirección a la salida. Edward Meissner le había parecido un obsesivo del control y  un cerdo prejuicioso, pero no un hombre malvado… no tenía ningún poderoso motivo para matarlo y por el contrario si uno mucho más importante para dejarlo vivir, evitarle un disgusto y el sufrimiento a Anne.

-¿Q-que haces…? no, no puedes irte asi… NO ME DES LA ESPALDA HIJOOO DE PUTA!!-Brama un colérico Ed Meissner y agarra con fuerza el abrigo del Italiano por la parte del hombro para obligarlo a darse la vuelta y encararle… pésima idea, Lorenzo había quedado irritado después del intercambio verbal con aquel hombre y teniendo a su hija como única excepción a la regla, el odiaba que lo tocaran.

Shoulder Throw:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

La reacción del joven Cazador ante la osadía de aquel individuo fue quizás desmedida, inmovilizando y utilizándole el brazo como la extensión de una palanca, añadiendo una apropiada inclinación en la espalda para producir un punto de pivote y hacerle caer contra el piso con una fuerza aumentada a causa de principios físicos, polea, palanca y aceleración de gravedad… para Lorenzo Castiglione las artes marciales no eran otra cosa sino el punto de convergencia entre el combate y las ciencias matemáticas. Pero ese último movimiento no había sido calculado sino simplemente ejecutado.

El impacto tendría una fuerza no inferior a 2G que era el equivalente a caerse desde un segundo piso, sin dudas una maniobra exagerada para un hombre de 50 años, el italiano se cubrió el rostro con ambas manos y las deslizo a través de su cabello en señal de arrepentimiento -Estoy dándote la chance de salvar tu miserable vida Eddie te sugiero q…- dice aunque no alcanza a terminar la frase, se había inclinado para ayudar al maltrecho hombre a ponerse de pie. Cuando le tomo por el cuello de la camisa para ayudarlo a pararse, el italiano se percató por pura coincidencia de que aquel hombre tenía una extraña cicatriz cauterizada en el pecho, le abrió la camisa y la cicatriz cruelmente gravada con un hierro candente formaba un circulo que no dejaba lugar a dudas. -Que… demonios es esta… ¿alguna especie brujería pagana?-

Marca del maleficio:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

-Por piedad… te lo suplico… MATAME!!!-Se pronuncia con la humildad propia de una víctima, parecía mentira como toda esa mala sangre desapareciera de golpe… el italiano llegaría incluso a sentir pena por él.

Lorenzo ayudo al Señor Meissner a llegar hacia la comodidad de la silla de su escritorio y escucho con atención el relato de aquel hombre; Las ironías rapaces quedaron de lado y habían sido capaces de entablar un diálogo civilizado, hasta donde las circunstancias lo permitían. El origen de la cicatriz era claramente ocultista y la responsable era su actual esposa.

-¿cómo puedes ayudar a un ser tan despreciable?-

-ACASO TE PARECE QUE TENGO ELECCION!!!... soy su esclavo, no su cómplice-[/color]
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Vie Sep 12, 2014 7:36 am

El silencio otorgaba una respuesta casi inmediata y aunque deseaba no interpretarla como una negativa, me sentía bastante expuesta y con el ego humillado. Me separo nuevamente del roce de su piel, para continuar con aquel ritual que me obliga a pasar nuevamente la esponja contra su piel. Intento ser delicada a la vez que silencio mi curiosidad por enterarme de qué es lo que ha ganado la batalla contra mi presencia en la mente del italiano.



::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::Flashback:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

11:45 AM, 20 de agosto 2014

Marie, mi madrastra estaba dispuesta a no perder el tiempo tratando de llevar un diálogo ameno y conciliador, sus manos tersas y elegante ahora podían visualizarse como una desagradable e impactante mutación de cinco garras envueltas en piel translúcida y venosa. No hubo duda ni emociones cuando dirigió sus extremidades hacia donde me encontraba, apuntándome como cuchillos; estaba dispuesta a atacarme...y debía hacer algo al respecto.

La voz de Lorenzo entró en mi cabeza, con aquel tono despectivo e indiferente... hablándome de interminables métodos de defensa, conceptos y técnicas que nunca pude retener y que en ese instante se agolpaban como posibles opciones de reacción. No consigo explicarme el motivo: no se si es debido a que la naturaleza es sabia o es el instinto de sobrevivencia es mayor que cualquier amenaza. El miedo se apoderó de mi cuerpo, alertando a la vez mis sentidos y la adrenalina se disparó como un shot energético que me impulsó a actuar de forma extravagante y ajena a mis recuerdos.

Asimilo donde me encuentro y sin sopesar nada, mi mano temblorosa busca disimuladamente, pero con urgencia en mi cartera la Taurus 85 y con decisión la dirigí a su rostro...

