Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Hasta que te conozco {Killian}
Jue Nov 20, 2014 7:39 am por Kaya Vasíliev

» Deberes y pendientes (Thor Hadarson)
Miér Nov 19, 2014 9:13 am por Lisbeth Rivers

» Resolviendo incógnitas / Anne Meissner - Basteth Kadesh
Mar Nov 18, 2014 2:17 pm por Adam Meissner

» Morning Ms. Clark {Emmy}
Mar Nov 18, 2014 3:51 am por Dorian Bordeaux

» Maybe a little more (Thomas Cooper)
Dom Nov 16, 2014 5:56 am por TJ Cooper

» VIP Exclusive Night (Brian Hoffmann)
Sáb Nov 15, 2014 8:57 am por Brian C. Hoffmann

» Prueba 0 Matt Coulson
Vie Nov 14, 2014 12:16 pm por Angelus Cooper

» Something Wicked this way comes [Anne Meissner]
Vie Nov 14, 2014 8:45 am por Anne Meissner

» A grandes males, grandes remedios [Dorian]
Jue Nov 13, 2014 1:37 am por Angelus Cooper

video del foro
foros hermanos


Afiliados Elite





Afiliados normales

ACTUALIZADAS AFILIACIONES 30/08
Licencia Creative Commons

New Vampire World creado por Angelus Cooper / AlexT. se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported.
El Rol New Vampire World está basado en una obra de creación propia de los administradores de NVW. La base sobre la que se sostiene New Vampire World tiene todos los derechos reservados a la administración y al creador del foro Ángelus Cooper. Cualquier tipo de plagio y/o manipulación de imágenes gráficas, historia, personajes o demás documentos será denunciado.



VISÍTANOS TAMBIÉN EN:

Premiados


MEJOR PJ MASCULINO
LORENZO CASTIGLIONE
MEJOR PJ FEMENINO
ANNE MEISSNER
MEJOR ESCRITOR/A
LISBETH RIVERS
MEJOR USER
NOMBRE PJ
¿Sabías que...
Emma le tiene fobia extrema a los hospitales?

Diario de la eternidad ( de Proteo )

Ir abajo

Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Invitado el Lun Sep 10, 2012 8:15 pm


Diario de Proteo


Caminamos entre la vida y la muerte, proteger o destruir, es lo que debemos elegir

He llegado a esta ciudad en busca de mi padre ¿ que oscuros secretos se esconderán en su misteriosa figura ? ¿ Por que nos abandono ? ¿ Sabe que existo ? ¿ Cual es el porque de mis capacidades superiores a un vampiro normal ? Espero contestar estas y muchas otras preguntas, llevo más de 400 años tras ellas, no hay tiempo para dudar o flaquear, es el momento de saber la verdad.


Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Invitado el Mar Sep 11, 2012 11:02 pm




Primera noche en NY

Me dirigí directamente hacia el local que me habían indicado, no se que esperaba encontrar exactamente, aunque era uno de esos pocos días de mi existencia en los que estaba feliz. Tras intentar ligar con una humana, era lo que yo creía, justo delante de su hermano, como siempre yo tan oportuno, me reencontré con mi querida amiga Rose Matthews, solo para enterarme que con quien había intentado ligar era su hija. Se me caía la cara de vergüenza, pero Rose conocía mucho de mi para saber lo que sentía en esos momentos. El coincidir con ella en esta ciudad, enterarme que se había casado y tenia dos hijos, realmente me alegro y me dio cierta envidia, recordándome lo que soy para el resto de los vampiros, recordándome que es algo que no podría tener nunca. Bueno, al menos ya tengo como contactar con ella, he conocido a su hija Rosy, de una belleza realmente delicada su hija, y a su hijo Patrick, que creo que no le caigo bien, algo lógico por lo sucedido. Una noche interesante para ser la primera en la ciudad.




Patrick

Lo conocí esa noche, hijo de Rose Matthews, bastante corpulento,abierto al principio, por lo menos hasta cuando metí la pata, algo normal en mi. No podría reprocharle su amenaza cuando intente ligar con su hermana, en realidad compartía ese sentimiento de sobreprotección sobre las personas que me importan. Puede que nos lleguemos a llevar realmente bien, aunque hemos tenido un mal comienzo, espero que me de la oportunidad de conocerme como realmente soy. Según Rose sería así, pero hay veces que dudo demasiado del resto de vampiros, salvo por ella y Aaron habria pasado mi existencia realmente solo, había sido traicionado por mi inocencia demasiadas veces, por eso la perdí tan rápido. Esperemos que pueda confiar en mas vampiros en algún momento y Patrick, es alguien en quien me gustaría llegar a confiar.




Rosy

¡Que pena que fuera vampiresa! Y para mas inri la hija de Rose, si es que yo si que se meter bien la pata, menos mal que Rose me conoce bien. No puedo negar que al enterarme de que era vampira, recordé a Alexandra. Al parecer se dedica a la música, de manera muy amplia la verdad, canta, toca la guitarra y el piano, compone y actúa... yo tenia suficiente con el piano, el órgano y cantar, aunque tampoco me dedicaba a ello, pero era de admirar su capacidad para la música cuando aun no tenia ni edad para beber, algo que me extraño, yo le habría puesto alguno mas,¿ me estaré haciendo viejo ? Parece que no entendió el concepto de mi trabajo, odio la palabra matón y la usa demasiado conmigo.





Rose Matthews

Mi querida Rose, hace un siglo que la conozco y aun sigue pareciéndome una de las mujeres mas atractivas que había conocido, aun después de tanto tiempo sin verla. Nunca ha pasado nada entre nosotros, aunque cuando nos conocimos estuviera apunto de pasarlo, puede que eso provocara que nos hiciéramos tan buenos amigos. Cuando la vi aparecer y encaje las piezas, casi me da algo... Rose ahora esta casada y tiene 2 hijos, Rosy y Patrick. Se mostró bastante comprensiva con mi metedura de pata, supongo que porque sabia lo de Alex. Creo que tengo que dar gracias al destino, en esta ciudad, donde se esconde la ansiada respuesta, me había reencontrado con ella, la única vampiresa en la que confiaba.

Me ayudara con la fiesta, algo que me viene de lujo, es la ultima parada y Rose aun no sabe cuanto me esta ayudando con lo que va a hacer, creo que debería contárselo, ahora que tengo su móvil y vivimos en la misma ciudad... estoy seguro de que no tardare demasiado.

Tema de referencia: Tarde aburrida.... noche de fiesta


Última edición por Proteo el Vie Sep 14, 2012 4:46 am, editado 1 vez

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Invitado el Jue Sep 13, 2012 9:28 pm

Sueño por un reencuentro

Entraba en aquel local, disfrutando del ruido del ambiente, disfrutando de aquellos mortales que gritaban, reían y bebían. El espeso humo del tabaco fluía como inmensos ríos por el aire de aquel lugar, era uno de los mejores lugares de las costas mexicanas y los humanos eran capaces de venir de diferentes ciudades. Me dirigí directamente a la barra, paseando la mirada por el resto de clientela, solo había un par de mujeres y no eran de las mas agraciadas, lo que hizo que chasqueara mi lengua antes de pedir mi consumición al camarero.

Sonreí al tomar mi copa recordando a aquel joven vampiro, Aaron, al cual había ayudado con un pequeño problema que tenía hacia un par de semanas. Deguste mi bebida antes de volver a sonreír, era tan joven para trabajar en este circulo que incluso me enternecía o quizás fuera su historia, quien sabe, sin embargo sabía que el conocerle había ayudado a mi maltrecha mente, llevaba demasiado tiempo solo, aislado de cualquier otro ser, negándome la oportunidad de ampliar mi inexistente circulo de amigos, por lo menos hasta que llego él. El sonido del piano me saco de mis pensamientos, acariciando mis oídos antes de rasgarlos por la torpeza del hombre que se encontraba tocándolo, realmente parecía un piano bien afinado, no del todo malo, pero aquel humano no sabia ni presionar correctamente las teclas. Tomando mi copa, me acerque hacia el, ya que no iba a encontrar una buena compañia esta noche, podía aprovechar para tocar yo mismo el piano, me sentía feliz y había que celebrarlo.