- Me llamaste para hablar algo importante, pero empezaste de mala manera...Qui-Quien eres en realidad?...

No reconozco mi voz, ni mi cuerpo, ni mi actuar... es como si fuera todo una película, algo que no es real, puedo ver todo desde la perspectiva de lo ajeno...Un simple pestañeo, dos segundos  y ella está sobre mi, presionándome con su cuerpo contra la pared, su piel rugosa es húmeda y gélida, pero fuerte.

Pesa una tonelada, pesa demasiado y me cuesta respirar. Me coge por el cuello con firmeza ajustando el diámetro de su apriete, impidiendo que el aire pase por mi tráquea con normalidad hacia mi cuerpo, quiere matarme, quebrar mi cuello y se siente fácil, tan fácil que podría morir ahí mismo sin siquiera emitir sonido... casi puedo reír ante aquello, qué inútil me siento... quién soy yo después de todo para evitarlo?...

" Lorenzo tenías razón, nunca fue una buena idea..."


::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::Fin del Flashback:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Lorenzo es complejo de entender y su alma sigue tan oculta dentro de la oscuridad de su interior, cómo siempre. Temo no poder alcanzarla, al menos no con la sabiduría que podría tener sobre otros hombres...otros...no puedo comparar a Castiglione con nadie y debido a ello el miedo vuelve a rondarme con sus limitaciones caprichosas.

Estoy turbada, confundida y un ápice arrepentida de mi actuar impulsivo, de mis palabras expuestas sin rodeos, de haberme desnudad frente a él sin exigir nada a cambio...

 "debo hacerlo?... qué se debe hacer cuando la verdad es lo único tangible y golpea tan fuerte hasta que escapa sin aviso previo, exponiéndote al escrutinio de quien es tu debilidad?"

Ya no sé donde pisar y aunque sé que tengo alternativas de caminos firmes muy cerca mío, me atrae el fango... mientras más pantanoso es el terreno, mucho mejor y Lorenzo me significa las más exóticas arenas movedizas que podían ser cruzadas, el aroma fuerte a café por las mañanas, el tabaco quemado, el ruido eléctrico de la máquina de afeitar y el almizcle de caoba y cedro que deambulaba por las habitaciones de mi departamento...y talvez era mucho más que eso después de todo.


"Me adelanté quizás a algo que no tiene pies ni cabeza?"
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Sáb Sep 13, 2014 3:47 pm

Lorenzo abre sus ojos como platos a escasos segundos de la confesión de Ed Meissner, Marie Meissner es una hechicera y ESTA CON ANNE EN EL MISMO LUGAR!!

-Edward… Anne fue a reunirse con tu esposa… NECESITO SABER DONDE!!- Exclama girando la silla de Edward para que este quedara mirándolo de frente mientras el italiano se agazapaba levemente para quedar a su altura.

-Ma-Marie suele tener largos periodos de letargo en Upper East Side… allí todo el mundo es ciego sordo y mudo en ese lugar…… el lugar donde ángeles y los demonios no se atreven a pisar… no puedes perderte- Edward tuvo un último gesto de nobleza con el Italiano que había invadido su propiedad y agredido de forma tan brutal… reafirmando que a pesar de todo no era un mal sujeto y se preocupaba por su hija, saco del bolsillo interior de su chaqueta las llaves de su vehículo y se las arrojo al hombre frente a el.

-Vete ya- Dijo la petición de que salvara a su hija se le quedo atorada en la garganta, pues el cazador había salido corriendo rápido como un relámpago al apenas recibir las llaves, no dándole tiempo a decir nada más.

12:32 pm  20 de agosto 2014

El Lombardo había roto media docena de leyes del transito tratando de llegar a Upper east side, a bordo de un Peugeot Exalt, pasando semáforos en rojo, conduciendo en sentido contrario e incluso atravesando la vitrina de una galería con tal de optimizar  el tiempo de viaje, rápidamente gano notoriedad ante las autoridades por su imprudencia al conducir y aquellos minutos ganados se tradujeron en tiempo esquivando patrullas… para cuando finalmente llego al punto señalado en el GPS… ya había pasado a lo menos otros 50 minutos; solo esperaba que no fuera demasiado tarde.  

"Dios...que no sea demasiado tarde"

La ropa se había se había rasgado, así como su piel humana en el instante en que adopto su verdadera forma… aun podían verse partes de su rostro, sus pechos al aire y manos humanas como si fueran retazos de piel vistiéndole a medias, mientras que su verdadera forma era un humanoide de extremidades largas y una piel similar a la de un anfibio de un color oscuro difícil de definir debido a la sangre y con multitudinarias pústulas de color verde brillante, sus ojos conservaban aquel color ámbar, pero habían dejado de parecer humanos, la iris se había dilatado cubriendo por completo el globo ocular mientras que la pupila se había vuelto estirada y puntiaguda, similar a la de los reptiles.

Sus fosas nasales eran simplemente agujeros unas cuatro pulgadas por debajo de sus ojos y su mandíbula se había dislocado para dar lugar a dientes de 4 centímetros afilados como navajas y de un color amarillento, percudidos en una gruesa capa de sarro y sangre daban pistas acerca de los hábitos alimenticios de la criatura, su aliento era pesado y nauseabundo…pasó su lengua oscura, lánguida y extensa como la de los reptiles por la mejilla de Anne humedeciéndola con su saliva de textura espesa que esa mucho más similar a la de un ungüento que a la baba natural de cualquier mamífero; gesto lascivo cuya única finalidad había sido infundir más terror en el corazón de su víctima.

-Tierna… Aunque estas un poco vieja para mi gusto… puedo hacer una excepción-

Su voz era peculiar, como si fueran dos personas hablando al mismo tiempo con una sincronización perfecta pero en tonos diferentes un mezzosoprano que emitía siseos similares a los de una serpiente mientras la otra emitía carraspeos guturales.  La criatura se arquea y abre sus terroríficas fauces cual ultimo ritual con la intención de arrancarle la tráquea de un mordisco a su víctima… ignorando que cometía el fatal error de otorgarle a Anne aquella valiosa milésima de segundo necesaria para evaluar sus posibilidades… El arma en su bolso o las brillantes tijeras a escasos metros de su alcance, habían caído al piso junto con otros abundantes útiles de escritorio.
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Mar Sep 16, 2014 12:47 am

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::: Flashback:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

Aquel no era el día escogido por los dueños y creadores de las estrellas; tal cual David, me sentí empoderada de un instante a otro y aprovechando el espacio de tiempo que aquella criatura regala  mientras se acercaba de manera violenta hacia mi, mis manos se engarfian contra el gatillo de mi Taurus.


"Tal como te unas cuantas veces hacerlo...mi querido bambino..."

Un disparo, dos y tres... todo dirigidos de forma inevitable y sorpresivamente acertada sobre su tórax... aquella criatura chilla con desesperación y aunque logro zafarme, pero me doy cuenta de que no es suficiente para deshacerme de ella. Me afirmo con fuerza sobre mis piernas temblorosas y jalo el gatillo nuevamente, dos disparos escapan penetrando sus extremidades inferiores; luego el gatillo me llama nuevamente y lo presiono dándo como resuktado clicks sin respuesta. 


"No.... no tuve eso en cuenta..." se apodera de mi el pánico, la incertidumbre y la desesperación... no calculé y las balas se agotaron con facilidad. "maldición...maldición, mierda!!!!"

Suelto el revólver y busco a mi alrededor algún objeto punzante, mientras ella sigue retorciéndose por el piso. Observo todo con eficacia: sobre su escritorio, entre los estantes... en mi cartera y nuevamente aquel preámbulo, me saca de foco y la observo reptar hasta alcanzarme y me lleva a estar bajo su cuerpo herido que me golpea como mil martillos: las costillas, las piernas , la espalda... me jala el cabello y me lanza contra el escritorio cayendo sobre la alfombra junto a agendas, lapiceras, correctores...tijeras... "tijeras..."

El frio del metal me despavila y es entonces que puedo ver a través de él... siento como Lorenzo y me doy cuenta de que puedes estar herida, agonizante, humillada y devastada, más la fuerza y el espíritu de sobrevivencia nunca deja su sitial... y fue aquello lo que me impulsó sobre mis talones contra aquel ser, de una forma extraña e insistente... mi cuerpo pesa, tiembla y la ira me domina...golpeo, entierro, hiero y grito con desesperación; no soy yo, esta nunca he sido yo...soy otra, una más como Castiglione...


14:17 PM, 20 de agosto del 2014

El olor a sangre inunda mis sentidos al igual que el sonido seco y afilado de las tijeras perforando la carne y venas de aquel monstruo; mis manos se sienten viscosas y me duele todo el cuerpo. El rojo tiñe el agua de la bañera y las toallas que me ayudaron a limpiarme ... mi ropa está en desorden, manchada y destrozada, al igual que la piel de mis brazos y mis costillas. Escucho la puerta de la entrada con su sonido particulat y luego de unos minutos, el eco de su voz con acento europeo, el tacto de sus manos curtidas y el calor de su cuerpo se hacen notar; me rodea y me cuestiona con sus ojos... no puedo mentir, no a él.

-Lorenzo, lo hice... las tijeras, las tijeras...

Me mira con seriedad sin responder, a su natural modo de analizar todo. Entonces comprendo que me apresuré y modifiqué el orden de los planes, más no puedo moverme siquiera, aún afectada por calambres y el shock que comienza a doler, de mi cuerpo.