Disculpe - interrumpiendo al pianista cuando ya me encontraba lo suficientemente cerca para ello - ¿ no cree que sería mejor que dejara tocar a alguien que sabe ? - normalmente no era tan borde, pero un mal pianista conseguía chirriar los engranajes mas duros de mi mente.

¿ Acaso crees que lo puedes hacer mejor ? - me increpo, mirándome de arriba a abajo, otra de esas noches que había elegido mi cómoda ropa de lino claro - ¿ Que eres ? ¿ un criado ? - riéndose tras su mofa por mi indumentaria.

Solo quien va a enseñarte como se toca un piano de verdad - tomando un poco mas de copa antes de dejarla en una mesa baja pegada al piano, empujando tras ello con mi manos libres a ese hombre clavando un fría mirada de desprecio en sus ojos. Si hubiera sido un vampiro el que me hubiera hablado así, le habría arrancado la lengua. Tal vez fue que viera dibujado en mi rostro esa posibilidad o que se sorprendiera de la facilidad con la que me moví, ya que aunque me sacaba media cabeza, no emitió palabra alguna dejándose apartar para levantarse finalmente del banco del piano.

Tengo que reconocer que ahora quería humillar a ese torpe humano, clavando mi mirada con un exceso de confianza en sus pardos ojos, comenzando a tocar la misma canción que pretendía tocar él con anterioridad. La mayor diferencia es que mi interpretación no tenia fallos, dejando fluir la música con los suaves pero decididos movimientos de mis manos sobre las teclas del piano. Riendo de satisfacción al ver dibujada una mueca de sorpresa y recelo en su rostro - Hay quien vale y quien no - zanje aquel tema con ese humano, girando de nuevo mi rostro hacia el piano, no es que necesitara mirar el teclado, mis manos mantenían en su memoria donde se encontraba cada nota musical, pero prefería llegar a disfrutar de la música, cerrando los ojos mientras mi cabeza comenzaba a moverse al son del piano.

No sabría decir cuantas canciones toque, ya que las enlazaba unas tras otra, adoraba tocar el piano y en pocas ocasiones lo hacia, así que no iba a desaprovechar la ocasión. Sin embargo, lo que si puedo decir, es que conforme deje de tocar era la tercera copa la que tomaba en mi mano, percatándome entonces de que a lo mejor había estado una hora tocando el piano sin percatarme de ello. Mire a mi alrededor, algunos mantenían sus miradas en mi, interesados en escuchar mas de mi música, otros armaban bullicio en diversas conversaciones, otro bebían a solas en la barra... espera... esa mujer no estaba antes, frenando mi mirada en ella, bebiendo algo de mi copa, realmente aquel vestido conseguía definir más que perfectamente su figura. Así que, ignorando las miradas de reproche al abandonar el piano de varios de los clientes, me dirigí hacia ella, extrañamente estaba sola en la barra y era algo que pretendía aprovechar.

Al llegar a ella, la encontré de espaldas a mi, observándose en un pequeño espejo de mano, a través del cual pude observar su rostro incluso antes de que se girara. Una tersa y pálida piel, unos labios tan apetecibles, una profunda mirada con cierto cariz felino que de repente se enlazo con la mia utilizando aquel espejo - ¿ puedo ayudarle, pianista ? - su voz sonó tan juguetona como seductora, algo para lo que no estaba preparado, normalmente era yo el que sorprendía a la otra persona. Tome el resto de mi copa de un solo trago, mas para reaccionar que por sed - Tal vez, tomándose algo conmigo - sugerí poniéndome ahora junto a ella, dejando mi copa vacía en la barra. Sonaría atrevido y directo, pero era algo que poco me importaba en estos días al menos mientras mantuviera la educación, algo que siempre hacía.