-Debes ayudarme, hay que deshacerse de ella. Nadie debe saberlo...

::::::::::::::::::::::::::::::::Fin del Flashback:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

El shampoo se esparce con rapidez y me enfoco en mi cabello, el silencio se ha vuelto una constante y pretendo no forzar la situación. Mis heridas arden nuevamente ante el contacto con el jabón y el agua caliente, más se que no es nada grave, solo es la poca costumbre al dolor. Deberé habituarme a ello o es solo el matiz que marca el comienzo de un nuevo yo?.
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Mar Sep 16, 2014 6:13 am

El edificio estaba sospechosamente vacío y en el hall antes de llegar al elevador había un relieve trabajado en yeso, un ángel y un demonio volando evitando tocar con los pies un piso lleno de serpientes…la analogía de Eddie tenía sentido después de todo; el botón del elevador no funciona y Lorenzo es obligado a subir hasta el noveno piso, donde se supone esta la corredora de propiedades y al menos otras dos sociedades anónimas pertenecientes a la firma Meissner.
Al apenas abrir la puerta desenfunda la H&K y registra la oficina habitación por habitación, encontrando el cuerpo de la criatura desangrada en el piso, sus extremidades bajas y el tórax tenían perforaciones de bala, pero el trapecio, yugular habían sido apuñaladas de una forma irregular con algún objeto punzante…El cazador movió el cadáver cuidadosamente con el empeine al mismo tiempo que seguía apuntándole con su arma, solo como precaución adicional, el misterio se resolvería por si solo; Había una tijeras atravesándole el globo ocular izquierdo a la criatura.

Muerta…y sus atributos físicos la hacían muy difícilmente identificable, pero gracias a la información que le había sido proporcionada de antemano, el joven cazador podía intuir que era el cadáver de Marie. Continuo su búsqueda llevando de frente su arma como vigía y con el corazón convertido en un puño, se adentró al cuarto de baño y corrió de un rápido manotazo la cortina, encontrándola allí… Annie… lastimada pero viva.

Aparto el cañón de su arma rápidamente y la rodea en un abrazo; pasaría del alivio a la urgencia en lo que duraba un suspiro… Lorenzo recorrió el cuerpo de Anne con ambas manos, su toque tuvo una connotación puramente inspectiva, pudo notarlo en la manera en la que un suspiro irritado se le escapaba cuando tocaba ciertos puntos algunos más obvios que otros… Ella lucía una serie de hematomas que se extendian desde el frontis de la caja toraxica hasta la espalda, el antebrazo y muñeca del brazo izquierdo estaban enrojecidos e irritados como si hubiese intentado bloquear con  esa parte el reiterativo golpe de un bat de baseball y finalmente varios arañazos se extendían alrededor de su cuello y la parte baja del mentón… como si garras gigantes hubiesen querido estrangularle.  

-Shhhhtt… un problema a la vez- Le dice, mientras le toma el rostro con ambas manos y le mira a los ojos -Necesitamos atender tus heridas, debes regresar a casa e inventarte una coartada creíble… yo me ocupare del resto-  

14:19 PM, 20 de agosto 2014

Afortunadamente no fueron necesarias cauterizaciones, improvisadas intervenciones quirúrgicas de ningún tipo… en el baño había un botiquín con una apropiada cantidad de vendajes, antisépticos, analgésicos y compensas; aun así todas las atenciones representaban un alivio apenas escuálido ante las múltiples aflicciones que muy seguramente estaba padeciendo la castaña.

15:22 PM, 20 de agosto 2014

Casi una hora completa fue invertida en solo en desmembrar el cuerpo con la ayuda de un hacha para incendios disponible en el pasillo de acceso en aquel mismo piso; el hacha se abrió paso entre huesos, cartílagos y tendones con una eficacia terrorífica, separando brazos, piernas, torso y cabeza… lidiando contra el rigor mortis, una nomenclatura muy distinta a la del humano común y a que el filo del instrumento estaba romo. El cazador utilizo la misma alfombra de la oficina para enrollar el cuerpo en 3 distintos bultos, los cuales podría tirar por la rampa de basura y posteriormente subir al auto de forma más discreta… debía apresurarse; cuanto más mutilado esta un cuerpo, menos se demora en apestar.

17:55 PM, 20 de agosto 2014

Para aquel entonces Lorenzo y Anne habían tomado caminos separados… no hubo tal como una afectuosa despedida o un intercambio verbal extenso, no era el momento ni el lugar; había aún mucho por hacer… y al cazador le quedaba una última parada antes de que cayera la noche.
Una visita de cortesía…

-¿Quién está ahí?- Pregunta un afligido Edward Meissner al mismo tiempo que saco un revolver Colt desde la cajonera de su escritorio.

-Tranquilo Eddie…vengo en paz- Responde mostrando las manos en alto y saliendo desde atrás de uno de los libreros del estudio.

-Tu otra vez… ¿eres como un fantasma? o los de seguridad son unos incompetentes- deja el revolver sobre la mesa y se sirve otro trago -¿quieres un trago?-

-No gracias- responde y toma el arma que el señor Meissner dejo sobre el escritorio y abrió el conjunto de mecanismos que dejan ver el tambor… solo había una bala, las pretensiones de su propietario parecían más que obvias -Listo para el combate… ¿verdad?- Ironizo Lorenzo, era obvio que la única vida que Edward pretendía tomar era la suya propia.

-No tienes derecho a Juzgarme Sans Coeur…-

-No te juzgo Eddie… pero antes de poner una bala en tu cabeza deberías saber que Marie ha muerto- Deja el arma sobre el escritorio aunque con el seguro puesto, confiado en que con la muerte del hechicero seguramente el maleficio perdería su efecto.

-ya lo se… estoy vinculado a esa puta infernal ¿recuerdas? Ella necesitaba estar segura de que yo nunca la traicionaría y nos unió con el “Vouche del Morte”… solo es cuestión de tiempo para que muera yo también- Dice mostrándole el símbolo en su pecho

-Pero… tiene que haber una manera!- Replica Lorenzo, con un optimismo autentico aunque ingenuo -No la hay… llevo años buscándola sin éxito- Edward consiente de que su tiempo se acaba, encara al cazador una última vez, aproximándose a él y agarrándose fuertemente del cuello de su camisa, lo empuja haciendo que la espalda del joven golpee contra un librero… varios tomos caen al piso.

-La amas ¿verdad?- Le pregunta mientras su respiración se vuelve agitada y su rostro empieza a enrojecer

-Eddie… suéltame… te lo advierto!!- Aquella reacción no complacía en absoluto al joven cazador… ¿se refería a Anne? No iba a conseguir una respuesta abordándole de esa manera.

-RESPONDE-  Vuelve a golpearle la espalda contra el mueble -Edward maldición!! No quiero lastimarte- Le dice Lorenzo previniéndole, sin embargo no podía agredirle lo que pareciera un síntoma leve al principio estaba empeorando rápidamente -Eddie… ¿Qué te ocurre?- Pregunta, mientras lo ve sangrar de narices  y por las cuencas de los ojos… sus ojos estaban inyectados de sangre y su piel empezaba progresivamente a achicharrarse como si un calor infernal le consumiera desde las entrañas.

-TU… NO ERES LORENZO, NI ERES SANS COEUR… NO TIENES UN NOMBRE… NO TIENES FUTURO Y MUCHO MENOS UN PORVENIR…… SI LA AMAS ALEJATE DE ELLA…  AAAAAAAAAGGHHHHHHHHTT!!!- Grita entre histeria y dolor, mientras su aspecto se deteriora, se aleja de Lorenzo  abriéndose la camisa; El símbolo marcado en su pecho brilla con la intensidad de 100 soles rabiosos y súbitamente su cuerpo queda envuelto en llamas… los ojos y la piel son lo primero en consumirse a una velocidad que desafía a la lógica, el italiano no puede sino presenciar el horrendo espectáculo desde la impotencia estaba irremediablemente muerto desde antes que él pudiera siquiera pensar en socorrerle… pero lo peor de todo es que Edward había utilizado su último aliento de vida en decir lo que dijo -LA….c-CACERIA…soOLo AcABA-

Ocurrio en menos de un minuto…Ed Meissner se había convertido en cenizas y restos de osamentas calcinadas… El recuerdo de esta escena le perseguiría por el resto de su vida

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::Fin del Flashback::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

“La cacería solo acaba, cuando la muerte te reclama”

Lorenzo Castiglione… podía no ser su verdadero nombre, pero le gustaba…Tanto como le había gustado tomar duchas con agua caliente, el Creppe a la Jamon Serrano, vestir bien o dormir en sabanas de seda… tuvo su época de negación, pero incluso llego a considerar muy seriamente dejar el pasado atrás, conseguir un empleo honesto y dedicarse a lo que más le había gustado.

-Anne-

Se dio vuelta para encarar a quien le había enseñado que en esta vida existían cosas placenteras, que no todo requiere un análisis y que la cama no solo es para dormir…Todo lo que él quería en esta vida estaba justo en frente suyo. ¿En qué pesadilla diabólica un “te quiero” podía hacer a un hombre tan profundamente miserable?