¿ Le gusto ? - pregunte mientras me apoyaba en la barra, haciendo una señal al camarero para que llenara mi copa y la de la señorita mientras dejaba el dinero encima de la barra - Hoy me sentía inspirado - girándome hacia ella para mostrarle mi perlada sonrisa, contestándola ella con una risilla conforme se giraba hacia mi - ¿ o tal vez quería humillarlo ? - sonriendo con sus palabras mientras mantenía la conexión de nuestras miradas, con esos ojos color miel cargados de picardía y curiosidad.

No me gusta la gente que me menosprecia - encogiéndome de hombros manteniendo la sonrisa - y ya cuando aporrean un piano en vez de tocarlo - echando a reír tras mis palabras, tomando la copa que me había servido ya el camarero - Mi nombre es Albert - tomando su mano, para besarla suavemente mientras mantenía mi mirada fija en la de ella. A lo que respondió riéndose de nuevo, ahora sonando algo mas complacida, quien sabe si por mi respuesta o la forma de presentarme - Soy Rose - inclinándose un poco al decirlo, como respondiendo al beso que le había dado en su mano.

Las horas pasaron, sin separarme apenas de ella, incluso cuando volví a tocar el piano se encontraba junto a mi. No sabría decir en que instante pase de ser el único interesado, al menos aparentemente, a que fuera algo mutuo, indiscretas miradas cruzadas, suaves roces de nuestras manos, dulces palabras susurradas... Cuando salimos de aquel local, yo esperaba que me llevara a su casa, sin embargo nos encaminamos al callejón mas cercano, algo que me extraño pero no le dí importancia, sin embargo me hizo sonreír, tal vez la pasión guiaba los pasos de ella, ya que fui yo el que acabo colocado contra la pared del callejón, sintiendo el contacto de su piel contra mi ropa, observando con deseo como se acercaba lentamente, eliminando la distancia existente entre nuestros labios. El tiempo parecía haberse detenido, no había tanta distancia entre nuestros labios pero se me hizo extremadamente larga.

En el mismo instante que sentí sus labios en los mios, supe que era una vampira, al igual que ella descubriría que yo también lo era. Aun tras mi promesa y mi firme convicción, no pude cortar ese beso, sabia que iba a ser el único y al menos quería aprovecharlo de verdad. Nuestros labios tardaron bastante en separarse, dando gracias en estos momentos por no necesitar respirar, fue un beso lento... suave... dulce... tan largo que varios humanos habrían muerto en el intento, pero no quería terminarlo, sabia que al hacerlo ya no podría repetirlo...


Me desperté recordando ese beso, acariciando mis labios con los dedos, todo había sido un sueño, un recuerdo que terminó de formarse en mi mente. Por mucho que yo deseara estar con ella, no podía, aun recuerdo cuando frene sus labios con uno de mis dedos, reconociendo que tuve que hacerlo con un gran esfuerzo, para explicarle el porque, recordando lo que era, contándole aquella vieja historia de jóvenes enamorados que acaba mal, solo por dejarse guiar por el amor. Una historia que había marcado mi existencia.

Puede ser que el propio hecho de que no llegara a pasar de ese beso hiciera que confiáramos tanto el uno en el otro, no solo se convirtió en mi única amiga vampiresa, se convirtió en mi confidente y, aunque no lo quisiera o supiera, en mi nueva protegida. Todo esto me recuerda demasiado a Alexandra y el incidente... creo que es momento de ir de compras y dejar los recuerdos en el pasado.


Naranja = Proteo
Verde = Pianista desafortunado
Rojo = Rose Matthews

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 22, 2012 8:11 am

Un día de compras
Decidí ir a comprar algunos trajes, no creo que estuvieran muy de moda las últimos que me había comprado. El centro comercial estaba abarrotado y deambule durante horas, nunca se me ha dado bien comprar ropa. Menos mal que conocí a Ángel, me ayudo con los trajes y nos tomamos un café. Durante toda la tarde sospeche que podía ser un vampiro, pero eso quería decir que podía andar a la luz del sol y a lo mejor simplemente era mi deseo por saber quien es mi padre. Sin embargo, por su reacción al ver el nombre de Rose me dejo demasiado claro que era un vampiro, algo que no me importo en ese momento, estaba mas bien ofendido por sus palabras ya que para los de mi profesión la propia reputación lo es todo, o tal vez fue por su mala reacción por mi querida amiga, bueno no se porque sera, pero me cabree mas de lo que debería haberlo hecho. Ahora tengo dudas que necesitarían respuestas, una pena que yo no tenga su teléfono, esperemos que me llame en algún momento, recuerdo que le entregue una tarjeta antes de mi repentino cabreo.