-Es tiempo de que sigamos caminos separados- dijo a través de su inamovible y folclórica frialdad.
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Mar Sep 16, 2014 9:06 am

La indiferencia puede resultar sin duda alguna, una herramienta dócil y útil...un arma y un escudo a la vez, que si se sabe ocupar a discreción reprende la desesperación ante reacciones inapropiadas. La espuma jabonosa con aromas dulzones resbalaba por los rasguños, los moretones y la carne enrojecida. Su silencio misterioso se esfuma y Lorenzo se gira de un momento a otro, sin más elemento que su voz. Espero en silencio paciente a que me confirme con palabras aquella posibilidad que atormentaba mi alma y mis sueños desde hace unos días...y lo escucho atenta anhelando borrar y rebobinar su boca como si fuera una cinta mal grabada.

Intento no mirar aquellos ojos oscuros, más por mi bien que por el suyo...los bajos decibelios me perforan hasta el hueso, con aquella voz que resuena en mi cabeza de forma lenta y ponzoñosa, tan opaca y dura como la primera vez que nos vimos, en aquella tienda de armas.

Lorenzo Castiglione baja el telón sin compasión y de manera abrupta de aquel sueño que comenzó con aventuras, mentiras, riesgo y pasión... terminando con aquella mezcla irrefutable de emociones que aunque se deben evitar, son el más dulce y tentador veneno, tornando todo más complejo de lo que podía quizás imaginar.

-Caminos separados...

Muerdo mis labios y sonrío de soslayo a la vez que esquivo su mirada, degustando en calma el amargo sentimiento que produce el rechazo absoluto, ahora es tácito... ahora es directo.

-Deberías dejar de tomarme como una chiquilla malcriada, un "no te quiero", me habría bastado para comprender a lo que vas...

Menciono de forma irónica, imitando con dificultad inmensurable, el tono de su voz.. experta en conjugar los verbos de una forma gélida y plana.

"qué se debe decir cuando todo lo que realmente importa decide apartarse de tu lado?...como forzar la voluntad del otro sin comunicar una imagen lastimera? qué es todo aquello...qué es esta sensación de impotencia y tristeza que imposibilita respirar con normalidad?"

Mi pecho se agita de forma sutil, con aquellos suspiros breves que acompañan tradicionalmente a las lagrimas, pero ellas no caen... no hay lagrimas y no las habrá hasta saber qué es lo que está pasando; tranquilizo mi cuerpo, presionando mis manos contra mis muslos, conteniendo los temblores que son resultado de una tristeza nunca antes sentida y avanzo con dignidad falsa por la bañera a enjuagarme el cabello y la piel, rozando su cuerpo inevitablemente.

Todo en él me resulta en extremo lacerante. Deseo olvidar todo, desaparecer y hundirme en mi cama en plena oscuridad, pero no... comienzo a jugar de manera sádica con la herida abierta del dorso de mi mano derecha, concentrándome en aquella sensación de ardor, que me enfoca en todo lo ocurrido.

"cómo dejar que aquel asesino de almas se lave las manos sin siquiera dar alguna explicación?, es que acaso todo fue un juego mal interpretado donde uno moderaba sin compasión al otro?..."

-Eres muy mal actor, Castiglione...


Busco en mis recuerdos con pequeños flash alguna cuota de duda, detalles de algo que me de una idea clara de lo que pudo haber causado esto, pero lo único que soy capaz de reconocer son imágenes de discusiones, besos, pasión y disparos. Cada noche que compartíamos era muy superior a la anterior,  cada nuevo beso era más intenso que el último, y nuestras miradas secretas se habían tornado el medio de comunicación favorito. Me volteo y decido enfrentarlo. Toco su rostro con mis dedos hasta llegar a sus labios y prosigo a liberar mi curiosidad. Respiro y por fin después de unos minutos en que disparé con todo lo que venía a mi mente, medito un poco y me expreso interrogándolo.

-pero, supongamos que acepto esto...supongamos que decido alejarme de ti... dejarte libre y seguir mi camino...entonces, me concederías el saber qué demonios ocurre?


No cabía en mi cabeza que todo hubiera cambiado de un instante a otro, qué había ocurrido?, tenía que ver con el monstruo que había sido mi madrastra?, tenía que ver conmigo... con mi imprudencia? ansío que me hable, lo espero con impaciencia pueril y ahora, que el telón ha caído estrepitosamente, me siento más vulnerable que nunca.
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por lorenzo castiglione el Miér Oct 08, 2014 4:37 am

El agua continúo su caída desde la nuca y por encima de los hombros, llevándose los restos de jabón y shampoo a medias, Lorenzo no parecía exactamente pendiente de su higiene en ese preciso momento… un apretado nudo en la garganta estaba dificultándole su performance…Quizás ella tenía razón y era un pésimo actor ¿tanto se notaba que no deseaba dejarla? pero era necesario. Edward estaba en lo correcto, la cacería estaba lejos de acabar y tener a Anne en medio era irresponsable; y es que el nunca imagino que la castaña llegaría a despertarle el más remoto interés cuando decidió quedarse.

Pero había pasado y aunque fuera la elección más dolorosa que había enfrentado, prefería perderla que verle morir… como había ocurrido con Magdalena y con cada persona por la que hubiese desarrollado algún tipo de vínculo afectivo.

Y que equivocada estaba cuando puso aquella frase “no te quiero” en su boca… el joven cazador tuvo una muy pasajera sensación de decepción… es solo un “te quiero” frívolo, carente riesgo, muy por debajo de sus expectativas y también muy por debajo en la escala de lo que el sentía por ella.

-Es exactamente lo que debes… aceptarlo- le dijo apartando el rostro, impasible y cortante como en el primer día. Aunque ese gesto estaba costándole un amargo lamento interno, aprovecho que ella había dejado de estar del lado de la puerta cuando se enjuago el cabello y salió de ahí… No sabía que más agregar y tenerla frente a él, desnuda al mismo tiempo que intentaba ordenar ideas sentimentales era mucho más de lo que podía soportar; no era su negocio y más bien un talón de Aquiles de reciente hallazgo.

Se secó el cabello con una toalla tras abandonar la mampara y la ata a su cintura… quedarse en el baño podría significar extender la discusión así que se apresuró a retirarse… cual militar sobrepasado en resistencia enemiga, directo a la habitación de Anne… en una esquina del closet, oculto a la vista, estaba aquel paquete que había guardado pensando en que este momento llegaría.

Era una bolsa de basura revestida con cinta de embalaje que creaban un bulto pequeño… allí estaban… las mismas ropas con las que había llegado el primer día, Meissner se había deshecho de ellas como 3 veces y 3 veces el las rescato de la basura, probablemente ella sabía el significado de las mismas. Un jean gris oscuro que alguna vez fue negro, un subido que tenía algunas hilachas y un abrigo largo negro que en sus días de gloria podría presumirse como una prenda de moda… pero ya habían pasado 7 años desde entonces.

Termino de cambiarse y al apenas salir de la habitación volvieron a verse las caras en el pasillo que conectaba a las habitaciones entre sí. Los ojos celestes usualmente gentiles de la castaña estaban ahora castigándole con la mirada más severa y llena de disgusto que él hubiese experimentado en el corto periodo que llevaban juntos…no la había visto así ni siquiera el incidente de la fiesta… un pequeño espasmo en su parpado izquierdo hacia que una porción de su rostro tiritara de rabia.

¿Qué podía salir de quedarse allí parado frente a ella? En el mejor de los casos otra bofetada de las muchas que ya había recibido, en el peor un rodillazo en los testículos… retirarse era de nuevo la opción más sabia y así lo hizo. Tomo su arma que había dejado sobre la mesa y tras ocultarla bajo su abrigo salió del lugar; volviendo a ser el bicho raro del lobby… todos bien vestidos excepto el.
Cruzo la calle y se dio vuelta para dedicar una última mirada al balcón  del pent-house… esperando poder verla, pero esos detalles solo ocurren en las películas; ella no salió.

“Bienvenido de regreso al mundo de los mortales, Castiglione”

Sería una caminata de 8 manzanas desde allí hasta park Avenue, utilizar el automóvil para cada viaje estaba volviéndose una mala costumbre, de todas maneras, si algo positivo podía sacarse de la situación, es que dejaría de lado la pereza. Lorenzo se plantea mentalmente un cambio de actitud, que la cacería vuelva a ser el primero de sus objetivos… Al diablo con Anne Meissner, pudo vivir sin ella toda una vida ¿Por qué no podía hacerlo de nuevo?

Mucho más fácil decir que hacer; el Fantasma de Anne estaba al acecho en cada flyer, en cada dirección, en los nombres de las cafeterías; en cada juego de palabras Leanne, Amnesia, Annecy… esos detalles que solo ocurren en las películas, suelen tener sus excepciones y usualmente no son precisamente los detalles que uno disfruta, comenzó a llover… para cuando consiguió llegar a Park Avenue a una parada de auto bus que ofrecía un pequeño techo el Italiano estaba completamente empapado, se pudo percatar que alguien más le había ganado el asiento.

Gato:
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Se sentó a un costado y tras observarlo detenidamente, se dio cuenta que aquel felino era como una apropiada analogía de sí mismo -Mojado, perdido y solo… no ha sido una buena noche, ¿verdad colega?- lo tomo entre sus manos y le acaricio el lomo -No tienes por qué ofenderte, yo también- le dijo al mismo tiempo que observaba una gigantografia de Van Cleef & Arpels y la modelo era nada más ni nada menos que la mujer con quien había estado bajo la ducha hacia 20 minutos.