Ángel o ¿ Ángelus ?

Un vampiro bastante educado, con buen gusto para la ropa y bastante atento, sin embargo no termino de agradarme esos comentarios sobre mi profesionalidad, algo bastante apreciado en mi trabajo. Por dejarme llevar por mis emociones, algo que no suelo hacer nunca, deje escapar la posibilidad de preguntar muchas cosas, dudas que ahora me corroen por dentro ¿ Como podía caminar a la luz del sol ? De alguna manera puede estar relacionado con mi padre o darme mas pistas sobre quien pudiera ser ¿ Por que esa extraña reacción al reconocer el nombre de Rose ? Al entrar en las relaciones personales tengo que reconocer que suelo ser bastante patoso y no se como llegar a preguntarle a Rose, a Ángel o Ángelus le afecto bastante, cambiando drasticamente tanto su comportamiento como su forma de hablar. Espero que me llame, tiene mi tarjeta aunque dudo haber causado una buena impresión.


Tema de referencia: ¿ Nuevo vestuario ? ¿ o no ?

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Invitado el Vie Mar 22, 2013 1:06 pm

Una noche mas que interesante

Una noche que empezó siendo de lo mas anodina, incluso para ser una de esas pocas noches en las que salia de "cacería" y diversión, acabo convirtiéndose en una de las noches mas especiales en mas de 4 siglos. Al principio incluso me molesto que hubiera acabado empapado de alcohol a una hora tan temprana, pero viendo a la mujer que había derramado su copa sobre mi, encima por culpa de un tercero, aquella molestia paso desapercibida durante el resto de la noche... salvo en ese juego picaresco y seductor que llevo conmigo.

Si soy sincero no se cuanto duramos en aquel bar, bailamos durante un rato en la pista de baile, un par o tres de canciones, tampoco sabría decir ahora mismo, para luego acabar en una mesa mas privada, mas tranquila para poder hablar entre nosotros, compartir aficiones... pero parece que el deseo que nos embargaba a ambos era demasiado fuerte como para poder contenernos demasiado, acabando por dejar aquel bar para ir a su casa y terminar poniéndole la guinda a esa noche que cada vez era mas perfecta. Aunque muy a disgusto tuve que irme a primera hora de la mañana, mas por la necesidad de sangre que otra cosa... y aunque normalmente no solía volver a tener contacto con ninguna humana después de una noche... esta vez fue diferente, dejandole sobre la mesilla mi numero de teléfono privado, la primera vez que ansiaba volver a ver a una humana, haciendo oídos sordos a mi retorcida mente que me recriminaba mis actos... que si eramos sinceros eran bastante impropios de mi.





Skyler

Una impresionante humana, con una sonrisa embriagadora y unos ojos en los que podías sumergirte y morir felizmente ahogado aun sin necesitar respirar. Una mujer con carácter, energía, fuerza y determinación, derrochando sensualidad por cada poro de su piel... No se que tiene, no se que ha hecho conmigo, pero ha conseguido que piense en ella a todas horas... incluso ahora mientras escribo en mi diario solo puedo pensar en sus tentadores labios, en su tersa y candente piel, en la profundidad de su mirada... Ha conseguido que rompa mis viejos hábitos, realmente deseo tanto volver a verla que mi malévola mente no hace mas que echarmelo en cara... ¿ estaré traicionando a Alex ? ¿ estaré manchando el recuerdo de ese amor tan puro que nos unió a ambos ?

Con la muerte de Alex me negué el amor... con la llegada de Skyler ha abierto de nuevo esa puerta... y tengo miedo de no estar preparado para cruzarla y miedo de llegar a cerrarla... es la única explicación a la forma de comportarme con ella.

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Diario de la eternidad ( de Proteo )

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.