-Yo Tambien…-
avatar
lorenzo castiglione
Cazador
Cazador

Cantidad de envíos : 98
Puntos : 17571
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 14/01/2014

datos de personaje
Poderes:
Armas:
Experiencia en combate:
0/200  (0/200)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Anne Meissner el Miér Oct 08, 2014 2:43 pm

-Lorenzo...

Susurro intentando convencerme de que mis palabras tienen poder por sobre él, pero mi voz suena débil y tímida; con aquella ingenuidad de quien no desea ver lo que es real, de quien no desea y teme admitir el fluir de las cosas. Él se escabulle del contacto visual y del roce de mi piel para salir de la ducha, me rechaza como si fuera una desconocida, mientras yo permanezco bajo aquella lluvia cálida a la espera de algún gesto suyo, alguna consideración o explicación que me deje conforme... una que no llega.

"podrías mentirme si quisieras... te creería todo..."

Me siento tal cuál un cuenco vacío, ya no me queda más que agregar, he dicho todo lo que tenía en mi interior, he confesado y quedado expuesta a cambio de una orden de su parte con palabras afiladas.

"Es exactamente lo que debes… aceptarlo" 

Escucho el sonido cuando sale del baño y decido salir del agua, me cubro con la toalla de algodón a la vez que escucho el sonido de sus pasos que se mueven con precisión y luego de unos minutos...aparece el silencio.

Alertada, salgo del cuarto de baño con la esperanza de lograr lo imposible, porque algo en mi pecho me lo decía; podría llamarlo instinto femenino o quizás la noción de que había llegado la hora; era el tiempo en que todo debía volver a su lugar.

" tu lugar es aquì conmigo..."


Trago saliva y lo retengo antes de que pueda salir del pasillo, con  mis emociones en alerta y las ganas de retenerlo entre mis brazos, usar las típicas artimañas que eran tan comunes con otros que le precedieron y a la vez de gritarle de forma contradictoria cuan bien puedo estar sin él, que no lo necesito; todas esas ideas se mezclan y callo mi boca ante su imagen que me resulta perturbadora.

"Quién eres realmente Lorenzo Castiglione?..."

Silencio mi reproche frente a una mirada y una apariencia que me resultan referentes al pasado porque no es Lorenzo... No es mi Lorenzo. Su abrigo formal y anticuado, sus jeans gastados de color oscuro, sus botines con bastante uso... su mirada distante, la original... su mirada real. Ha recuperado todo lo que era en un  principio en tan solo minutos; la ropa que siempre había querido desechar, su pasado y sus facciones.

Espero de pie, con el cabello y cuerpo húmedo goteando sobre la alfombra, resignada a que él siga su camino y se aleje de mi.

El ascensor avisa su llegada con la campanilla, una que antes me encantaba escuchar, porque sabía que con ello significaba que mi amante volvía a casa y ahora... todo distaba demasiado de lo que fue. Titubeé unos segundos en que deseaba seguirle, pero me detuve. 

No se cuanto tiempo permanecí en ese estado de inconsciencia y parálisis, sólo sé que la noche había caído acompañada de la lluvia.
Suspiro con profundas tristeza y puedo imaginarlo caminando sin rumbo o quizás recuperando el camino perdido, mientras me acerco a los ventanales y apoyo mi frente y manos en el frío cristal.

El celular no ha parado de sonar con aquella melodía que ambos compartíamos. Deseo que se detenga, que no exista jamás y contesto el teléfono para cortar con el martirio.

-Srta Anne Meissner?
-si, con ella...Quién es?
-Srta Meissner, soy el oficial Johnsonn. Me encuentro en la casa de su padre. Lamento informarle que ha ocurrido una tragedia...su padre fue encontrado esta tar-

Suelto el teléfono y éste rebota sobre el tapete... no es necesario más explicaciones, todo llega de un solo golpe a mi cabeza, se unen los cabos sueltos y no quiero creer todo lo que ha ocurrido en menos de 24 horas.

"Estoy completamente sola...sola y perdida"

Mi palpitar se acelera y es sólo entonces que las lagrimas comienzan a correr sin cesar por mi rostro, me cubro con las manos y libero los sollozos que poco a poco ahogan mi respiración. Siento la urgente necesidad de tener a Lorenzo conmigo, de llamarlo y rogarle que regresara a mi lado, pero mi ego se resiste ante lo imposible y trato de consolarme ante lo que se avecina, cogiendo  nuevamente el teléfono.

-Oficial... voy en camino...
avatar
Anne Meissner
Humano
Humano

Femenino Cantidad de envíos : 156
Puntos : 17007
Reputación : 1
Fecha de inscripción : 16/04/2014
Localización : Manhattan

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Map of the Problematique (Lorenzo Castiglione)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.